La Navidad, un momento para la reflexión, el amor y la nostalgia

salud-ediciones-squareCuando un año se acaba, es momento de reflexión, de análisis, de valoración. También de nostalgia a causa de aquellos acontecimientos que nos dejaron más profundamente marcados, o aquellos objetivos que, por las razones que sea, se escaparon de nuestras manos.

Sin embargo, incluso en estos casos, el nuevo año nos depara siempre una nueva oportunidad. Y ese es el mejor deseo que desde Salut i Força podemos transmitir a nuestros lectores: el de que 2017 suponga para todos un abanico de oportunidades, de posibilidades, de opciones, para gozar de la vida, para estar junto a quienes más queremos, para que no pasemos necesidades, para que la salud nos acompañe, y para que seamos, al menos en la medida que resulte factible, felices.

La Navidad constituye un acontecimiento que reúne a familiares y amigos, generalmente en torno a una mesa, para intercambiarse buenos deseos y hacer votos por un año próspero y feliz. También en Salut i Força queremos sentar a una mesa imaginaria a los lectores que vienen acompañándonos durante todos estos años de trabajo, en los que hemos tratado de ser fieles a nuestra condición de medio de comunicación dedicado específicamente a la divulgación de la sanidad, la medicina y la ciencia. En esta mesa, que pese al carácter imaginario anteriormente mencionado no tiene nada de ficticia, ocupa un lugar preponderante la estima que sentimos por todos ustedes. Son muchas páginas, muchos artículos, muchos reportajes, muchas entrevistas, siempre con la salud como eje neurálgico de esta tarea periodística. Nuestra finalidad ha sido siempre, y lo seguirá siendo mientras el proyecto que encabezamos continúe latiendo, ayudarles a estar más sanos, y a ser más felices.

Porque ningún patrimonio humano es más importante que la salud. No olviden esta incontestable verdad, que en Navidad se hace más presente que nunca, ya que una situación de enfermedad, de dolor, o de angustia se transforma en especialmente insoportable durante estas fechas.

En cierta manera, es como si el mundo, en toda su plenitud y diversidad, se nos abriera de par en par frente a una ventana, tras la cual estamos nosotros sin la posibilidad de participar plenamente del jolgorio general. Esa es la clave de la soledad que algunas personas experimentan en Navidad. Aun así, desde Salut i Força, queremos decirles que no están solos, en absoluto. Nuestra compañía y nuestro aliento permanecen inalterables a su lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar