No hay comentarios

Vall d’Hebron lidera un estudio clínico que utilizará nanopartículas para el tratamiento del cáncer de páncreas localmente avanzado

Nanopartículas magnéticas, implantadas en el tumor, se calientan al exponerse a un campo magnético alterno, mejorando la eficacia de la quimioterapia utilizada. Imagen cedida por IMDEA para el proyecto NoCanTher.

El Instituto Vall d’Hebron de Oncología (VHIO) lidera un estudio clínico que utilizará nanopartículas para el tratamiento del cáncer de páncreas localmente avanzado, proyecto en cuya fase preclínica del proyecto, donde el grupo del CIBBIM-Nanomedicina Direccionamiento y Liberación Farmacológica del VHIR ha tenido un papel clave.

Esa fase se centró en la evaluación de nanopartículas magnéticas para el tratamiento con hipertermia que cuando se exponen a un campo magnético alterno, se calientan –hipertermia– y destruyen las células del tumor. Se espera que esta estrategia combinada con quimioterapia permita mejorar la eficacia de la quimioterapia

Después de comprobar su eficacia en modelos animales, ahora se pone en marcha un estudio clínico, liderado por el VHIO, para probar su viabilidad en pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado. Se trata de pacientes para los que no existe un tratamiento efectivo, que suponen un 20% del total de pacientes con cáncer de páncreas.

Este estudio clínico es la fase final del proyecto NoCanTher, coordinado por IMDEA Nanociencia (Madrid), que cuenta con la participación de profesionales de diferentes disciplinas de once centros nacionales e internacionales, entre los que se encuentra el Campus Vall d’Hebron. La iniciativa cuenta con financiación Horizon 2020 (GA: 685795)

El uso de la nanomedicina es una de las opciones que se están investigando actualmente como terapia para el cáncer de páncreas, una enfermedad con una tasa de supervivencia muy baja, ya que solo el 5% de los pacientes diagnosticados sobreviven después de cinco años. En 2016 se puso en marcha el proyecto internacional NoCanTher.

Este proyecto entró en su última fase el pasado mes de septiembre, con la puesta en marcha de un estudio clínico, liderado por el Vall d’Hebron Instituto de Oncología; el promotor del proyecto es BioKeralty Research, para el tratamiento del cáncer de páncreas localmente avanzado mediante el uso de nanopartículas magnéticas.

Este proyecto se dirige a personas con cáncer de páncreas con un tumor localmente avanzado, es decir, que no tiene metástasis pero que no se puede resecar quirúrgicamente, que reciben quimioterapia paliativa como única opción de tratamiento. Son pacientes para los que existe una necesidad de nuevas estrategias que mejoren los resultados.

El estudio clínico que se pone en marcha ahora se basa en los resultados de la fase preclínica de NoCanTher, donde el grupo del CIBBIM-Nanomedicina Direccionamiento y Liberación Farmacológica del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR), liderado por el Dr. Simó Schwartz Jr., ha tenido un papel muy relevante.

Se han desarrollado nanopartículas magnéticas de hierro que, al someterse a un campo magnético alterno, generan calor –hipertermia magnética–, que puede usarse para que las células tumorales sean más sensibles al tratamiento estándar con quimioterapia y, por tanto, mejorar su eficacia, e incluso puede destruir directamente estas células.

Hasta ahora, el VHIR y el Hospital de Fuenlabrada (Madrid) han comprobado la utilidad de las nanopartículas en modelos animales donde previamente se habían inducido tumores de páncreas o en los que se habían implantado tumores derivados de pacientes.

El estudio ha demostrado que, cuando las nanopartículas se inyectan dentro del tumor directamente, la hipertermia generada reduce el volumen del tumor y que, además, provoca cambios físicos en el tumor que favorecen la entrada de quimioterapia en él.

«Se demuestra así un efecto sinérgico importante entre la hipertermia generada por las nanopartículas y el tratamiento quimioterápico para el cáncer de páncreas», explica el Dr. Simó Schwartz Jr., director del CIBBIM-Nanomedicina del VHIR.

Las nanopartículas se calientan después de la aplicación de un campo magnético alterno y potencian el efecto de la quimioterapia, que se administra de forma simultánea y que es el tratamiento estándar para estos pacientes.

“Creemos que con esta técnica novedosa podemos cambiar las características del tumor y conseguir controlar la enfermedad de forma local. Se trata de una prueba piloto, un paso más para abrir posibles opciones terapéuticas para pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado”, ha añadido el investigador.

“Actualmente no podemos ofrecer alternativas más allá de la quimioterapia”, explica la Dra. Teresa Macarulla, oncóloga médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigadora principal del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), quien lidera el estudio clínico del NoCanTher.

En paralelo, los investigadores del VHIR y del VHIO recogerán muestras de sangre de los pacientes para determinar si esta terapia disminuye el número de células madre tumorales, que son capaces de generar nuevas células cancerosas y metastatizar. El proyecto también tiene un novedoso análisis de radiómica asociado.

Este enfoque basado en nanopartículas magnéticas de óxido de hierro permite aplicar calor únicamente sobre la zona donde se encuentran las nanopartículas, en este caso el tumor de páncreas, sin ninguna consecuencia para los tejidos sanos que están alrededor del tumor.

Mediante la hipertermia magnética se puede transformar la energía electromagnética en calor para, junto con la administración del tratamiento estándar con quimioterapia, destruir las células tumorales y controlar de forma local el crecimiento del tumor.

Para este estudio, se utilizará un generador de campo magnético (Generador NTT) diseñado y construido específicamente para la generación local de energía térmica dentro del tumor. Se trata de un campo de investigación relativamente nuevo, para aquellos casos en los que la radioterapia de haz externo puede causar más toxicidad.

Por ello, el uso de este enfoque puede ser una opción viable para tratar a los pacientes con cáncer, especialmente aquellos para los que el tratamiento estándar no es efectivo. Se trata de un proyecto multidisciplinar de largo recorrido que llega al estudio clínico. El proyecto NoCanTher está coordinado por IMDEA Nanociencia (Madrid).

Este proyecto cuenta también con la participación de once centros nacionales e internacionales: BioKeralty Research Institute (Vitoria), ImmuPharma (Londres), Chemicell (Berlín), University Hospital (Jena, Alemania), Resonant Circuits (Londres), Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) (Barcelona), Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) (Barcelona), Trinity College (Dublín), Université Paris Diderot (París), Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid). La iniciativa cuenta con financiación Horizon 2020 (GA:685795).

 

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.