No hay comentarios

Siguen bajando los contagios de COVID19 en Baleares pero no cesa el goteo de muertes y la presión en los hospitales es elevada

La curva epidémica de esta cuarta (quinta según algunos analistas) oleada de COVID19 en Baleares sigue a la baja en número de contagios diarios, con 470 registrados a fecha de viernes 8 de agosto, bajando por primera vez en mucho tiempo la barrera de los 500 casos diarios, con una reducción de 78 infectados menos respecto a la víspera y marcando, al parecer una tendencia, que puede, sin embargo, romperse al alza en cualquier momento.

Sin embargo, esta primera semana de agosto se cierra manteniendo un flujo casi diario de fallecidos que parecía haberse detenido durante las primeras semanas de esta ola (que se inició a finales de junio), con un total de 877 personas muertas en lo que va de pandemia, tres de las cuales se registraron la víspera de este viernes 6 de agosto. La causa es obvia: de los miles de contagiados de julio, un porcentaje significativo empeora y muere.

Los hospitales siguen en una situación que si no es crítica sigue en riesgo de serlo. El primer viernes de agosto contabiliza 342 hospitalizados por COVID19 en planta (en junio no pasaban de 50) y 75 en UCI, lo que supone un 21,8% de ocupación de las unidades de críticos disponibles, un porcentaje que se ha venido manteniendo durante casi una semana y que multiplica con exceso por dos el 10% que no hay que superar en una situación estable.

La razones del aumento del número de fallecidos, del número de críticos y del número de hospitalizados en planta, de una oleada que se creía que solo afectaba a los jóvenes, sin vacunar y menos conscientes de las medidas de seguridad, están en la consecuencia obvia de que haya habido miles y miles de jóvenes contagiados: han contagiado a su vez a personas más mayores de su entorno, algunas frágiles, capaces de enfermar gravemente.

Las autoridades sanitarias recuerdan, y es un hecho sustentado por la evidencia científica disponible, que las vacunas protegen de la enfermedad grave y de la muerte en un 95% de los casos, pero en un porcentaje menor protegen completamente. Ello conlleva que se estime que un 20 o 30% de los contagiados de esta ola estaban vacunados, aunque solo uno o dos de esos casos se ha complicado gravemente y en las Islas ninguno ha muerto.

Lo cierto es que aunque parece que se ve la luz al final del túnel de esta cuarta oleada (quinta según algunos analistas) del COVID19 los indicadores siguen muy altos. Los expertos consideran que más de 30 o 40 casos diarios, en tanto el SARS-CoV-2 no esté erradicado, no deben superarse, y en estos momentos, aunque menos y a la baja que hace pocos días, se registran aún 10 veces más de esos casos.

Las incidencias acumuladas a 14 días (IA14) bajan en todas las franjas de de edad, en el mismo orden en el que hasta ahora las tenían más altas, es decir, desde los más jóvenes hasta los mayores, siendo a 2 de agosto del 935,96 x 100.000 habitantes hasta los 16 años, 2.147,87 de 16 a 29, 1.279,45 de 30 a 39, 755,68 de 40 a 49, 512,07 de 50 a 59, 477,69 de 60 a 69 y 312,17 en la franja de mayores de 70 años.

En cualquier caso, la menor de las IA14, la de la franja de los mayores de 70 años, es muy superior a 50, que es la incidencia acumulada que no hay que superar para considerar que la pandemia está en situación de control. Estas incidencias tan altas no han saturado hasta el momento los hospitales gracias a que los elevados índices de vacunación lo están evitando: el 64,1% de la población ya ha completado la pauta de la vacunación.

 

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.