No hay comentarios

“Hay que apostar por una vacunación de máximos para prevenir las enfermedades meningocócicas y el virus del papiloma humano”

En la imagen, de izquierda a derecha: Dras. Marta Bedmar e Iratxe Aguirre, psiquiatras; Dra. Inmaculada Moreo; Joana Maria Solano, psicóloga del Proyecto Hombre; y Silvestre Del Río, policía y educador.
CONCLUSIONES DE LAS SEGUNDAS JORNADAS DE SALUD DEL ADOLESCENTE DEL HOSPITAL JUANEDA MIRAMAR: La doctora Inmaculada Moreo, experta en salud del adolescente, señala también la necesidad de equipos multidisciplinares para trabajar en la preservación de la salud mental de los más jóvenes

“Debemos mejorar las campañas de vacunación y captación de adolescentes para aumentar la cobertura vacunal, en concreto de la vacunación tetravalente (contra el meningococo ACWY), contra el Meningococo B y contra el Virus del Papiloma Humano (VHP)” por su impacto en la salud de esta franja poblacional.

Estas son algunas de las conclusiones de las Segundas Jornadas de Salud del Adolescente, organizadas por la Dra. Inmaculada Moreo, experta en Salud del Adolescente y miembro del equipo médico de Hospital Juaneda Miramar. Las jornadas se dividieron en dos temáticas: vacunación y salud mental del adolescente en estos momentos de pandemia.

En la mesa de vacunación del encuentro “se llegó a la conclusión de que se debe apostar por una vacunación de máximos, concepto al que todo pediatra y médico de familia debería proponerse para sus pacientes”, explica la Dra. Moreo, al tiempo que destaca que ante la vacunación de la gripe este año: “Debemos tomar conciencia y vacunarnos”.

La mesa de vacunación debatió la situación de pandemia de COVID19 y la conveniencia médica de la inmunización de los más jóvenes: “Hace dos semanas aparecieron los primeros datos para vacunación en menores de 12 años, pero se dan continuos cambios, lo que opinemos hoy puede cambiar mañana, debemos actualizarnos continuamente”.

Un efecto colateral de la pandemia ha sido que “se ha dejado de vacunar a muchísimos adolescentes contra otras enfermedades”, relata la Dra. Moreo, y añade: “Debemos mejorar las campañas de vacunación y captación para aumentar la cobertura vacunal, en concreto de la vacunación tetravalente contra el meningococo, Meningococo B y VPH”.

La Dra Inmaculada Moreo, experta en la salud del adolescente, miembro del cuadro médico del Hospital Juaneda Miramar.

La doctora Moreo hizo especial hincapié, tras las reflexiones debatidas en estas Segundas Jornadas de Salud del Adolescente, en Hospital Juaneda Miramar, sobre “la importancia de la vacunación tanto de niñas como de niños de la vacuna contra el VPH” virus de transmisión sexual, origen de cánceres ginecológicos y de garganta.

Por su parte, los expertos de Mesa Salud mental concluyeron en destacar los “tremendos efectos post pandemia sobre los adolescentes, reflejados en el aumento de la aparición de problemas de trastornos de la conducta alimentaria (TCA), como es el caso de la anorexia, autolesiones, suicidios y mal uso de las nuevas tecnologías”.

La doctora Moreo matiza que “antes de la pandemia ya existían estas patologías y su frecuencia también era preocupante” y que ahora hay que tomar además en consideración “la importancia de la influencia de las redes sociales en nuestros jóvenes” en la medida que puedan ser origen de comportamientos patológico.

Por ello destacó que “los profesionales y las sociedades científicas debemos estar actualizados y saber manejar un discurso cercano a los jóvenes para que puedan disponer de la información necesaria y con ellos mejorar sus hábitos ante estas prácticas”, como otra de las conclusiones de estas jornadas.

Para lograrlo, la Dra. Moreo considera que es fundamental “la prevención en el ámbito de la salud mental y detectar precozmente los síntomas de que el adolescente está comenzando a sufrir o ha desarrollado ya una consulta patológica en este ámbito, y hacerlo desde la consulta de Pediatría o de Medicina de Familia”.

Otro de los temas analizados en el encuentro fue la salud en el ámbito escolar y con ello, otra de las conclusiones alcanzada, que “la educación para la salud debería ser un contenido académico en los currículos escolares”, ya que “debemos educar las emociones para tomar conciencia y mejorar la salud mental de los más jóvenes”.

La Dra. Moreo refleja la preocupación de los expertos en esta materia en el sentido de que “las nuevas tecnologías no solo pueden generar adicción, como uno de los peligros más conocidos y contra los que ya se desarrollan acciones preventivas y terapéuticas, sino que son la entrada a peligros mayores (apuestas, ciberbulling, abusos, etcétera)”.

Por todo ello se recalcó la necesidad de “conocer esos peligros y educar desde casa y desde las escuelas” y de “trabajar en equipo, creando unidades multidisciplinares que se dediquen a la salud de los más jóvenes y de los adolescentes para así poder dar una cobertura integral a sus necesidades”, concluye la doctora Inmaculada Moreo.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.