Pfizer y Biontech concluyen el estudio de fase 3 de la vacuna BNT162b2, candidata contra el COVID19, con una eficacia del 95% y que fue bien tolerada por los más de 43.000 participantes (ampliación)

JUAN RIERA ROCA
Las compañías biomédicas Pfizer y Biontech han concluido el estudio de fase 3 de su vacuna candidata BNT162b2, basada en ARN mensajero (ARNm) contra el COVID19, con una eficacia del 95% y unos resultados de seguridad óptimos, evidenciados por el hecho de que fue bien tolerada por los más de 43.000 participantes .

El análisis de eficacia principal demuestra que BNT162b2 tiene una eficacia del 95% contra el COVID19 tras dos dosis, la segunda tras 28 días después de la primera. La eficacia fue constante según la edad, el género, la raza y la etnia y la eficacia observada en adultos mayores de 65 años fue superior al 94%.

Se ha logrado un hito de cumplimentación de datos de seguridad requeridos por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (la FDA, organismo de referencia mundial para la aprobación de nuevos medicamentos) para la necesaria Autorización de Uso de Emergencia (EUA, en sus siglas en inglés).

Los datos demuestran que la vacuna fue bien tolerada por los más de 43.000 participantes inscritos; no se observaron problemas de seguridad graves; los únicos eventos adversos de Grado 3 (con una frecuencia superior al 2%) fue fatiga en el 3.8% de los casos y dolor de cabeza en un 2.0%.

Las empresas compartirán datos con otras agencias reguladoras de todo el mundo. Esperan producir a nivel mundial hasta 50 millones de dosis de vacunas en 2020 y hasta 1.300 millones para fines de 2021. Pfizer confía en su vasta experiencia, conocimientos e infraestructura de cadena de frío para distribuir la vacuna.

El análisis de los datos indica una tasa de eficacia de la vacuna del 95% (p <0,0001) en participantes sin infección previa por SARS-CoV-2 (primer objetivo primario) y también en participantes con y sin infección previa por SARS-CoV-2 (segundo objetivo primario ), en cada caso medido a partir de los 7 días de la segunda dosis.

El primer análisis del objetivo principal se basa en 170 casos de COVID19, como se especifica en el protocolo del estudio, de los cuales se observaron 162 casos de COVID19 en el grupo placebo frente a 8 casos en el grupo BNT162b2. La eficacia fue constante según la edad, el género, la raza y la etnia.

Se observaron 10 casos graves de COVID19 en el ensayo, nueve de los cuales ocurrieron en el grupo placebo y uno en el grupo vacunado con BNT162b2. Hasta la fecha, el Comité de Monitoreo de Datos del estudio no ha reportado ningún problema de seguridad serio relacionado con la vacuna.

Una revisión de los datos de reactogenicidad no cegados del análisis final que consistió en un subconjunto aleatorizado de al menos 8,000 participantes de 18 años o más en el estudio de fase 2/3 demuestra que la vacuna fue bien tolerada y que la mayoría de los eventos adversos se resolvieron poco después de la vacunación.

Los únicos eventos adversos de Grado 3 fueron fatiga al 3.8% y dolor de cabeza al 2.0% después de la segunda dosis. De acuerdo con los resultados compartidos anteriormente, los adultos mayores tendían a informar menos eventos adversos solicitados y más leves después de la vacunación.

Pfizer y BioNTech planean enviar una solicitud en unos días a la FDA para una EUA basada en la totalidad de los datos de seguridad y eficacia recopilados hasta la fecha, así como los datos de fabricación relacionados con la calidad y consistencia de la vacuna. Estos datos también se enviarán a otras agencias de todo el mundo.

“Los resultados del estudio marcan un paso importante en este histórico viaje de ocho meses para presentar una vacuna capaz de ayudar a poner fin a esta devastadora pandemia. Seguimos avanzando a la velocidad de la ciencia para recopilar todos los datos y compartirlos con los reguladores de todo el mundo”.

Son palabras del Dr. Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de Pfizer, quien añadió al respecto de este momento de éxito en el desarrollo de la  esperada vacuna: “Con cientos de miles de personas en todo el mundo infectadas todos los días, necesitamos urgentemente llevar una vacuna segura y eficaz al mundo”.

«Estamos agradecidos de que el primer ensayo global en alcanzar la marca final de análisis de eficacia indique que se puede lograr una alta tasa de protección contra el COVID19 muy rápidamente después de la primera dosis de 30 µg, lo que subraya el poder de BNT162 para brindar protección temprana», dijo Ugur Sahin.

Sahin es el MD, CEO y cofundador de BioNTech. “Estos logros destacan el potencial del ARNm como una nueva clase de fármaco. Nuestro objetivo desde el principio fue diseñar y desarrollar una vacuna que generara una protección rápida y potente contra el COVID19 con un perfil de tolerabilidad benigna en todas las edades.”

“Creemos –añadió –que lo hemos logrado con nuestra vacuna candidata BNT162b2 en todos los grupos de edad estudiados hasta ahora y esperamos compartir más detalles con las autoridades reguladoras. Quiero agradecer a todos los devotos hombres y mujeres que contribuyeron a este logro sin precedentes en la historia.”

El ensayo clínico de fase 3 de BNT162b2 comenzó el 27 de julio y ha inscrito a 43.661 participantes hasta la fecha, 41.135 de los cuales han recibido una segunda dosis de la vacuna candidata a 13 de noviembre de 2020. El 42% de los participantes globales tienen antecedentes étnicos diversos.

El 41% de los participantes globales y el 45% de los estadounidenses tienen entre 56 y 85 años de edad. El ensayo se ha desarrollado en 150 sedes en Estados Unidos, Alemania, Turquía, Sudáfrica, Brasil y Argentina. El ensayo continuará recopilando datos de eficacia y seguridad en los participantes durante dos años más.

Se espera producir a nivel mundial hasta 50 millones de dosis de vacunas en 2020 y 1.300 millones para fines de 2021. Cuatro de las instalaciones de Pfizer forman parte de la cadena de fabricación y suministro: St. Louis, MO; Andover, MA; y Kalamazoo, MI en EEUU Unidos; y Puurs en Bélgica.

Las sedes alemanes de BioNTech también se aprovecharán para el suministro global. Las empresas han desarrollado transportadores térmicos de temperatura controlada especialmente diseñados que utilizan hielo seco para mantener las condiciones de temperatura de -70 ° C ± 10 ° C.

Se pueden utilizar como unidades de almacenamiento temporal durante 15 días rellenando con hielo seco. Cada remitente contiene un sensor térmico habilitado para GPS para rastrear la ubicación y la temperatura de cada envío de vacuna en sus rutas preestablecidas aprovechando la amplia red de distribución de Pfizer.

Pfizer y BioNTech planean enviar los datos de eficacia y seguridad del estudio para revisión por pares en una revista científica una vez que se complete el análisis de los datos: “En nuestro camino hacia la disponibilidad de una posible vacuna, queremos asegurarnos de que el público esté actualizado sobre nuestro progreso y los próximos pasos”.

Ahora que Pfizer y BioNTech tienen datos de eficacia y seguridad, esperan enviar en unos días una solicitud a la FDA de EE.UU. para la autorización de uso de emergencia (EUA), que otorga la autoridad para permitir el uso de productos médicos no aprobados, durante una emergencia de salud pública y sin alternativas.

La solicitud EUA incluirá todos los datos recopilados hasta la fecha sobre la vacuna candidata. Esta evidencia luego será revisada por los propios científicos de la FDA, así como por un panel externo de expertos independientes, el Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados (VRBPAC).

Antes de que la FDA autorice cualquier vacuna contra el COVID19 para uso de emergencia, el VRBPAC revisará y discutirá los datos en una reunión pública, que probablemente se llevará a cabo en diciembre. El VRBPAC dará una recomendación a la FDA sobre si autorizar o no la vacuna, aunque la FDA toma la decisión final.

La FDA puede emitir un EUA después de haber determinado que se cumplen los siguientes requisitos:
▶ Según la evidencia científica disponible, incluidos los datos de los ensayos clínicos, es razonable creer que el producto puede ser eficaz para prevenir, diagnosticar o tratar una enfermedad o afección grave o potencialmente mortal que puede ser causada por el SARS-CoV-2 ( el virus que causa COVID-19)

▶ Los beneficios identificados y potenciales del producto, cuando se utilizan para diagnosticar, prevenir o tratar la enfermedad o afección grave o potencialmente mortal identificada, superan los riesgos identificados y potenciales del producto.

▶ No existe una alternativa adecuada, aprobada y disponible al producto para diagnosticar, prevenir o tratar la enfermedad o afección.

Si la vacuna candidata es autorizada para uso de emergencia, el gobierno y las autoridades sanitarias la ofrecerán primero a aquellos colectivos de alto riesgo como sanitarios de primera línea, trabajadores esenciales, personas inmunodeprimidas, hogares de ancianos…

Las empresas implicadas han aumentado las capacidades de fabricación en todo el mundo en un esfuerzo por satisfacer la alta demanda. Según las proyecciones actuales, las empresas esperan producir a nivel mundial hasta 50 millones de dosis de vacunas en 2020 y hasta 1.300 millones de dosis para fines de 2021.

Pfaizer y BioNTech han desarrollado transportadores térmicos de temperatura controlada especialmente diseñados para esta vacuna. Cada remitente contiene un sensor térmico habilitado para GPS para rastrear la ubicación y la temperatura de cada envío de vacuna en sus rutas preestablecidas.

Si el virus del SARS-CoV-2 muta, en Pfaizer y BioNTech creen que la tecnología de la vacuna de ARNm tiene la capacidad de adaptarse fácilmente y potencialmente modificarse con relativa rapidez para abordar nuevas mutaciones del virus.

Esta capacidad de adaptación deriva, explican, a que esta tecnología no incluye todo o una parte del patógeno real, sino que utiliza el código genético del patógeno, podríamos modificar potencialmente el código genético de la vacuna candidata para abordar cualquier cambio en el virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar