No hay comentarios

El Hospital General Mateu Orfila mejora los estudios de radiodiagnóstico con un TAC de última generación

El Hospital General Mateu Orfila mejora los estudios de radiodiagnóstico con un TAC de última generación. El director general del Ibsalut, Juli Fuster, acompañado del gerente del Área de Salud de Menorca, Romà Julià, han visitado esta mañana el nuevo equipamiento, que ha supuesto una inversión de un millón de euros.

El nuevo TAC (aparato de tomografía axial computarizada) del Hospital Mateu Orfila permite hacer estudios de radiodiagnóstico más avanzados y de gran calidad técnica, con un nivel menor de radiación para los pacientes. Se trata de un modelo Canon Aquilion Prime de última generación, que ha supuesto una inversión de un millón de euros y que entró en funcionamiento este mes de marzo.

El TAC es una técnica de diagnóstico por imagen para obtener múltiples imágenes de corte sucesivas con muy poco tiempo en una zona del cuerpo que se quiere analizar. Estas imágenes son después procesadas con un sistema informático. Con el nuevo equipo, de 80 detectores y 160 cortes, se consiguen imágenes de alta resolución más rápidamente y reduciendo en un 80 % la radiación.

A todas estas ventajas, se añade la posibilidad de ampliar el abanico de estudios diagnósticos que se pueden hacer con el nuevo equipamiento. Se mejorarán programas como las reconstrucciones óseas y de todo el organismo y se podrán hacer estudios vasculares y cardíacos que hasta ahora no estaban incluidos dentro de la cartera de servicios.

A medio plazo, el equipo de seis radiólogos y dieciséis técnicos especialistas en radiodiagnóstico (TER) del Servicio podrá ir asumiendo más tipo de pruebas y reducir la derivación de pacientes al hospital de referencia de Son Espases. Actualmente, con el TAC se hacen unos 6.300 estudios cada año (una media de 25 estudios diarios en días laborables).

Este volumen de actividad se redujo solo en un 1,5% durante los meses de marzo a mayo, coincidiendo con el inicio del estado de alarma por la pandemia del COVID19, cuando los radiólogos dieron prioridad a pacientes oncológicos, a pacientes con consultas programadas y a las urgencias. El antiguo tomógrafo del Hospital tenía más de once años de antigüedad.

En los últimos tres años, el Hospital Mateu Orfila ha renovado el ecógrafo del Servicio de Tocoginecología y ha dotado el Servicio de Urgencias de un modelo portátil, que se conoce como Ecofast, para poder hacer ecografías a pie de cama de los pacientes que son atendidos en los boxes de esta unidad.

Está dotado con dos sondas —cardíaca y abdominal— que permiten hacer diagnósticos rápidos de hemorragias internas o lesiones y, por lo tanto, facilitan el trabajo de los médicos a la hora de hacer un primer diagnóstico clínico y contribuyen a disminuir notablemente el tiempo para la toma de decisiones y actuaciones.

Asimismo, en el Hospital también se han llevado a cabo otras mejoras: las obras de ampliación del parking, el segundo quirófano de CMA, la reforma de la UCI, la compra de respiradores y ultracongeladores, equipamiento de microbiología para hacer PCR, el cierre de boxes de urgencias, áreas de observación y hospital de día.

El Ibsalut adquirió en 2019 siete ecógrafos de última generación con el objetivo de mejorar la capacidad diagnóstica e incrementar la autonomía de los centros de salud. Estos aparatos están repartidos entre Canal Salat (2), Ferreries, Es Banyer, Dalt Sant Joan, Verge del Toro y la Unidad Básica de Salud Es Castell.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.