No hay comentarios

Juaneda Hospitales, pionera en la sanidad privada en la instauración del protocolo Fast Track que reduce a un tercio la recuperación tras una ‘gran cirugía’

Los doctores Edwin Rodríguez, anestesista, y Yumaira Hernández, uróloga, responsables de la implantación de este protocolo.

Juaneda Hospitales es pionera en la sanidad privada en la instauración del protocolo Fast Track que reduce a un tercio la recuperación tras una gran cirugía. El protocolo ha sido aplicado por primera vez en un hospital privado balear, en una cirugía urológica compleja, por la uróloga Yumaira Hernández y el anestesista Edwin Rodríguez.

El paciente no ayuna, se levanta y bebe a las 6 horas, ingiere sólidos a las 24 horas y se va a casa a los 5 días, cuando antes hubiera estado 15 o más hospitalizado, todo ello dentro de un cúmulo mucho más amplio de ventajas que incluye un mejor control del dolor post operatorio y una reducción significativa del estrés antes de la intervención y durante la recuperación post quirúrgica.

Un equipo multidisciplinar de Juaneda Hospitales, liderado por la uróloga, Dra. Yumaira Hernández y el anestesista, Dr. Edwin Rodríguez, ha aplicado, por primera vez en la sanidad privada balear este protocolo Fast Track en una cirugía compleja. Este protocolo reduce el estrés del paciente, mejora el posoperatorio y reduce a un tercio el periodo de hospitalización.

«Juaneda Hospitales es el primer centro privado balear en implantar este protocolo de recuperación multimodal», explica la Dra. Hernández, que en estos momentos solo se aplica en el Hospital de Manacor, de la mano del equipo de Urología del Dr. Joan Benejam, que es al mismo tiempo uno de los urólogos de referencia de Juaneda Hospitales.

El protocolo Fast Track es aplicable a todas las llamadas ‘grandes cirugías’. Su desarrollo –ahora en implantación en Juaneda Hospitales –afecta a cirujanos, anestesistas, enfermería quirúrgica y de planta, profesionales sanitarios de UCI y de reanimación, nutricionistas y farmacia hospitalaria. Es «un protocolo de recuperación multimodal», explica la Dra. Hernández.

Los resultados, fruto de aplicar una serie de medidas perioperatorias, son impresionantes: «En el caso de un paciente sano, colaborador y si todo va bien, se puede ir a casa en 5 días, cuando antes eran necesarias incluso hasta 3 semanas de hospitalización», explica la Dra. Hernández, quien explica que también tienen otras muchas mejoras de su calidad de vida en el proceso:

«Los pacientes no llegan en ayunas, no sufren estrés, a las 6 horas tras la operación se levantan y empiezan a moverse. También a las seis horas ya se les dan líquidos y al día siguiente alimento sólido, cuando antes estaban tres días en ayuno total, intubados y con sondas nasogástricas, con sensación de enfermedad.

«Esta sensación generaba estrés y ralentizaba la recuperación, especialmente en pacientes ancianos que perdían mucha masa muscular e incluso se desorientan al estar encamados», explica la especialista de Juaneda Hospitales, que junto con el equipo de anestesistas que dirige el Dr. Edwin Rodríguez, han comenzado la implantación de este modelo.

Y es que el protocolo incluye que durante la intervención quirúrgica se haga un abordaje diferente de la anestesia, mediante la colocación de un catéter epidural, por el que se dispensa una anestesia con medicamentos no opiáceos, con un enfoque novedoso liderado por el jefe de Anestesia de Juaneda Hospitales, el Dr. Edwin Rodríguez.

Esta anestesia, relata la Dra. Hernández, es mucho menos agresiva con el paciente «ya que al evitarse los opiáceos, que afectan al funcionamiento de los intestinos, la recuperación es mucho más rápida». Ese catéter se conserva durante las primeras horas del posoperatorio y en muy poco tiempo el paciente puede recibir ya analgésicos por boca y gana en calidad de vida.

La aplicación del protocolo permite que el paciente pase directamente de quirófanos a planta, ahorrándose el paso por la Unidad de Cuidados Intensivos, aunque en su primera aplicación – hace unas semanas a un paciente mallorquín al que se le extirpó la vejiga –se le pasó por UCI por precaución, aunque ya se le aplicaron allí las novedades del protocolo.

El Fast Track, que logra una más rápida y cómoda recuperación, comienza mucho antes de que el paciente llegue al hospital, aunque sin ningún perjuicio para él, todo lo contrario. «El Fast Track –explica la Dra. Hernández –se inicia el día en que vemos al paciente en la consulta y se le tiene que plantear la cirugía».

La Dra Hernádez, frente a un ecógrafo.

«Ese primer día –continúa –hay que explicarle al paciente su parte de colaboración, que es muy importante. Se le entrega información con una dieta que tiene que hacer en casa 7 días antes y que no consiste en dejar de comer, sino en hacer una dieta sin fibra, para que el intestino esté limpio para la intervención, por lo que ingerirá alimentos que se absorben y no dejan residuos.»

Antes de la operación se le explica al paciente «qué esperamos de él los días anteriores, el día que ingresa y el día después de la operación. Es muy importante que vaya preparado, que sepa qué esperar. Así llega entrenado y de esa manera, al saber qué le va a pasar y las mejoras que se han introducido, el estrés se reduce y la calidad del proceso y de vida aumentan».

La segunda parte del protocolo se aplica en el preoperatorio: «Se hace una evaluación nutricional. El endocrino comprueba que el paciente no esté bajo de proteínas. Se controla su comorbilidad. La aplicación de todo esto facilita su ingreso a los profesionales de enfermería, ya que prácticamente no hay que hacerle nada, solo ponerle una profilaxis.»

El protocolo incluye más de 20 puntos, «aunque lo importante no es cumplirlos todos, sino la mayoría posible: que no haya podido hacer la dieta, que se le haya puesto una vía central, que no se levante a las 6 horas sino a las 10… No importa, seguimos», explica la Dra. Hernández, evidenciando la adaptación del procedimiento a cada caso y a cada paciente.

Y añade: «Si falla un ítem hay que seguir con los demás. Obviamente, cuantos más ítems se cumplen, mayor éxito hay. Y si se cumplen menos, los resultados no dejan de ser mucho mejores que lo que teníamos antes. Lo importante es que por primera vez se implanta en la sanidad privada un protocolo de recuperación multimodal.»

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.