VIVIR es DECIDIR

Joan Carles March Profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública

Joan Carles March
Profesor de la Escuela
Andaluza de Salud
Pública

Esta semana pasada tuve el honor de disfrutar la conferencia de una persona que conocía a través de los medios de comunicación y de la interpretación que hizo de ella e la película Lo imposible, Naomi Watts, quien recibió una nominación al Oscar como Mejor Actriz por su actuación.

Se llama María Belón y ella es una médica, conferenciante y abogada, conocida por sobrevivir al Terremoto del Océano Índico de 2004 cuando pasaba sus vacaciones en Tailandia con su marido Enrique y sus tres hijos Lucas, Simón y Tomás. Ella resultó gravemente herida en el tsunami y casi murió.

¿Cómo fue la historia?: El 26 de diciembre de 2004, María estaba disfrutando de la novela La sombra del viento, en Tailandia. Pero en cuestión de minutos sus vidas cambiaron para siempre. De repente oyeron un ruido horrible, y momentos después, la familia Álvarez Belón fue arrastrado por la fuerza torrencial del tsunami del Océano Índico de 2004. Cuándo María estaba siendo arrastrada por el agua encontró a su hijo mayor Lucas.

Entre los 2 dos se ayudaron mutuamente para poder sobrevivir hasta que fueron encontrados por unos nativos que se encargaron de que María fuera al hospital junto a su hijo mayor. En su estancia en el hospital Lucas se dedicó a ayudar a la gente a intentar encontrar a los familiares de otras personas. Por otra parte Quique el marido de María se encontraba con sus dos hijos pequeños Tomás y Simón a los que mandó a un refugio para él poder seguir buscando a María y Lucas. A Tomás y Simón se los llevan en un coche con un grupo de niños que casualmente Simón se bajó por que tenía ganas de hacer pis en el hospital en el que estaba María y Lucas. Lucas vio a su padre de lejos y fue tras él y sus hermanos que ya se estaban subiendo en el coche para reanudar la marcha reconocieron la voz de su hermano y le vieron y salieron corriendo a abrazarle y y así todos se reencontraron. Una historia de cine.

Y yo que había visto la película, me reencontré con la historia en el transcurso de la jornada #CISFARH XI que se celebró en Madrid los días 29 y 30 de octubre donde hablé de la voz del paciente en una mesa que moderó el farmacéutico mallorquín y por lo que me han contado, gran profesional, que trabaja en Son Espases, Pere Ventayol.

De la conferencia de María Belón me gustaron algunas ideas que quiero compartir:

1.La primera que VIVIR es DECIDIR. Y es que como dice mi amigo y compañero José Luís Bimbela, Tú decides, Tú eliges la respuesta cuando alguien dice y comenta algo que no te gusta. Cuan importante es pensar antes de decir, cuan importante es no tener incontinencia verbal, cuan importante y difícil es tomar decisiones. Y María Belón hablaba de la decisión de protegerse con su hijo para salvar su vida o acudir a intentar salvar un niño que lloraba. Vivir es decidir.

2.La segunda frase que me gustó mucho es NO ES LO QUE HACES, SINO COMO HACES O QUE HACES. A mi me gusta comentar la importancia del cómo decimos las cosas, de la música que le ponemos a las palabras, de la relación que establecemos con los otros y por tanto del valor de la Regla de Mehrabian, de que el 7% de la información se atribuye a las palabras, mientras que el 38% se atribuye a la voz (entonación, proyección, resonancia, tono, etc.) y el 55% al Lenguaje Corporal (gestos, posturas, movimiento de los ojos, respiración, etc.). Porque la cara es el reflejo del alma. La comunicación no verbal que supone el 93% frente al 7% de la comunicación verbal, es un aspecto fundamental del que no todos somos conscientes.

3.La tercera idea que me gustó fue cuando habló de la importancia del HUMOR. En ese entorno de la búsqueda desesperada de la vida, lo bien que sienta beberse una coca-cola que encontraron en medio del Tsunami. Y lo que se rieron al beberla y lo que se rieron al ver como disfrutaba el niño que lo representaba en la película, cuando su madre además le tenía prohibido al niño-actor beber coca-cola. Sin duda, la chispa de la vida.

4.La cuarta idea que cogí de sus palabras es la idea del miedo en ese entorno. Y ante el miedo, ante la situación de que ves que todo se te ha ido, de que “has perdido tus seres más queridos” (aunque luego los recuperara milagrosamente), hacerte fuerte y decir que SIEMPRE PUEDES UN POCO MÁS. Me encanta.

5.La quinta palabra con la que me quedo es solidaridad. SOLIDARIDAD que recibió por parte de las personas de las tribus de la zona y lo que le ayudaron a hacer el esfuerzo para vivir cuando ya no le quedaban fuerzas: “Yo tengo una deuda con cada una de las personas que me consolaron, que me ayudaron, que me empujaron”.

Termina diciendo “La suerte es extremadamente injusta y desde el tsunami lo creo aún más… La suerte y la fortuna son una putada, una verdadera putada; a mí me ha tocado el otro lado. La suerte es aleatoria, yo tuve la suerte de probar la buena, de la misma forma que me podría haber pasado al revés” Y todo ello, me lleva a pensar en lo que de verdad importa y a dejar de preocuparme (preocuparnos) por cosas sin importancia.

Tags:
Comments
  1. Marta Susana Sotillo | Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar