No hay comentarios

El Govern propone abrir las discotecas en Baleares solicitando el certificado COVID para entrar y con mascarilla en la pista de baile

Indicadores epidemiológicos a día de hoy, 27 de septiembre de 2021.

El Consell de Govern celebrado este lunes, 27 de septiembre, ha aprobado una serie de medidas para continuar combinando la estrategia de contención de la transmisión del SARS-COV-2 con la apertura de los sectores económicos y sociales hacia una plena normalidad, con eliminación de algunas medidas restrictivas y modificación de otras.

A todos los efectos, se mantiene como preceptiva la distancia social de 1,5 metros entre individuos y el uso de mascarilla, así como la ventilación; por lo tanto y se mantienen algunas restricciones pero sólo en el ámbito “de las actividades con un alto riesgo de contagio”, según han manifestado esta mañana fuentes del Ejecutivo.

El nuevo marco que se establece en el Plan de Medidas estará vigente desde las 00.00 horas del día 28 de septiembre hasta las 24.00 horas del día 27 de octubre de 2021. No obstante, si las circunstancias lo exigen, estas medidas pueden ser total o parcialmente eliminadas o modificadas mediante un acuerdo del Consell de Govern.

La principal novedad del nuevo marco que se aprueba hoy afecta el sector del ocio nocturno. El Govern solicita autorización al Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJB) para requerir el certificado COVID (Green Pas) a la entrada en discotecas. El aforo máximo permitido será del 75 %, con los clientes sentados en mesa para beber y mascarilla para la pista de baile.

El horario de cierre será, como máximo, a las 5.00 horas. Se condiciona el inicio de la actividad al permiso del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares. Si la decisión de éste no es favorable a la propuesta planteada, el lunes 4 se acordarían medidas para entrar en vigor el día 8, señalan las fuentes de la Administración autonómica.

En cuanto a los pubs, se mantienen las medidas actuales y se amplía el horario de cierre a las 04.00 horas sin perjuicio de que las ordenanzas municipales sean más restrictivas. Por otro lado, se podrán realizar conciertos en los exteriores de los espacios habilitados a tal efecto hasta un máximo de 1.000 espectadores de pie.

En cuanto al sector de la restauración, mantiene la obligatoriedad de tener medidores de CO2 y la vigencia del uso de mascarilla en interiores mientras no se bebe o come y en todo caso cuando no se puede mantener la distancia de seguridad de un metro y medio. Ya no habrá limitación al número de clientes por mesa y el aforo pasa del 59 al 75%.

En las bodas, bautizos, comuniones y velatorios se eliminan las restricciones hasta ahora vigentes y también se eliminan todas restricciones específicas en playas y parques, como otra de la liberalización de la normativa ante la mejora de los indicadores epidemiológicos que de condicionar estas actividades sociales y de espacios al aire libre.

En el ámbito deportivo, desde el Govern se informa que a todos los efectos, se pueden llevar a cabo competiciones deportivas y entrenamientos con la presencia de espectadores. En los entrenamientos, la presencia de público será de un máximo de 500 espectadores en instalaciones cubiertas y 1.000 en instalaciones descubiertas

En los gimnasios, la práctica de actividades estáticas en sala, entre las cuales se incluyen las actividades dirigidas y la actividad de las salas de musculación, se aumenta del 75% actual al 100% de la capacidad máxima. En todo caso, es obligatorio el uso de mascarilla, tanto para los monitores como para quien lleve a cabo la actividad deportiva.

En los vestuarios de los centros deportivos la a ocupación pasa del 50% al 100%. Se permite el uso de los vestuarios, con el uso continuado de mascarilla protectora, excepto en las duchas, donde se mojaría y quedaría eliminada su función protectora por destrucción de los tejidos aislantes que filtran la emisión y/o entrada de patógenos.

En los grandes acontecimientos culturales se permitirá que los participantes estén de pie, siempre y cuando no sean más de mil. No se podrá beber ni consumir alimentos. Se podrá completar el aforo hasta las 2.500 espectafores si el resto (1.500) permanecen sentados, según la normativa que se ha aprobado de acuerdo a la nueva situación epidemiológica.

Los acontecimientos en espacios interiores se tendrán que hacer con todos los espectadores sentados y el límite de aforo se mantiene en 500. Para superar los aforos se tiene que solicitar permiso a la Dirección general de Cultura, que podrá autorizar hasta un máximo de 1.000 espectadores en interior y 5.000 en exterior (con 1.000 miel de pie y 4.000 sentados).

Situación epidemiológica

De acuerdo con los datos proporcionados por el Servicio de Epidemiología de la Dirección general de Salud Pública y Participación de las Islas Baleares, las Islas han experimentado una importante oleada epidèmica durante los meses de verano, que se inició al final de junio de 2021 y logró su máximo al final del mes de julio.

A partir de este momento, se ha producido una recuperación gradual. A 23 de septiembre, la comunidad autónoma presenta una incidencia acumulada a 14 días por 100.000 habitantes (IA14) en población general de 112,5, lo cual representa un nivel de riesgo mediano. En todas las islas, el nivel de riesgo en cuanto a la incidencia acumulada se corresponde con un nivel medio.

En concreto, se da una IA14 de 115,8 casos por 100.000 habitantes en Mallorca; 110,7 casos por 100.000 habitantes en Eivissa; 92,4 casos por 100.000 habitantes en Formentera, y 86,8 casos por 100.000 habitantes en Menorca. La tasa de positividad es de 2,03 %, por debajo del umbral definido por el ECDC de situación epidemiológica en situación de control (3 %).

De acuerdo con el informe «Indicadores de seguimiento de COVID-19, Islas Baleares», preparado por la Dirección general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad con fecha 23 de septiembre de 2021, todas las islas de la comunidad autónoma se encuentran clasificadas en el nivel de alerta sanitaria 2 (riesgo mediano).

La situación hospitalaria llegó a su pico de ocupación a mediados de agosto, y se observó una mejora gradual, más significativa de camas de hospitalización en planta que de unidades de cuidados intensivos (UCI), durante el último mes. La hospitalización en planta se encuentra de manera global en un nivel de riesgo abajo, situada a 3,23 %.

La ocupación de camas de UCI, con un 11,44 %, se encuentra en un nivel de riesgo mediano. Teniendo en cuenta, pues, este contexto epidemiológico, las Islas Baleares avanzan hacia la normalidad en todos los sectores y ámbitos socioeconómicos, siempre teniendo en cuenta que el virus continúa presente y que, por lo tanto, se tiene que seguir vigilando y motivando la vacunación.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.