Los buenos resultados en las barriadas confinadas de Palma permiten suavizar las medidas excepcionales contra el COVID19

JUAN RIERA ROCA
Los buenos resultados obtenidos en las barriadas de Son Gotleu, Can Capes, la Soledat norte y la mitad de Son Canals han llevado a la Conselleria de Salud y Consumo a prorrogar siete días más, si bien de forma suavizada, las medidas excepcionales y temporales dictadas con el fin de contener la propagación de la COVID-19. De este modo, ya se permitirá la entrada y salida de personas de la zona delimitada y podrán abrir los lugares de culto y gimnasios.

También en la zona de Arquitecto Bennàzar se permitirá la actividad de lugares de culto y gimnasios. La primera resolución contempla la prórroga de medidas en Son Gotleu, Can Capes, la Soledat norte y la mitad de Son Canals e incluye modificaciones relacionadas con la movilidad, los aforos y la suspensión de actividades. Entrará en vigor el sábado 26 a las 22.00 horas. La segunda resolución afecta a Arquitecto Bennàzar y zonas de Eivissa.

En relación a la primera, la consellera Patricia Gómez ha recordado que la situación epidemiológica en las barriadas afectadas ha evolucionado de forma satisfactoria desde la implantación de las medidas de contención específicas derivadas de la resolución de 9 de septiembre de 2020. Se ha pasado de una incidencia acumulada (IA) de casos positivos dentro de los últimos siete días por cada 100.000 habitantes de 290,14 a 40,67, una reducción del 48,41 %.

Por otro lado, la tasa de positividad de las PCR realizadas en los últimos siete días ha pasado del 12,9 % el día 11 de septiembre a un 6,6 % el 23 de septiembre, lo que implica una disminución del 50,87 %. Sin embargo, cabe tener presente que el IA a 14 días se sitúa todavía en 439,6 casos por 100.000 habitantes, septuplicando el límite admisible.

Ello no permite dejar sin efecto el conjunto de restricciones que impuso la resolución de 9 de septiembre de 2020, si bien sí permite aligerar algunas, muy especialmente las relativas a la libertad de circulación de las personas. En Son Gotleu , Can Capes, la Soledat norte y la mitad de Son Canals ya sí se permite la circulación de personas residentes y no residentes en el área urbana perimetralmente delimitada, respetando las medidas de protección individual y colectiva.

Sin embargo, se recomienda que la población residente permanezca en su domicilio y se desaconsejan los desplazamientos y la realización de actividades no imprescindibles. Asimismo, se aconseja que los contactos sociales se limiten, tanto como sea posible, a las personas que integran el grupo de convivencia habitual. Se mantienen las restricciones y, a todos los efectos, los locales o establecimientos comerciales no podrán superar el 50 % de la capacidad.

Como novedad, los gimnasios y centros deportivos de todo tipo podrán retomar la actividad, si bien no podrán superar el 25 % de la capacidad autorizada o establecida. Se mantiene que todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público tienen como hora de cierre la legalmente autorizada, no pudiendo superar en ningún caso las 22.00 h. Todas estas medidas son de obligado cumplimiento y están sujetas a inspección y sanción.

Entre otras cosas, la nueva resolución mantiene la prohibición de los encuentros y reuniones públicas o privadas de más de cinco personas, excepto en el caso de las personas convivientes. Dicha prohibición incluye las bodas, servicios religiosos —salvo las ceremonias fúnebres y velatorios—, las celebraciones y la práctica deportiva. En los velatorios podrán participar un máximo de 15 personas.

No se consideran incluidas en esta prohibición las actividades laborales ni los medios de transporte público. Durante estos tipos de actividades se respetará la distancia mínima de seguridad interpersonal entre los no convivientes y la obligatoriedad del uso de mascarilla en su caso. Se permite la actividad de los lugares de culto, si bien con una limitación de asistencia del 25 % de la capacidad máxima del centro.

Se mantiene la prohibición de la celebración de ferias y fiestas populares, verbenas, cenas al fresco y otros eventos populares, tanto de organización privada como municipal o insular. Los establecimientos que ejerzan la actividad de restaurante o de bar cafetería limitarán el aforo al 50 %, tanto en espacios interiores como exteriores. La ocupación máxima será de cinco personas por mesa o agrupación de mesas. No se permite el consumo en barra. Han de cerrar a las 22.00.

Las actividades en academias, autoescuelas y centros privados de enseñanzas no regladas y centros de formación podrán impartirse de forma presencial siempre y cuando no se supere una capacidad del 50 % respecto al máximo permitido. Las actividades que se realicen se limitarán a grupos máximos de cinco personas y con distancia de seguridad interpersonal de metro y medio.

Se mantiene la suspensión de actividad de los parques y jardines y de parques infantiles de uso público y locales de ocio infantil. En cambio, se levanta la suspensión en el caso de gimnasios y centros deportivos, aunque no podrán superar el 25 % de la capacidad autorizada o establecida.Se exceptúan de dicha suspensión los establecimientos y espacios cedidos por el Ayuntamiento a los centros docentes y educativos para realizar actividades docentes.

Asimismo, la resolución incluye un apartado en el que recuerda que deben respetarse las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19, tales como la obligatoriedad de mantener en todo momento la distancia de seguridad interpersonal como mínimo de metro y medio, mascarilla, higiene de manos, correcta ventilación de los locales y espacios cerrados, así como la limpieza y desinfección de las superficies.

Finalmente, la resolución dispone que los incumplimientos individualizados de lo dispuesto en la misma podrán ser constitutivos de infracción administrativa conforme a lo establecido en el Decreto Ley 11/2020, de 10 de julio, por el que se establece un régimen sancionador específico para hacer frente a los incumplimientos de las disposiciones dictadas para paliar los efectos de la crisis ocasionada por el COVID-19.

En cuanto a la segunda resolución, que afecta a Arquitecto Bennàzar, en Palma, y áreas de las zonas básicas de salud de Sant Antoni de Portmany y del Eixample y Es Viver en el municipio de Eivissa, la situación epidemiológica permite, a pesar del planteamiento inicial, conciliar la contención de la enfermedad con una limitada actividad tanto de los centros deportivos como de los centros de culto religioso.

Por lo tanto, los gimnasios y centros deportivos de todo tipo podrán retomar la actividad, si bien no podrán superar el 25 % de la capacidad autorizada o establecida. Igualmente, se permite la actividad de los lugares de culto, si bien con una limitación de asistencia del 25 % de la capacidad máxima del centro de culto, en cualquier tipo de acto litúrgico o religioso que se celebre en el centro. Esta resolución también entrará en vigor este sábado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar