No hay comentarios

La mayoría de la población sabe que el cáncer de pulmón es el tumor con mayor tasa de mortalidad en España, según el estudio ABEX

Uno de los gráficos del estudio.

El Estudio ABEX sobre la Percepción de la Población Española sobre el Cáncer de Pulmón ha revelado que la mayoría sabe que el cáncer de pulmón es el tumor con mayor tasa de mortalidad en España. El 45% de los encuestados cree que el cáncer de pulmón es hereditario y uno de cada tres piensa que el consumo de cigarrillos light y/o el uso de dispositivos electrónicos disminuye el riesgo de padecerlo.

Fumar representa el factor de riesgo más asociado al cáncer de pulmón, por eso, “No Fumar” supone la pauta de prevención más repetida por los entrevistados. Más de la mitad de los españoles elegiría ser intervenido con cirugía robótica mínimamente invasiva para abordar este tipo de tumor gracias a que mayor precisión, incisiones más pequeñas y un menor riego de infecciones son las ventajas asociadas a estas intervenciones.

El cáncer de pulmón es el cáncer más común que afecta tanto a hombres como a mujeres. A nivel mundial, constituye una de las principales causas de mortalidad con aproximadamente 1,8 millones de muertes en el año 2020 de acuerdo con los datos proporcionados por la International Agency for Research on Cancer (IARC).

En España, se diagnostican unos 30.000 nuevos casos de cáncer de pulmón cada año, siendo el tumor con mayor tasa de mortalidad con 23.000 fallecimientos en 2020, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Coincidiendo con la celebración del Día internacional de la lucha contra el cáncer de pulmón, que se celebra el 17 de noviembre, ABEX Excelencia Robótica ha elaborado el estudio sobre el nivel de conocimiento.

Así, 9 de cada 10 encuestados son conscientes de la gravedad de esta enfermedad y creen que la tasa de mortalidad del cáncer de pulmón es alta o muy alta, colocando a este tipo de tumor en el primer puesto como causante de fallecimiento, por delante del cáncer colo-rrectal, páncreas, mama y próstata. Estos datos coinciden con los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Las cifras de la SEOM señalan que los tipos de cáncer responsables de una mayor mortalidad son el de pulmón (20%), el colo-rrectal (15%), el de páncreas (7%), el de mama (6%) y el de próstata (5%). En cuanto a la incidencia, el cáncer de pulmón se diagnostica normalmente hacia los 65-70 años de edad y predominan los hombres con un 80% respecto al 20% de pacientes femeninas.

Estos datos oficiales también coinciden en buena medida con la percepción de los encuestados. A pesar de ello, existe un alto desconocimiento sobre su sintomatología, tratamientos y esperanza de vida habiendo muchas leyendas urbanas en torno a esta patología.  El 45% cree que el cáncer de pulmón es hereditario y uno de cada 3 piensa que el uso de cigarrillos light o cigarrillos electrónicos disminuye o evita el riesgo de padecerlo.

Sin embargo, 8 de cada 10 sí cree que los fumadores pasivos tienen riesgo de desarrollar un cáncer pulmonar. Otro de los mitos se refleja en que más del 60% de los encuestados asocia el cáncer de pulmón con la dificultad para respirar, las infecciones como bronquitis y neumonía recurrentes, la fatiga, la tos, la pérdida de peso, el dolor en el pecho, la ronquera y el silbido de pecho.

Pero la realidad, es que el cáncer de pulmón es una patología silenciosa en sus primeras etapas y en muchos casos se descubre de forma casual al realizar una radiografía o un TAC por otros motivos. Según el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), “el tabaco es el principal factor de riesgo del cáncer de pulmón. El 90% de los nuevos casos se detectan en personas fumadoras”.

En este sentido, prácticamente la totalidad de los encuestados (96%) es consciente de la relación directa del consumo de tabaco con el riesgo de padecer este tipo de cáncer. De ahí que el tabaco represente el factor de riesgo más asociado al cáncer de pulmón por parte de los encuestados, seguido de las exposiciones a sustancias químicas o minerales radioactivos.

Por tanto, la pauta de prevención más repetida por los españoles es la de “No Fumar” (supone el 63% de las observaciones recogidas), seguido, con un 16%, por llevar un estilo de vida saludable (que engloba hacer deporte, vida sana y dieta sana), evitar la contaminación (7%) y la realización de revisiones médicas (7%), lo que demuestra que la población tiene claro cómo prevenir el cáncer de pulmón.

A la hora de valorar los tratamientos disponibles, los encuestados identifican como los más frecuentes: la quimioterapia (91%), la radioterapia (74%), la cirugía tradicional abierta (39%) y el trasplante de pulmón (37%). Además, ante el hipotético caso de que el entrevistado hubiera sido diagnosticado de cáncer de pulmón, casi por unanimidad, un 95% decidiría operarse, ya sea a través de cirugía abierta, laparoscópica o robótica.

De estos datos, es destacable que más de la mitad elegiría ser intervenido por cirugía robótica mínimamente invasiva (un 58%), convirtiéndose en la primera opción de cirugía, muy por delante de la laparoscópica (38%) y de la cirugía abierta (41%).  Y es que cuando el tratamiento del cáncer de pulmón requiere una cirugía, el paciente tiene una alternativa en la cirugía mínimamente invasiva realizada con el sistema robótico da Vinci.

Este sistema tiene una gran precisión ya que su óptica permite aumentar hasta 10 veces y ver los órganos en 3D, lo que permite al cirujano trabajar con gran fiabilidad y eficacia. Frente a una cirugía abierta, el robot guiado por el cirujano, realiza solo 4 pequeñas incisiones de un centímetro, lo que supone importantes beneficios para el paciente. Las ventajas asociadas a este tipo de abordaje son una mayor precisión y fiabilidad en la eliminación del tumor.

También es destacable que las incisiones son más pequeñas con una recuperación más rápida y un menor riego de infecciones. El sistema robótico da Vinci se ha convertido en una solución excelente para abordar el cáncer de pulmón. Ante la detección de un cáncer de pulmón, un 65% de los encuestados experimentaría preocupación por la familia, miedo (63%), incertidumbre (41%) y ansiedad (34%).

7 de cada 10 de los encuestados aceptarían la noticia y empezarían cuanto antes la terapia que le indicara el médico (aquí es significativo la mayor predisposición de los hombres con un 73% de los casos frente al 64% de mujeres); mientras que un 26% lo aceptaría pero buscaría otra opinión médica para corroborar y no tomaría una decisión solo.

A la hora de comunicar la enfermedad un 64%, se lo contaría primero a su pareja. En este punto, también es muy acentuada la diferencia de género, ya que el hombre se lo contaría en primer lugar a su pareja (74%) mientras que la mujer se lo contaría a su pareja en un 55%, y también se lo contaría a sus padres (23%), a su mejor amigo/a (8%) y a los hijos (7%). Destaca que un 10% de los encuestados no se lo contaría a nadie.

Con este estudio, ABEX Excelencia Robótica busca concienciar a la población española sobre la importancia del cáncer de pulmón, en primer lugar recordando la necesidad de llevar unas prácticas saludables, como no fumar. Y en segundo lugar, dar a conocer la alternativa que supone la cirugía mínimamente invasiva en el caso de que sea necesaria una intervención quirúrgica para extirpar el tumor maligno de pulmón, el más mortal en España.

Nacida en 2016, ABEX Excelencia Robótica es una empresa española que opera en la Península Ibérica, para la distribución del sistema robótico da Vinci. Es parte del grupo ab medica, empresa italiana fundada en 1984, líder en la producción y distribución de las tecnologías médicas más innovadoras y punto de referencia en la cirugía robótica.

Ab medica ha adquirido un papel destacado en el campo de la investigación y el desarrollo, con importantes proyectos y soluciones en sectores como genómica, ingeniería de tejidos, en los que trabaja junto con universidades, centros de investigación y laboratorios científicos internacionales. El sistema robótico da Vinci es la tecnología más avanzada hoy en día para la cirugía mínimamente invasiva que está revolucionando el sector hospitalario.

Más de 90 centros en España cuentan ya con esta ayuda en sus quirófanos con el que realizan cirugías urológicas, cirugía general, de ginecología oncológica, otorrinolaringología y cirugía torácica, entre otras. Con esta técnica, el cirujano no opera directamente sobre el paciente, sino que lo hace sentado en una consola desde donde maneja virtualmente los instrumentos necesarios para cada intervención.

La visión en tres dimensiones con un aumento de hasta 10 veces, permite al clínico trabajar con una gran precisión. El sistema traduce los movimientos de las manos del médico en impulsos que son trasmitidos de forma literal a los brazos robóticos permitiendo llegar a zonas de difícil acceso. Las ventajas son incuestionables en términos de precisión, aumentando el control y reduciendo las pérdidas hemáticas.

Con el sistema robótico es más fácil el acceso en anatomías complicadas, se tiene una excelente visualización de los puntos de referencia anatómicos y se elimina el temblor fisiológico o movimientos involuntarios del cirujano, así como el cansancio postural tras largas horas de intervención. Estas ventajas repercuten en un mejor y más corto periodo post-operatorio, menos dolor y menos posibilidades de infecciones.

Acceda al estudio ABEX en ABEX_RESUMEN DEL ESTUDIO

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.