¿Existen las defunciones políticas?

Dr. Fco. Javier Alarcón de Alcaraz Médico- Forense Especialista en Medicina Legal. @Alarconforense

Dr. Fco. Javier Alarcón de Alcaraz. Médico-
Forense. Especialista en Medicina Legal. @Alarconforense

A quien quiera seguir pensando que al Sr. Alpha Pamlo mató un recorte malintencionado que deje de leer estas letras inmediatamente. Fue el bacilo de Koch. La inercia nos hace a veces llegar a pensar que como existen cadáveres políticos o hermanos políticos existan también muertes políticas.

Como experto en extinciones, como especialista en saber algo del muerto y nada de la muerte, busco sentido al tema del malogrado Alpha y de la utilización de su causa última. De verdad que no termino de entender nada de nada.

Repaso entre mis papeles más olvidados algo de lo que escribí hace muchos números titulado “de Alpha a omega”, un homenaje al chico que venía ya a decir en griego algo sobre esa vida de un principio a un fin. Días atrás, el juzgado de instrucción número dos de Palma archivaba la querella que numerosos colectivos de esos que nos están defendiendo siempre de todo habían presentado contra el Govern y sus responsables políticos. Y ya era hora.

Resulta que de un tiempo a esta parte siempre hay alguien que quiere defendernos de algún enemigo que nosotros no terminamos de ver. Resulta que aparece alguien cuando menos te lo esperas que te protege de algo en lo que jamás habías advertido el más mínimo peligro. Y debo decirlo, me conmueve profundamente tanta solidaridad a cambio de nada, me fascina que todos esos que lo hacen lo hagan seguramente a coste cero. Ni sueldo, ni pago de sus gastos cuando tiran de su bolsillo defendiéndonos ni emolumento alguno que llevarse a la boca.

Es una gran seguridad la que siento sabiendo que me no me protegen de nada unos grupos de esos colorín- colorado con nombres del tipo “salvem algo”, o “salvemos a tal” o “salvemos a cual”. Antes, cuando era mayor, me divertía coleccionándolos y poniendo a cada uno en su sitio. Ahora simplemente espero que el tiempo, sus intereses personales y políticos, y –por supuesto- los órganos judiciales, pongan a cada salvador y a cada salvado en su sitio. Espero sobre todo que nos pongan a los que no tenemos muertos en el armario bien lejos de nuestros salvadores.

Es curioso que la mayoría de todos esos colectivos (derechos Humanos de Mallorca, Senegaleses de Mallorca y sindicatos como UGT y CNT) no hayan entendido a la primera lo que el fiscal del caso ya les adelantó hace unos meses. Debe ser que en el dialecto redentor que manejan no entienden frases como “utilización maliciosa de la acción penal” o instar a una causa general contra el conseller de Salud y otros tres cargos de la conselleria por “exceso de carga política”. Eso fue lo que en Noviembre espetaba un fiscal que es verdaderamente el único capacitado que cobra por defenderte y defendiendo la legalidad. Curioso que la familia del chico no quisiera perseguir esa farsa y retirara su acusación.

Y en esa persecución está la cosa cuando el juzgado archiva definitivamente nuestra causa. Y dicen éstos que lo hace porque esos salvadores no pueden depositar doce mil euros de fianza a pagar entre todos, a escote. Cuento el dinero que son capaces de atesorar esas organizaciones peleonas, cuento sus activos, sus despachos, admiro su patrimonio y sus costumbres y no termino de entender que UGT Baleares, por poner un ejemplo, investigada por un fraude de doscientos noventa y cinco mil euros en este momento, no tenga tres mil euros para pagar la parte que le hubiera correspondido si tanta razón y tanto abuso y tanto recorte propició la muerte de Alpha.

Lo que sí han entendido esos colectivos, lo que sí han entendido los partidos políticos que los apoyan como correa de transmisión de sus intereses electorales (PSOE, MES y bla bla bla), lo que sí han entendido todos aquellos que quieren entender, es que la querella que sigue activa en los Juzgados de Inca nada tiene que ver ni con los responsables políticos, ni con los recortes, ni con el decreto Mato ni con la farmacia de Bauzá.

Lo que sí saben todos los que pretenden que sigamos pensando en la responsabilidad de la administración en esa muerte es que hasta aquí hemos llegado; es que una cosa es que exista una querella en los Juzgados de Inca por una pretendida malpraxis de los profesionales que prestaron por acción u omisión esa asistencia (y que deberá demostrarse), y otra cosa es que la labor del gobierno y su política de no regalar las tarjetas sanitarias a ciudadanos no regularizados tenga en este caso algún tipo de responsabilidad.

¿Me has preguntado si existen defunciones políticas, mi amor? Creo que no he entendido la pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar