Eufemismos sanitarios (no es recorte, es eficiencia)

Miguel Lázaro
Psiquiatra HUSE
Coordinador del Centro de Atención Integral de la Depresión

Los gestores sanitarios públicos tienen un argot que aprenden en los sesudos, procelosos e intensivos masters que realizan y que aumentan, que duda, cabe su sabiduría gestora. Estoy seguro, de que le deben dedicar de forma muy aplicada, algunas clases a lo que yo llamo eufemismos sanitarios. Nada nuevo bajo que el cielo, porque eso es intrínseco a muchas profesiones que tienen unos códigos lingüísticos muy peculiares. Pero rescatemos al padre de neolenguaje, el genial Orwell, que sostenía que “el gran enemigo del lenguaje claro es la falta de sinceridad”, y que añadía “que cuando hay una brecha entre los objetivos reales y los declarados, se emplean casi instintivamente palabras largas y modismos desgastados, como un pulpo que expulsa tinta para ocultarse, el estilo inflado es en sí mismo un tipo de eufemismo”.

Una masa de palabras latinas cae sobre los hechos como nieve blanda, difumina los contornos y sepulta todos los detalles”, señalaba el autor de 1984. Eufemismo es definido por la RAE como la manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante o bien expresiones políticamente aceptables o menos ofensivas que sustituyen a otras palabras de mal gusto o tabú. En sanidad hoy, hay una palabra que no se puede pronunciar y que esta proscrita y es como no, la palabra RECORTE. En sanidad como en política se utilizan palabras blandas para expresar situaciones duras se trata de camuflar, dulcificar u ocultar ciertas realidades. Lo hacen todos, ahora y siempre. Pero, este año no hay recortes, solo hay, medidas eficientes, no asunción de compromisos de gastos, procesos de ajustes de costes, y medidas racionales adaptadas al contexto psicosocial y acotadas a la disponibilidad presupuestaria.

En HUSE, que no se sustituyan al 80 %, ni siquiera a médicos con la baja maternal y que no se contratan profesionales es optimizar recursos adaptados a un escenario previsible e inestable a nivel presupuestario.

Ahora, también la austeridad, “la reina de los eufemismos “está en alza para justificar los recortes. ¿Logran los gestores manipularnos con su camuflaje lingüístico o vendernos la moto a los médicos? Vano intento, lo pretenden, y durante un tiempo lo consiguen, pero los eufemismos sanitarios hace tiempo que no cuelan. Se produce lo que el lingüista norteamericano Dwight Bolinger llamó efecto dominó. Ajuste y eficiencia son un eufemismo, y ahora designa claramente lo que antes ocultaba. Es decir, este año recortan y, sino que se lo pregunten a los médicos del servicio de medicina interna ante el cierre del Virgen de la Salud durante cuatro meses. ¿Dónde irán los pacientes sociosanitarios, a HUSE? 250 euros versus 850 euros la cama. ¿Es eso eficiencia, indigestión sanitaria o recortazo?

Trabajemos la concordia médica

Es inadmisible que Baleares sea la única comunidad del estado que no implemente el complemento Covid 19 a sus profesionales.

No es razonable, con el esfuerzo y el riesgo que han corrido los profesionales de servicios específicos y con el número de sanitarios infectados que el Ib Salut pierda la oportunidad para poner en valor, reconocer y agradecer de forma retributiva la gran tarea realizada. Es cuestión de inteligencia emocional y no es el trato que los profesionales merecen. Simebal, ya propuso al Ib Salut la fórmula más adecuada, a la que se adhirieron todos los sindicatos Los profesionales están esperando la respuesta.

Por otra parte, hay una gran incertidumbre y preocupación en el colectivo médico por cuestiones muy importantes que les atañen exclusivamente y que son derivadas del decretazo, recientemente aprobado y pendiente de su tramitación. Hay una calma latente pero la tensión medica ha aumentado por el citado decretazo, que no se aplica en ninguna comunidad autónoma. Curiosa forma de agradecer a los 3.500 médicos de la sanidad pública balear la tarea realizada.

Esto ha generado muchos rumores negativos y una creciente crispación, pero también hay mucha confianza ante la capacidad de con-cordia y con-senso, ampliamente demostrada por un médico, a la sazón, Director General del Ib Salut, el Dr. Juli Fuster.

Ya saben en derrota transitoria pero nunca en doma.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar