No hay comentarios

Una investigación de la UIB detecta malnutrición entre población vulnerable a consecuencia de la pandemia de COVID19

Presentación del proyecto: «Seguridad alimentaria en población vulnerable demandante de ayuda alimentaria durante la pandemia de la COVID-19»- FOTO: A.Costa/UIB

Malnutrición, obesidad, sobrepeso y enfermedades relacionadas con el síndrome pedagógico. Éstos son algunos de los aspectos que ha detectado el Grupo de Investigación Evidencias de Estilo de Vida y Salud de la UIB, al que pertenece el investigador Miquel Bennàssar Veny, profesor del Departamento de Enfermería y Fisioterapia.

El estudio se ha llevado a cabo sobre la seguridad alimentaria de personas en situación de vulnerabilidad durante el COVID-19, evaluando además los hábitos alimenticios y el perfil económico, social y cultural de este colectivo. El proyecto ha contado con la participación de más de 400 beneficiarios de Mallorca Sense Fam, una entidad que trabaja para paliar el hambre.

La investigación detecta malnutrición. Los resultados destacan un bajo consumo de verdura, fruta y pescado, pero una ingesta elevada de carne, especialmente procesada. El 62% de los encuestados presenta sobrepeso u obesidad, y el 40% declara tener alguna enfermedad, especialmente del síndrome metabólico, como la hipertensión arterial, la diabetes y cardiovasculares.

Consecuencia de la pandemia y merma de ingresos, el tipo y cantidad de alimentos consumidos se han visto modificados, con restricciones en el uso de la comida como gratificación, lo que afecta al ánimo de forma negativa. El 70% de los encuestados muestra un grado de satisfacción alto o muy alto con la bolsa de productos que Mallorca Sense Fam entrega a las familias.

El 62% de la muestra son inmigrantes de Sudamérica y el 85% se encuentran en situación de desempleo. El 68% de las familias, las mujeres son las que acuden a realizar la recogida de alimentos. Por último, la investigación recoge que un 64% considera que sería útil recibir de formación para mejorar su alimentación.

Por ello, se ha trabajado de forma conjunta con la entidad Justícia Alimentària y se han ofrecido talleres a las personas beneficiarias para empoderar a este colectivo en materia de alimentación saludable y sostenible, con la pretensión de contribuir en la mejora de la salud y la calidad de vida.

Este proyecto forma parte de las 11 investigaciones que han financiado la Oficina de Cooperación al Desarrollo y Solidaridad (ODCS) de la UIB y la Consejería de Asuntos Sociales y Deporte en el marco de las convocatorias I y II de investigación de impacto social aplicada al desarrollo humano sostenible en el contexto del COVID19.

Ficha del proyecto

Título: «Seguridad alimentaria en población vulnerable demandante de ayuda alimentaria durante la pandemia de la COVID-19».
Investigador: dr. Miquel Bennàssar Veny.
Facultad: Enfermería y Fisioterapia, UIB. Grupo de investigación Evidencias de Estilo de Vida y Salud.
Colaboración: Mallorca Sin Hambre y Justicia Alimentaria (Illes Balears).
Financiación: 10.700€.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.