El Govern balear lanza una campaña tranquilizar, asegurando que «los centros educativos conviven con la pandemia sin ser foco de contagio ni de transmisión del coronavirus»

JUAN RIERA ROCA
Los consellers de Educación y Salud, Martí March y Patricia Gómez han lanzado hoy una campaña para tranquilizar a la población balear asegurando que «los centros educativos conviven con la pandemia sin ser foco de contagio ni de transmisión del virus» en unas declaraciones conjuntas para valorar el inicio del curso un mes después del comienzo de las clases.

También han anunciado que durante el primer trimestre del curso se quiere mejorar la enseñanza semipresencial y la atención a la diversidad y han recordado una vez más la habilitación del EDUCOVID para atender exclusivamente los centros educativos y KIDSCOVID para niños de edad escolar, así como los 1647 grupos nuevos y ratios de 15 alumnos/aula.

El conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March y la consellera de Salud y Consumo, Patrícia Gómez, han valorado la situación en los centros educativos de Baleares un mes después del inicio de curso, con el director general de Planificación, Ordenación y Centros, Antoni Morante, y la directora general de Salud Pública, Maria Antònia Font.

Los responsables educativos y sanitarios aseguran que se puede considerar que el curso 2020/21 se ha iniciado con normalidad porque por el momento los centros educativos no son focos de contagio ni de transmisión del virus y en un mes de clases la incidencia diaria se ha reducido la mitad, según han manifestado esta mañana.

Además, han añadido¡, los estudios de contactos estrechos dan negativo en casi el 80%, el que indica que los contagios se producen sobre todo fuera de los centros educativos. «Los protocolos que aplican los centros están funcionando y por tanto se tienen que mantener para garantizar la seguridad de profesorado y alumnado».

Así lo han afirmado los dos consellers que han destacado «el intenso trabajo de los equipos directivos y de profesorado durante los últimos meses y el trabajo coordinado entre Salud y Educación, con participación de la comunidad educativa. Este trabajo colectivo propició la elaboración de los protocolos y planes de contingencia.»

Los centros «aplican los protocolos correctamente, se han adaptado bien, y hay buena coordinación con Salud. EduCOVID da respuesta rápida a los centros (citas en 24 h y resultados PCR a los contactos normalmente en 48h). También se tiene que destacar la sensibilización del alumnado y la contribución y participación de las familias en las medidas de seguridad».

Los datos acumulados hasta día 9 de octubre indican que 545 alumnos han dado positivo (0,3% del total), así como 59 profesores (0,3%), y que hasta ahora ha habido un total de 142 grupos en cuarentena (1,7%), de los cuales la última semana hay 27 de activos. De momento no se ha tenido que cerrar ningún centro educativo.

Además de los 560 profesores nuevos para todo el curso escolar (397 en la pública y 163 en la concertada)se han contratado 53 para sustituciones exprés y 63 por otras sustituciones. Así, actualmente, hay 676 nuevos docentes contratados en Baleares. Se han incorporado 16 docentes más para FP, 576 nuevos docentes con motivo de la pandemia, todas las plazas cubiertas.

Además, se ha implantado un sistema de sustitución exprés, por el cual 53 docentes están sustituyendo bajas COVID-19. Se trata de bajas de corta duración, de entre 4 y 10 días, exclusivamente con motivo de la pandemia. Del total de profesorado exprés, 35 se ha destinado en Mallorca, 4 en Menorca y 14 en Ibiza/Formentera. Se priorizan los centros de una línea y aquellos que tienen un porcentaje alto de profesorado ejerciendo de tutor.

La organización de los centros en el escenario B ha supuesto la creación de 2.147 grupos nuevos en las Illes Balears, de los cuales 1.647 en centros públicos y 502 en concertados. Estos grupos son la consecuencia de tener que reducir las ratios para garantizar las condiciones adecuadas de distancia que marcan los protocolos. Actualmente las Baleares superan los 8 mil grupos en total.

Desde la Conselleria de Educación y Universidad se está haciendo un seguimiento de los aspectos pedagógicos más afectados por la convivencia con el COVID-19, como son la enseñanza semipresencial, especialmente en segundo de ESO y segundo de bachillerato, y el seguimiento de los apoyos educativos para la atención a la diversidad.

El escenario B prevé presencialidad en infantil, primaria y 1.º de ESO y la enseñanza semipresencial en el resto. Aun así, en el caso de Secundaria, se recomendaba que se hiciera presencial segundo de ESO en lo posible. Al inicio de curso había 68 centros presenciales, 40 públicos y 28 concertados. El resto de centros, 75, hacen segundo de ESO semipresencial (32 y 45).

Las primeras valoraciones que se han podido hacer del funcionamiento de la modalidad semipresencial, que se aplica por primera vez en la educación secundaria y en bachillerato, muestran una importante diversidad en los procedimientos aplicados en cada centro. Se está trabajando en la elaboración de pautas y orientaciones para mejorar.

El Plan de digitalización de la Conselleria ya inició diferentes formaciones y líneas de apoyo de manera urgente durante el último trimestre del curso pasado y se previeron formaciones a medio y largo plazo con el objetivo de formar el máximo de profesorado posible para afrontar con mejores condiciones situaciones de confinamiento o cuarentena.

En septiembre 4.897 docentes de 238 centros educativos han recibido una formación básica sobre docdencia digital en un entorno Gsuite, mediante Classroom, en el que los profesores participan de una formación práctica sobre gestión de un entorno virtual de aprendizaje con feedback directo con su centro. La formación finaliza con la creación de una clase virtual.

La coordinación de las actuaciones ante la sospecha de casos confirmados y estudio de contactos en los centros educativos está a cargo de EDUCOVID, un departamento de la Central de Coordinación Covid-19 dedicado en exclusiva a esta materia. Baleares ha sido pionera en KIDS COVID, centro en el Palacio de Congresos para atender patologías respiratorias en escolares.

De forma complementaria desde el pasado día 1 de septiembre empezó una formación en COVID-19 y otras enfermedades crónicas de la que han participado unos 500 coordinadores COVID de centros educativos de las Illes Balears. Se trata de una formación dentro del programa Alerta Escolar para que el profesorado pueda conocer cómo actuar y reconocer síntomas

Los 500 inscritos participan de esta formación vía telemática y reciben formación sobre COVID-19 y otras enfermedades crónicas. El Programa Alerta Escolar quiere sensibilizar a los profesionales del ámbito educativo frente a niños y jóvenes con enfermedades crónicas, garantizar la formación básica en la adopción de medidas de acompañamiento.

La mayoría de los inscritos son los coordinadores COVID de los centros educativos. Debido al interés y la demanda de esta formación, se ha puesto de libre acceso en la página web de la Consellería y a lo largo del curso se volverá a convocar con el objetivo de llegar a todo el colectivo interesado, según han informado hoy fuentes del Govern balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar