No hay comentarios

Escuelas seguras ante el COVID19, presencialidad y mejorar la atención al alumnado, ejes del próximo curso en Baleares

Martí March, conseller de Educación y Formación Profesional, esta mañana en su comparecencia en el Parlament.

Escuelas seguras, presencialidad completa y mejorar la atención al alumnado con más dificultades, ejes clave del próximo curso en Baleares. Martí March, conseller de Educación y Formación Profesional del Govern balear, ha comparecido hoy en el Parlament para explicar la planificación del próximo curso 2021/22, tercer curso con la necesidad de medidas especiales ante la pandemia de COVID19.

La intervención del conseller ha tenido lugar después de la celebración de la Conferencia Sectorial de Educación en que los ministerios de Educación y Sanidad y las comunidades autónomas acordaron las líneas esenciales que tienen que marcar el curso que viene. En su intervención, March ha destacado los principales objetivos que se han tenido en cuenta para organizar el curso 2021/22:

“Hemos trabajado para garantizar que los centros educativos continúen siendo entornos seguros y saludables, adaptando las medidas preventivas para mejorar algunos aspectos pedagógicos en función del escenario epidemiológico y del que establezcan las autoridades sanitarias en cada momento». También procurando «la presencialidad completa a todos los niveles educativos y mejorando la atención al alumnado con más dificultades»

La Mesa Sectorial, las APAs y el colectivo de directores de centros públicos y concertados trataron con el Govern la semana pasada los protocolos que se aplicarán el próximo curso y que hoy se han publicado en el BOIB. March ha destacado que “han sido debates tranquilos y constructivos con todos los colectivos que, en general, han hecho una valoración positiva del curso y, naturalmente, también han señalado aspectos a mejorar”.

El conseller señaló en el Parlament la experiencia que han adquirido tanto los centros como la Consellería después de un curso completo gestionado en convivencia con la pandemia. “Por eso, quiero pedir serenidad y prudencia a todos los colectivos, especialmente a los políticos. Creo que tanto los centros como los técnicos de Salud y Educación nos hemos ganado un voto de confianza después de afrontar un curso extremadamente complicado.»

El conseller ha informado al Parlament de las iniciativas del curso actual que se mantendrán durante el próximo por su buen funcionamiento. En concreto, ha querido destacar la continuidad del servicio EduCOVID y del servicio de sustituciones exprés del profesorado. “Estas dos iniciativas han sido extremadamente útiles para los centros y se mantendrán el próximo curso”, ha dicho.

En cuanto a los docentes, la previsión es mantener buena parte del profesorado que se incrementó el curso pasado con motivo de la pandemia. “En todo caso”, ha explicado Martí March, “la distribución será diferente en función de los protocolos aprobados en relación a los varios niveles educativos”. El conseller ha querido hacer una mención expresa a la realidad de las ratios en las Islas Baleares:

“Volver a las ratios habituales en Baleares -ha dicho- significa volver a una situación que, en general, está por debajo de la que marca la ley. Hicimos una apuesta decidida para reducirlas [es decir, grupos con menos alumnos] y ya hace 4 cursos que iniciamos la reducción a 20 alumnos al nivel de 3 años y poco a poco esta reducción, a pesar de ser una comunidad que no deja de crecer, se está consolidando en los cursos posteriores”.

“No hemos dejado de crear plazas nuevas desde que llegamos. Así, el cálculo que tenemos es que hasta mayo de 2023 se habrán creado en Baleares 9.600 plazas escolares nuevas”, ha añadido el conseller y ha detallado las medidas que se adoptarán el próximo curso, como la organización de los niveles educativos de educación infantil, educación primaria (hasta 6º incluido) y educación especial, en grupos de convivencia estable.

Los alumnos del mismo grupo de convivencia estable podrán interactuar entre ellos sin necesidad de mantener la distancia de seguridad de manera estricta. Los alumnos de distintos grupos de convivencia estable tienen que guardar la distancia de seguridad de 1,5 m en todo momento, a pesar de que en los patios podrán interactuar con alumnado de otros grupos del mismo curso o del mismo ciclo en centros de hasta una línea.

La organización para el resto de niveles educativos plantea dos escenarios en función del nivel de alerta sanitaria: La de Nueva normalidad (nivel 0), niveles 1 y 2, es el primer escenario, que es el que se prevé para el inicio del curso, en el que la distancia de seguridad interpersonal se establece en 1,2 m dentro de las aulas y 1,5 m al exterior.

En eventuales niveles de alerta sanitaria 3 y 4, la distancia dentro de las aulas se incrementará a 1,5 m a partir de 3.º de ESO. En este caso, y como último recurso para cumplir con las medidas de distanciación, se podrán plantear fórmulas de semipresencialidad a partir de 3.º de ESO, que tendrán que contar con informe favorable de la Inspección y autorización previa de la Dirección General de Planificación, Ordenación y Centros.

Siempre que sea posible, se garantizará la presencialidad completa del alumnado de 2.º de bachillerato. Las ratios serán las establecidas en cada etapa, siempre que se pueda cumplir con las medidas de distanciación establecidas en cada caso. El alumnado de aulas UEECO o ASCE se adscribirá a un grupo de referencia y podrá participar en sus actividades.

Se recuperará la modalidad de escolarización combinada entre un centro de educación especial y un centro ordinario para el alumnado que lo precise.
La dotación de profesorado permitirá que los docentes de apoyo y los maestros especialistas no se tengan que asumir obligatoriamente una tutoría como consecuencia de la aplicación de las medidas de prevención previstas.

Cada centro podrá decidir el tipo de organización más adecuada. Se prevé la posibilidad de flexibilizar la regulación del uso de las mascarillas de acuerdo con lo que establezcan en cada momento las autoridades. Se garantizará que los servicios de escuela matinal, transporte escolar y comedor se puedan llevar a cabo. El alumnado de educación infantil no tendrá que mantener la distancia de seguridad con alumnos de su grupo en los comedores.

El alumnado que haga uso de la escuela matinal y pertenezca al mismo grupo no tendrá que mantener la distancia entre ellos, pero sí con alumnado de otros grupos. La incorporación del alumnado al inicio de curso se podrá programar en 3 días y se permitirá de nuevo el acceso de las familias a los centros. El plan digital de contingencia de cada centro tendrá que prever si se da una situación de semipresencialidad o de enseñanza a distancia.

Se planteará también el fomento de las clases en streaming en parte del horario lectivo diario no presencial de los grupos. Todos los centros tendrán que revisar sus planes de contingencia durante el mes de junio, los cuales serán supervisados por la Inspección educativa para prever adecuadamente las necesidades de cada centro en cada uno de los escenarios previstos.

Para complementar la ventilación de las aulas, la Consellería de Educación dotará los centros públicos con 4.000 filtros HEPA y subvencionará la adquisición de estos dispositivos por parte de los centros concertados. Las otras medidas de prevención se mantienen sin grandes cambios: ventilación, uso de mascarillas, higiene de manos, preferencia de reuniones virtuales, medidas en el transporte escolar, evitar aglomeraciones, etc.

Para finalizar su intervención el conllser ha afirmado que “el reto de este curso 2021/22 con más ambiciones y con más objetivos lo tenemos que ganar entre todos”. “Seguramente”, ha añadido, “y a pesar de los aspectos negativos de la pandemia, también ha habido aprendizajes positivos y oportunidades de mejora este año. Muchas cosas no serán iguales en la escuela ni en el resto de ámbitos de nuestra vida».

El BOIB publica hoy las medidas de seguridad en la escuela

Hoy, se ha publicado en el BOIB (8 junio) la Resolución conjunta del conseller de Educación y Formación Profesional, y de la consellera de Salud y Consumo de 4 de junio de 2021, por la cual se aprueban las medidas excepcionales de prevención, contención, coordinación, organización y funcionamiento para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 para los centros educativos no universitarios de la comunidad autónoma de las Illes Balears durante el curso 2021-2022.

La publicación llega una semana después de su presentación por parte del conseller de Educación y Formación Profesional y todo su equipo, a los diferentes colectivos educativos. Esta resolución de organización del curso 2021/22 da margen suficiente para que los centros puedan planificarse dentro de los márgenes ordinarios.

De cara en el próximo curso 2021-2022 en las Illes Balears se aplicarán las medidas planteadas por los Ministerios de Educación y Formación Profesional y de Sanidad.

La Conselleria de Educación y Formación Profesional adquirirá en torno a 4 mil filtros HEPA que se distribuirán entre los centros educativos como medida complementaria a la dotación de dispositivos medidores de CO₂ realizada el pasado curso.

Una de las principales novedades del nuevo curso será la reducción de la distancia interpersonal a 1,20 m. Actualmente es de 1,5m. Esta modificación permitirá incrementar la presencialidad de todo el alumnado de las Illes Balears y recuperar algunos espacios actualmente dedicados a impartir clases.

El Govern contará con un número similar de docentes al que se ha implantado este curso, en función de las necesidades derivadas de las medidas de prevención establecidas. Conviene recordar que el curso 2020/21 ha contado con un incremento histórico de profesorado, 567 docentes.

Se ha puesto en marcha un grupo de sustituciones exprés que se inició con un conjunto 25 docentes y que en el momento más álgido de la pandemia ha llegado a contar con un centenar de profesionales. El buen funcionamiento de esta iniciativa aconseja su continuidad este curso.

Las ratios medias volverán a la normalidad, circunstancia que en las Baleares significa que se mantendrán dentro de los límites legales y que cuando se supere lo que marca la normativa se dotarán los grupos de más profesorado para desdoblar los grupos.

En educación infantil y primaria se mantendrán los grupos burbuja pero con la diferencia que dentro de estos grupos los alumnos podrán interactuar entre ellos, sin necesidad de mantener la distancia de seguridad, siempre manteniendo la mascarilla puesta en el alumnado mayor de 6 años.

En el caso del alumnado con necesidades educativas especiales, escolarizados en aulas UEECO, recuperarán la participación en el grupo ordinario de referencia y el alumnado que está escolarizado en modalidad combinada, podrá mantenerla, a diferencia del curso actual en que han tenido que optar entre el centro ordinario y el centro de educación especial.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.