No hay comentarios

San Juan de Dios Palma – Centro de referencia de COVID geriátrico durante la pandemia

Se cumple el primer aniversario desde que la pandemia del coronavirus iniciara su devastadora crisis sanitaria. Un año en que el Hospital Sant Joan de Déu, como centro asistencial integrado en la red de hospitales públicos de Balears, a través de su Unidad Covid, ha sido y sigue siendo un centro de referencia para la atención de este tipo de pacientes con edad avanzada, capaz de dar lo mejor de sí para hacer frente a las necesidades de los pacientes en un contexto extraordinario y tremendamente complejo. Durante todo este período ha sido el
centro donde han ingresado la mayoría de pacientes procedentes de residencias, recibiendo una
atención especializada de médicos y enfermeras especialistas en geriatría y cuidados paliativos.

Tras el primer año Covid, el Hospital ha hecho balance, de analizar cifras y radiografiar los datos
del ‘paciente covid’ atendido en Sant Joan de Déu.

La Unidad Covid de Hospital Sant Joan de Déu de Palma ha destinado gran parte de sus recursos
técnicos y humanos a combatir la pandemia, no solo médicos y enfermeras, o auxiliares y celadores,
también el servicio de rehabilitación, los fisioterapeutas, personal administrativo, limpiadoras y un
largo etcétera se han volcado en ofrecer una atención segura, de calidad y centrada en las
necesidades de los pacientes y sus familias. Todo el hospital ha trabajado de forma transversal y
multidisciplinar en dar respuesta a una crisis cambiante que ha generado ya tres olas de
propagación.

En ese ejercicio calendarizado que va desde marzo de 2020 a marzo de 2021, Sant Joan de Déu
ha atendido a 725 pacientes ingresados por coronavirus. La media de edad ha sido de 76 años.
Como es lógico, dicha longevidad obedece al modelo de atención especializado de Sant Joan de
Déu, dedicado a la cronicidad, la autonomía, el autocuidado y el empoderamiento de los pacientes
y sus familias, además de ser un referente en Geriatría. La media de estancia del paciente covid ha
sido de 15 días.

Abril y diciembre de 2020 y enero de 2021 fueron los meses de mayor ocupación en cuanto a
hospitalización de pacientes en la Unidad Covid, correspondientes a la primera y la segunda ola de
contagios.

¿De dónde han procedido los pacientes?

Residencias: 341 pacientes provenían de 32 residencias geriátricas diferentes en la isla de
Mallorca que derivaron pacientes a Sant Joan de Déu.
Hospitales: 223 pacientes provenían de hospitales, clínicas privadas o centro sanitarios,
destacando el 31% derivados del Hospital de Son Llatzer, demostrando el valor y el papel de nuestro
hospital como centro perteneciente a la red pública.
Domicilio: 161 pacientes ingresaron directamente de su propio domicilio derivados por Atención
Primaria.

Altas

De los 725 pacientes ingresados, el 85% se curó o mejoró.
De los pacientes curados, el 35% regreso a su residencia y el 23% regreso a su domicilio.
El 1% de los pacientes fue trasladado a hospitales de agudos y el 14% falleció.

Notificaciones epidemiológicas

Como no puede ser de otra manera, Sant Joan de Déu ha desarrollado eficazmente el protocolo de
notificación a lo largo de estos 12 meses, manteniendo una comunicación fluida con las autoridades
sanitarias y el Centro de Coordinación Covid.
En ese sentido, en este último año ha comunicado más de 1500 notificaciones epidemiológicas.

Humanización

El Comité de Ética Asistencial de Hospital Sant Joan de Déu se ha reunido periódicamente a lo
largo de este último año para poner en valor toda una serie de acciones en garantizaran la filosofía
humanista de la Orden y se reforzara el acompañamiento del paciente enfermo en momentos
complicados e incluso críticos.

El valor institucional de la hospitalidad es condición sine qua non del centro. No ha sido sencillo en
este último año equilibrar el Estado de Alarma y sus restricciones, con la crudeza de una
enfermedad que durante los primeros meses supuso la muerte en la máxima soledad.

Las acciones de humanización en la labor asistencial de atención a pacientes y familiares en las
unidades COVID ha destacado por:

– Información telefónica diaria a los familiares por parte de los facultativos.
– Humanización del espacio permitiendo fotografías y objetos personales en la habitación.
– Cartas solidarias y su difusión a través del canal privado de la TV del hospital, leídas por
voluntarios.
– Apoyo telefónico a pacientes y familiares por parte del equipo de Atención Psicosocial.
– Abordaje espiritual y religioso telefónico de los enfermos, incluidos los sacramentos por parte
del Equipo de Atención Espiritual y Religioso.
– Facilitar video llamadas con los familiares o mensajes virtuales a través de WhatsApp.
– Identificación de los profesionales hacia sus pacientes con fotografías y su nombre en cada
equipo de protección individual para ser reconocidos por los enfermos ingresados.
– Visitas permitidas a los familiares en situación de últimos días

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.