No hay comentarios

Mallorca entra en fase 4 con restricciones muy duras por las tasas de COVID19 que limitarán la Navidad y agravarán la crisis económica

Tras las subidas y bajadas de la curva de contagios, con una tendencia al alza sobre los 200 nuevos casos diarios de COVID19, una tasa de positividad cada vez más lejos del 5% que no hay que superar y la Incidencia Acumulada a 14 días (IA14) por encima de la media nacional, el Govern balear ha aprobado este lunes las restricciones más duras para la isla de Mallorca desde el confinamiento, que ya está en fase 4, pero más duro de lo ese nivel máximo establece.

Las medidas se revisarán el 28 de diciembre, lo cual significa que las fiestas centrales de la Navidad (Nochebuena, Navidad y Segunda Fiesta) quedan muy condicionadas y que lo más probable es que Nochevieja y Reyes también lo estén. Hoy se han registrado 210 nuevos contagios, que con ser muchos son 107 menos que ayer, una tasa de positividad del 8,10% y mayor presión hospitalaria: Hay 227 hospitalizados en planta (19 más que ayer) y 53 en UCI ( dos más).

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha anunciado hoy que no habrá excepciones en los días festivos en las medidas de seguridad, por lo que el toque de queda, tal vez la más llamativa, será en Mallorca desde las 10 de la noche, aún en los días más señalados en Mallorca y las reuniones serán de un máximo de seis personas, tanto en los interiores como en los exteriores, pese a que hace dos semanas se anunció que podrían ser de 10.

Los bares y restaurantes no podrán atender en el interior, que se cerrará al publico. Las terrazas también tendrán que cerrar a las 10:00 de las noches, salvo los viernes, sábados y vísperas de festivos para evitar el ‘tardeo’, medidas éstas que entrarán en vigor el jueves, 24 horas más tarde que el resto, para que los establecimientos pueda adaptarse. El Govern anuncia reuniones con los restauradores para negociar medidas que ayuden a paliar las pérdidas económicas.

Se podrá fumar en la calle a dos metros de distancia de la persona más cercana y siempre que se esté parado, no caminando. No se podrá fumar en las terrazas de los bares y restaurantes, pese a estar al aire libre. Las grandes superficies reducen su aforo al 30%, con la previsión de que no haya más de un cliente por cada 10 metros cuadrados. Teatros y auditorios tendrán un aforo máximo del 50%, iglesias del 25% y gimnasios del 30%

Se ordena en cierre de centros recreativos y de mayores. Las visitas a los geriátricos se limitan a un allegado a una hora al día. Las salidas al exterior quedan reducidas en las residencias de mayores a las vacaciones y a la entrada a la presentación con una PCR negativa. Las residencias de personas mayores son uno de los sectores más golpeados por esta pandemia y en Baleares contabilizan casi la mitad de las personas muertas por causa del COVID19.

La presidenta Francina Armengol ha reconocido hoy que se trata de medidas muy duras y que tendrán un terrible impacto económico que supondrá que muchos trabajadores tendrán sufrir nuevos ERTE. Desde los partidos de la oposición ya se ha criticado la acción del Govern: «La continua improvisación y la pésima gestión del Govern Armengol están llevando a Balears a una crisis social y económica sin precedentes”, ha dicho Biel Company, del PP.

Francina Armengol no ha sido optimista. Ha reconocido no solo que la evolución en Mallorca no es buena, que los valores de riesgo se han agravado, que los repuntes son alarmantes y que la IA a 336 casos por cada 100.000 habitantes. «La semana que viene nos podemos poner en 400 o por encima», ha llegado a vaticinar la  jefa del Ejecutivo balear, con una predicción que supera cualquiera de las cotas de incidencia registradas hasta ahora.

Situación en los colegios

Los datos de incidencia del COVID19 en los centros educativos de las Islas Baleares relativos a la semana anterior, del 5 al 11 de diciembre, muestran que durante la semana pasada un total de 9 docentes, todos de centros de Mallorca, han dado positivo en una prueba PCR. Esta cifra representa el 0,05% de los 16.340 docentes que hay en los centros educativos de las Islas Baleares. 246 alumnos han dado positivo, cifra que supone el 0,13% de alumnos.

Por islas, 234 de los alumnos afectados son de Mallorca, 3 de Menorca y 9 de Ibiza, mientras que en Formentera no ha habido ninguno. En cuanto a los grupos en cuarentena, se estima que la semana pasada se pusieron 18. Actualmente, hay 31 grupos en cuarentena, el 0,38% del total de aproximadamente 8.000 grupos que hay en las Baleares de 21 centros educativos, de los cuales 13 están en Mallorca, 7 en Menorca y 1 en Ibiza.

Con referencia a la proporción de estudios de contacto que dan negativo, esta semana pasada fue del 93,8%. En cuanto al cribado, esta semana pasada se ha aplicado a 235 alumnos y 25 profesores de 27 colegios, con un total de 1 positivos. Las incidencias en los centros educativos no parecen muy graves de acuerdo a la proporción y pese a los números absolutos. Pese a todo se han limitado algunas de sus actividades, como se ha explicado más arriba.

Suspendidas las competiciones deportivas federadas de equipos y de contacto mallorquines

La consellera d’ Afers Socials i Esports, Fina Santiago, ha comunicado por videoconferencia a las diferentes federaciones deportivas las restricciones aprobadas hoy en el ámbito del deporte después de que Mallorca haya pasado al nivel 4, el nivel que indica el riesgo extremo de contagio del COVID19.

A partir de su publicación mañana al BOIB, y hasta el 28 de diciembre, quedan suspendidas las competiciones de deporte federado de equipo y de contacto de las diferentes categorías autonómicas que estaban previstas entre equipos mallorquines.

En este nuevo nivel 4 a la qué ha entrado Mallorca sólo se podrán realizar dos entrenamientos como máximo a la semana en los deportes de equipo y de contacto. Los aforos de público a las competiciones deportivas permitidas en Mallorca también se han visto modificadas. A las instalaciones descubiertas se mantiene la reducción del 50% pero el número máximo de personas a las que se podrá llegar se ha reducido a 400.

En el caso de instalaciones cubiertas, como pabellones, la reducción del aforo será del 25% con un máximo de 200 personas como público. A las pruebas deportivas individuales el número de participantes no podrá ser superior a 50 personas. En el caso de las salas de musculación y las actividades dirigidas en sala el aforo será del 30% con un máximo de seis personas en el caso de las actividades dirigidas mencionades.

Publicaciones recientes
local_offerEtiquetas:

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.