No hay comentarios

La dieta saludable en la lactancia previene alteraciones metabólicas en la descendencia según un estudio del CIBEROBN y la UIB

Equipo del área de Obesidad y Nutrición del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBEROBN), con el profesor Andreu Palou, su responsable, en primera fila - Foto: A.Costa/UIB

Una dieta saludable durante la lactancia previene las alteraciones metabólicas en la descendencia según un estudio del equipo de Obesidad y Nutrición del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBEROBN) y científicos de la UIB  publicado en la revista Molecular Nutrition & Food Research.

Estos resultados ponen de manifiesto que la recuperación de una dieta materna más saludable durante la lactancia puede prevenir al menos en parte trastornos metabólicos en la descendencia causados ​​por la mala alimentación y obesidad durante las etapas prenatales.

El estudio lo ha desarrollado el Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología (grupo de Nutrigenómica, Biomarcadores y Evaluación de Riesgos, NuBE) de UIB y del Instituto de Investigación Sanitaria de las Islas Baleares (IdISBa), en colaboración con el Instituto de Fisiología de la Academia Checa de Ciencias.

Sobre un modelo animal se ha demostrado que normalizar la dieta materna durante la lactancia previene los efectos nocivos de una dieta obesogénica que antes y durante la gestación ejercen sobre el lipidoma o perfil lipidómico ( el conjunto de los cientos de lípidos) en la leche materna y el plasma de la descendencia.

Estos nuevos conocimientos muestran que la recuperación de una dieta materna más saludable durante la lactancia puede prevenir, por lo menos en parte, trastornos metabólicos en la descendencia causados ​​por la mala alimentación y obesidad durante las etapas prenatales.

Estudios de intervención previos en modelos animales habían demostraron que la ingesta de una dieta obesógena durante el período perinatal afecta a la función de la glándula mamaria y, por tanto, a la composición de la leche, haciendo que estas alteraciones puedan «programar en la descendencia».

Esta programación lleva a una mayor propensión a desarrollar patologías crónicas en la edad adulta. Los investigadores estudiaron estrategias de intervención durante el período de lactancia para prevenir los efectos adversos causados ​​por una dieta desequilibrada materna durante la gestación, o incluso de forma anterior.

Para ello, analizaron el perfil lipidómico para determinar las alteraciones en este perfil que pudieran estar potencialmente involucrados con riesgo de la descendencia de desarrollar enfermedades en etapas posteriores de la vida, analizando también el perfil lipídico del plasma de las crías en el etapa final de la lactancia.

Los resultados de este estudio demostraron que el consumo materno de una dieta obesógena durante todo el período perinatal (en concreto, desde un mes antes de la gestación y durante la gestación y lactancia) provoca un cambio notable en la composición lipídica de la leche y en el plasma de sus crías en edad temprana.

Estas alteraciones fueron ampliamente revertidas tanto en la leche de las madres a las que se implementó una dieta estándar (equilibrada) durante la lactancia, como en el plasma de su descendencia. La reversión de estos cambios se ha relacionado, al menos en parte, con la recuperación de los niveles de expresión de una hormona.

Se trata de la hormona adiponectina en la glándula mamaria. También se han relacionado esos cambios con la disminución en la expresión de diversos factores proinflamatorios. Los autores del estudio, dirigido por la doctora Catalina Picó, estudian ahora cómo extrapolar estos resultados a los humanos.

En cualquier caso, recomiendan extremar el cuidado de la alimentación durante la lactancia, como un período crítico en el que es posible corregir alteraciones metabólicas en la descendencia que pueden haber sido mal programadas por anteriores períodos de alimentación o estilos de vida poco saludables.

El Consorcio CIBER (Centro de Investigación Biomédica en Red, M. P.) depende del Instituto de Salud Carlos III -Ministerio de Ciencia e Innovación- y está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). El área de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) está integrada por 33 grupos nacionales.

Estos grupos de trabajo, de excelencia científica contrastada, centran su labor investigadora en el estudio de la obesidad, la nutrición y la ejercicio físico a fin de generar conocimiento útil para la práctica clínica, la industria alimentaria y la sociedad en su conjunto.

Los grupos trabajan, además, sobre los beneficios de la dieta mediterránea, la prevención de alteraciones metabólicas, la obesidad infantil y juvenil y la relación entre obesidad y cáncer. Uno de estos grupos es el que ha desarrollado este último trabajo de investigación en la Universitat de les Illes Balears.

Referencia bibliográfica

Pedro Castillo, Ondrej Kuda, Jan Kopecky, Catalina Amadora Pomar, Andrés Palou, Mariona Palou, Catalina Picó. «Reverting to a zdravá dieta durante lactación normalizas maternal milk lipid contento de dieta-induced obese ratas y prevents para alteraciones en el plasma lipidome de la offspring». Molecular Nutrition & Food Research. DOI: 10.1002/mnfr.202200204

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.