Una espalda para toda la vida

escoliosis

Cuando se producen desviaciones de este alineamiento normal de la columna vertebral es cuando pueden producirse deformidades que se conocen como cifosis, deformidad en lordosis o escoliosis. La observación de estas anormalidades es vital para su corrección.

La escoliosis es deformación consistente en una curvatura lateral de la columna vertebral. Esta curvatura lateral se combina con una rotación de las vértebras afectadas. La deformidad produce una torsión de la columna al estar una vértebra rotada respecto a la contigua.

La escoliosis ideopática es aquella cuya causa es desconocida, lo que en esta enfermedad sucede en el 80% de los casos. El resto, un 20% deriva de anormalidades congénitas, alteraciones neurológicas, condiciones genéticas, enfermedades metabólicas, fracturas y otras causas que generan escoliosis.

La escoliosis ideopática se clasifica en cuatro categorías: infantil de 0 a 3 años, juvenil de 4 a 9 años, del adolescente de 10 a 18 años y del adulto una vez finalizado el crecimiento, por encima de los 20 años. Se estima que un 0,2% tiene una escoliosis que necesite un tratamiento.

El traumatólogo puede iniciar el proceso de diagnóstico realizando el test de inclinación de Adams. El paciente se flexiona hacia delante con los brazos extendidos y las rodillas rectas. Si hay asimetría del tronco mirando desde atrás o desde delante y además mirando desde un lado, se ve cifosis o lordosis.

Puede detectarse también una desigualdad en la altura de los hombros, un mayor espacio entre el codo y el tronco, algún abultamiento en una cadera, en la pelvis o el pecho. Hay que hacer un examen neurológico evaluando la función de los músculos y nervios de brazos y piernas.

Una radiografía de toda la columna será útil para determinar el problema pero para evitar exceso de radiación los especialistas solo la prescriben cuando hay evidencia de deformidad. Se descartarán así anomalías congénitas, degenerativas o tumorales en el paciente.

El tratamiento dependerá de la edad del paciente. En casos de escoliosis infantil se observa que la mayoría se resuelven espontáneamente con el crecimiento, aunque para descartar problemas se han de hacer observaciones cada seis meses. El uso de corsés y cirugía es infrecuente en esta edad.

La escoliosis puede progresar rápidamente, especialmente a partir de los 5 años. En algunos casos se aplica un tratamiento con corsés. La cirugía se indica si no se puede controlar la curva con medidas ortopédicas. La cirugía en una columna inmadura reducirá la altura pero el saldo es positivo.

Para la mayoría de pacientes adolescentes con escoliosis idiopática la observación será el único tratamiento necesario. Las alteraciones pulmonares y cardiacas solo se producen en curvas torácicas graves por encima de 100º y que aparecen antes de los 5 años de edad, explican los especialistas.

La gran progresión de la curvatura se suele producir en la pubertad. Para aplicar un tratamiento hay que valorar la madurez ósea, la magnitud y localización de la curva y la progresión. Las curvas torácicas tienen mayor potencial de progresión que las curvas toracolumbares y lumbares.

El corsé tiene por primer objeto detener la progresión de la curva. Curvas de hasta 20º no lo precisan. Entre 20º y 30º con 5º a 10º de progresión se deberían simplemente observar y documentar ya que en muchas ocasiones no progresarán. Para curvas mayores de 30º el objetivo es no alcanzar los 40º.

La cirugía es el último recurso ante la escoliosis, indicada en los pocos casos de curvas torácicas de 45 a 50º con evidencia de progresión tras el crecimiento. Las curvas toracolumbares son las más deformantes y las que más problemas causan en la vida adulta. Se deben intervenir si llegan a 40-45º.

tipos-escoliosis

Comments
  1. crisbeily | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar