No hay comentarios

Un estudio internacional con participación de la UIB concluye que los niños con una baja capacidad aeróbica tienen más riesgo de TDAH

Adrià Muntaner, investigador de la UIB que forma parte de este proyecto. Foto: A.Costa / UIB

Un estudio internacional con participación de la UIB concluye que los niños que tienen una baja capacidad aeróbica presentan el doble de probabilidades de sufrir síntomas elevados del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en la adolescencia.

El TDAH es un trastorno neurobiológico y del neurodesarrollo que se diagnostica durante la infancia y que suele persistir en las etapas siguientes de la vida, presentando hiperactividad, impulsividad y dificultades de atención, que pueden influir en el aprendizaje, en los problemas conductuales y en los procesos adaptativos de los niños en edad escolar.

Su origen se ha relacionado tanto con factores genéticos como ambientales. Recientemente, un estudio internacional en el que ha participado la UIB ha confirmado la importancia que tiene la capacidad aeróbica en edad escolar para la prevención y el tratamiento del TDAH.

En un trabajo publicado en la reconocida revista científica Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports, los investigadores concluyen que los niños que tienen una baja capacidad aeróbica presentan casi el doble de probabilidades de aumentar los síntomas relacionados con el TDAH durante la adolescencia.

Esta investigación es la primera evidencia científica en la literatura que sugiere que la capacidad aeróbica podría ser un nuevo factor de riesgo del TDAH desde edades bien tempranas. Además, los autores del trabajo han observado que la capacidad aeróbica condiciona la asociación entre la obesidad y el TDAH.

El trabajo ha seguido la evolución de 288 niños de Estonia de los 9 a los 15 años, los cuales formaron parte del European Youth Heart Study (EYHS) entre los que se realizó un análisis de variables como la capacidad aeróbica, el índice de masa corporal y los posibles síntomas de TDAH.

Los investigadores pudieron confirmar que existe una relación directa entre la baja capacidad aeróbica y el incremento los síntomas de TDAH durante la infancia y la adolescencia, independientemente del estado de sobrepeso / obesidad, aunque el estudio no se ha centrado en estudiar los mecanismos.

Los autores remarcan en su trabajo que ciertas alteraciones en la estructura del cerebro de los niños, alteraciones que se presentan en ambas condiciones, explicarían los resultados señalados. La investigación ha sido fruto de un trabajo multidisciplinario entre científicos.

Han participado especialistas del ámbito de las ciencias de la actividad física y el deporte y del mundo de la psiquiatría, y se ha enmarcado en el proyecto europeo titulado «comórbidos Conditions of ADHD » (torta project: https://coca-project.eu/). El primer autor de este trabajo e investigador de la UIB (Adrià Muntaner Mas) forma parte de este proyecto a través del grupo de trabajo español liderado por el investigador Francisco B. Ortega.

Concretamente, la investigación de carácter internacional ha contado con la participación de investigadores procedentes de diferentes institutos de investigación de Europa y de Estados Unidos, como son la Universidad de Granada, la Universidad de Tartu (Estonia), el Instituto Tervise arengas (Estonia), el Hospital Universitario de Frankfurt (Alemania), el Instituto Karolinska (Suecia), el Hospital Universitario Radboud (Países Bajos) y la Universidad de Medicina Upstate (Estados Unidos).

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.