No hay comentarios

La sanidad privada y la pública trabajan para establecer un marco de colaboración en la atención a los turistas con COVID19

Juli Fuster, director del Ibsalut, y Manuel Palomino, director de Gestión y Presupuestos, en una imagen de archivo.

Los turistas extranjeros, especialmente los de la Unión Europea, que visiten Baleares y contraigan el COVID19, tendrán a su acceso un nuevo call-center que les dará acceso a los servicios sanitarios disponibles en ese momento, lo que incluirá a las instalaciones hospitalarias de las grandes redes sanitarias privadas de las Islas. Así se optimizarán los recursos en tiempos de aumento poblacional.

El Ibsalut está negociando con la sanidad privada balear –cuyos dos grandes grupos en las islas están representadas por los grupos Juaneda Hospitales y Quirón Salud (con Palmaplanas y Clínica Rotger) –un modelo de colaboración para cooperar en la atención a los problemas de salud (de cualquier tipo) de los turistas, evitando tener que sobredimensionar la sanidad pública en verano.

Manuel Palomino, director de Gestión y Presupuestos del Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ibsalut) y vicepresidente de GESAIB (empresa pública de Gestión Sanitaria y Asistencial de las Illes Balears), hizo recientemente y en primicia ante las cámaras de Salut i Força TV, el anuncio de estos dos grandes acuerdos en los que se está trabajando con la sanidad privada de Baleares, que supondrán una mejora sustancial de la atención sanitaria.

Manuel Palomino recordó la colaboración entre los sistemas sanitarios público y privado en los últimos tiempos, rememorando un acuerdo de gran calado: “En 2017 acordamos con la sanidad privada una regulación del transporte urgente mediante la geolocalización las ambulancias” Se trataba de poner a disposición del paciente la ambulancia más cercana de acuerdo al momento y al caso.

“La sanidad privada –continuó explicando Manuel Palomino –aceptó geolocalizar todas sus ambulancias dentro del sistema informático del 061. Eso permitió que desde 2017 cualquier urgencia que se produjera en Baleares, sobre todo en la época estival, que es cuando se duplica y hasta se triplica la población, se pudiera derivar en función de los recursos disponibles de una forma coordinada.”

Este cambio fue determinante, ya que se trataba, desde ese momento, de dejar de trabajar “por ‘rebosamiento de vasos’”, como ejemplificó el responsable sanitario, aludiendo a que se solicitaran recursos a la sanidad privada sólo cuando la pública estuviera ya saturada, y a poder hacerlo ahora de un modo siempre coordinado. “Este sistema funcionó muy bien hasta que llegó la pandemia y todo se quedó parado”, añadió el directivo sanitario.

Pero parece que la crisis del COVID19 está en fase terminal y el Servicio Balear de Salud se prepara para asumir un verano con aumento poblacional –aunque no se espera que sea en 2021 tan grande como en las temporadas anteriores a la pandemia– por lo que se ha dado un nuevo impulso a la política de coordinación de recursos entre la sanidad pública y la privada de las islas con una serie de propuestas.

“El 2 de junio –informó Manuel Palomino en Salut i Força TV– tuvimos una primera reunión de coordinación con la sanidad privada para recuperar el acuerdo de 2017. Les pedimos su integración de nuevo en este sistema de geolocalización y mostraron un gran interés al respecto”. Pero el equipo del director de Gestión tenía planes para ampliar la colaboración y se hizo una nueva propuesta:

“Utilizando el modelo de colaboración en materia de geolocalización de las ambulancias, les hemos pedido que participen en la cobertura de aquellos pacientes COVID que sean turistas desplazados, sobre todo de la Comunidad Europea. De ese modo la sanidad pública no tendría ya la exclusiva de hacerse cargo de esos pacientes, sino que la sanidad privada también podría asumirlos.”

Esa colaboración ha sido aceptada por “los representantes de la sanidad privada, que se han avenido al acuerdo” y se ha puesto en marcha el desarrollo de un call-center para atender a estos pacientes. Ello servirá, explica Palomino, “para dar un punto más de calidad asistencial y tener un elemento competitivo con nuestra competencia en el Mediterráneo y poder con ello captar turistas europeos”.

El nuevo call-center, que será un punto de atención para este tipo de paciente, “que tendrá esa tranquilidad”. Una vez el turista acceda a ese servicio y sea diagnosticado con COVID19 será derivado al sistema sanitario que tenga el recurso disponible y adecuado en ese momento. “Con este acuerdo la sanidad privada entra en el circuito como si fuera parte del sistema”, explica el directivo.

Y eso no es todo: “Nos hubiera gustado ir un poco más allá. La sanidad privada ha estado mucho tiempo dando una cobertura muy buena a la salud del turismo. No sé qué habría sido de Baleares sin una sanidad privada tan potente hace unos años, cuando ya teníamos millones de turistas y los recursos sanitarios públicos eran escasos”, recordó Manuel Palomino en alusión a hace unas décadas.

Por ello, añadió, “nos gustaría volver a trabajar en esa colaboración, porque no tiene sentido que durante la época de verano la sanidad pública se supra-dote para asumir una población que está durante 4 meses, cuando lo que tiene que hacer es combinarse con todos los recursos que ya hay y que están disponibles y que pueden dar en cobertura”, es decir, con la red hospitalaria privada.

De este modo, y si este acuerdo llega a buen término, la sanidad privada podrá asumir un flujo de pacientes turísticos más allá de aquellos que tengan derecho a sus servicios por sus seguros privados, seguros de viajes o que accedan por vía privada. De ese modo no serán tantos los pacientes turísticos que irán a parar directamente a la sanidad pública, con los conocidos riesgos veraniegos de colapso.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.