Investigadores muestran en tiras cómicas los problemas de comunicación entre médicos, enfermeras y auxiliares

Juan Riera Roca /
Unas tiras de cómic, dibujadas por el reconocido ilustrador Pere Joan, difundirán los resultados alcanzados por la investigación «La práctica colaborativa interdisciplinaria en la atención a la salud y su impacto en la práctica clínica».

Esta investigación ha tenido como objetivo analizar, a través de un estudio de etnografía crítica, la práctica colaborativa entre médicos, enfermeras y auxiliares de enfermería. El trabajo ha sido llevado a cabo por un equipo integrado por investigadores internacional.

Ha participado el Grupo de Investigación Crítica en Salud (perteneciente a la red UIB-IDISPA-IUNICS), la Universidad de Toronto (Canadá) y profesionales sanitarios del Hospital Son Llàtzer y de Atención Primaria de Mallorca.

Se ha analizado cómo se lleva a cabo esta práctica colaborativa y su contexto y se han estudiado la percepción de los profesionales sanitarios sobre el impacto que esta práctica colaborativa en la atención los pacientes y las estrategias para mejorarla.

Las viñetas dan a conocer las mejores prácticas que médicos, enfermeros y auxiliares de enfermería deberían seguir para compartir información y coordinarse para mejorar la calidad de la atención de los pacientes.

El proyecto, que ha coordinado la doctora Margarita Miró, profesora del Departamento de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de las Islas Baleares, la ha financiado el Fondo de Investigación Sanitaria y se difundirá por unidades clínicas y hospitalarias.

Los investigadores han detectado que las interacciones entre los profesionales pueden ser desordenadas y de corta duración, a menudo con interrupciones y en espacios públicos, sin disponer de un espacio ni del tiempo adecuados.

Además, esta comunicación puede estar condicionada por la jerarquía entre los diferentes colectivos, la falta de implicación y de interés de la organización y sus líderes, las diferentes agendas de los profesionales y el desconocimiento de los roles profesionales.

El estudio pone de manifiesto que los profesionales sanitarios reconocen la importancia de la práctica colaborativa en la seguridad clínica de los pacientes. Sin embargo, en realidad su discurso no se corresponde con su práctica clínica.

La investigación ha puesto de manifiesto que los profesionales siguen trabajando de manera jerarquizada, corporativista, fragmentada y con bajos niveles de interdependencia y coordinación, excepto en situaciones de emergencia.

Para revertir esta situación e incrementar la calidad de la atención a los pacientes, los investigadores han desarrollado una campaña para dar a conocer los beneficios que puede suponer la mejora de la práctica colaborativa entre médicos, enfermeras y auxiliares.

Las tiras, que ya se han ubicado en paredes y mostradores del Hospital Son Llàtzer, se han diseñado a partir de cinco principios: el humor, la originalidad, la precisión del trazo, la crítica constructiva y las propuestas de mejora.

Los personajes son una familia de una enfermera, un médico, un auxiliar y paciente. La enfermera es un triángulo naranja, el médico un hexágono azul y el auxiliar un círculo amarillo. Además, las tiras se componen de tres círculos.

En esos círculos se reflejan los resultados de la investigación, tres puntos suspensivos y un último círculo que refleja lo que la evidencia científica sugiere para mejorar, es decir, el escenario deseable para un futuro .

En las tres primeras tiras cómicas que han editado, los dibujos muestran los siguientes resultados:

• Los tres profesionales disponen de importante información del estado y la evolución de los pacientes que atienden, pero es parcial y fragmentada ya que en general no la comparten, ni la ponen en común, por lo que difícilmente se consigue una imagen completa y global del paciente.
• Los tres profesionales con información diferente de los pacientes interaccionan entre ellos de forma esporádica, puntual y con interrupciones. En un mismo turno se persiguen y buscan para resolver dudas, lo que les genera estrés, desmotivación, tensión, desconfianza, pérdida de tiempo, y esto repercute en la seguridad clínica de los pacientes, expuestos a complicaciones no deseadas.
• Las interacciones interprofesionales son breves y rápidas y se llevan a cabo en espacios públicos como los pasillos o ante las puertas de las habitaciones. Las enfermeras suelen interactuar con médicos y auxiliares; los médicos, casi exclusivamente con las enfermeras, y las auxiliares con las enfermeras. Las decisiones clínicas se toman de forma individual y en general no se consensuan.

Finalmente, en las tres tiras el escenario de mejora que se propone a partir de lo que la evidencia científica recomienda es el de los profesionales intercambiando y compartiendo información y coordinándose para mejorar la calidad de la atención a los pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar