Las enfermeras de Baleares reivindican ante la consellera de Salut la mejora de las ratios y la estabilidad laboral de las profesionales

JUAN RIERA ROCA / Una representación de los miembros de la Junta del Colegio Oficial de Enfermería de las Islas Baleares (Coiba) formada por la presidenta, Maria José Sastre; la vicepresidenta, Raquel Muñoz y la presidenta del Colegio a las Pitiüsses, Mónica Yern, han expuesto a la Consellera de Salut, Patricia Gómez, la necesidad de mejorar las ratios entre enfermera y pacientes.

En la actualidad las Baleares presentan una de las ratios más bajas de toda España en el número de enfermeras por 100.000 habitantes, en relación al propio Sistema Nacional de Salud y en mucho mayor medida a otros países de la Unión Europea. La falta enfermeras es causa ―entre otras problemáticas― de una mayor morbilidad y mortalidad hospitalaria, según señala ya la evidencia científica.

En el transcurso de una reunión ―a la que también asistió el director general de Prestaciones y Farmacia, Nacho García― las representantes de las enfermeras explicaron que el número de enfermeras en Baleares es de 5,3 por cada mil habitantes, una de las más bajas de España y muy por debajo de la media estatal que a la actualidad se sitúa en 5,7, según las últimas cifras publicadas.

Según María José Sastre, en atención primaria «es necesario definir las ratios teniendo en cuenta aspectos como la cronicidad, la educación y promoción de la salud, la atención domiciliaria o la participación comunitaria» y Las ratios hospitalarias «han de tener cuenta la necesidad de cuidados de los paciente y que hay Servicios donde la carga de trabajo es la misma todos los días de la semana».

Las enfermeras pidieron ―para lograr el objetivo de la estabilidad laboral― también la convocatoria periódica de oposiciones cada dos años por las plazas vacantes, además de garantizar un periodo de adaptación a los puestos de trabajo con planes de acogida, reducir las rotaciones y tasas de temporalidad. «Se tiene que tener en cuenta que la falta de estabilidad y especialización».

María José Sastre añadió que la necesidad de solventar estos problemas, «favorecidos por la continua rotación de las enfermeras por varios servicios, repercute de una manera negativa en la calidad de la atención y la seguridad de los pacientes, aspectos absolutamente prioritarios por las enfermeras», según destacó la presidenta del Coiba ante la consellera y su equipo.

En la reunión se pudieron abordar otros aspectos prioritarios para el colectivo como por ejemplo la limitación en el desarrollo competencial y profesional; la carencia del liderazgo clínico y reconocimiento a escala institucional y la necesidad imperiosa de desarrollar un plan estratégico para la atención primaria que cuente con la participación ciudadana.

Escuche las declaraciones de María José Sastre, presidenta del Coiba en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar