Gómez, ante el aumento de contagios de SARS-CoV-2 en Baleares: “El perfil ha cambiado, la mayoría son sin síntomas o leves, hay pocos hospitalizados y hace tiempo que no se ingresa por COVID19 en la UCI”

JUAN RIERA ROCA
Hace dos semanas los casos activos de coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la pandemia de COVID19) eran en Baleares menos de 200. Esta semana, la del cierre de esta edición de Salut i Força, se cerrará con casi 600 casos activos en las Islas. Los contagios detectados se han disparado en menos de 10 días, pero parece que la cosa no es tan grave como podría suponerse.

Ante la evidencia del aumento de casos, la consellera de Salut, Patricia Gómez, y el portavoz del comité balear de expertos de Baleares, comparecieron el miércoles 5 de agosto en rueda de prensa para informar a la población. El resumen de lo explicado es que si hay más casos es porque se hace una búsqueda activa y se localizan casos asintomáticos antes desapercibidos.

Patricia Gómez fue clara: “Hay más contagios de SARS-CoV-2 pero el perfil de las personas afectadas ha cambiado, la mayoría son sin síntomas o presentan símtimas leves, hay muy pocos casos hospitalizados en las últimas semanas (solo 11) y hace tiempo que se no ingresan pacientes de COVID19 en las UCIs.” El 90% de los nuevos casos se atienden en sus domicilios.

Según se desprende de las palabras de la responsable político y del experto, la pandemia ha cambiado. Predominan los contagios (y los brotes) familiares y los casos (muchos, jóvenes) que se van incrementando son más leves, casos que no se pierden por el gran número de pruebas PCR que se están haciendo y que durante el periodo del Estado de Alarma no se realizaban.

La consellera destacó el importantísimo papel de las enfermeras rastreadoras, que en estos momentos son en las Islas ya más de 200, dado que se han incorporado recientemente 40 nuevos profesionales a este equipo, 28 para la red de Atención Primaria y 12 a los servicios específicos para atajar la pandemia dentro de la red del 112-061.

El doctor Arranz no quiso negar rotundamente que los casos de Baleares pudieran llegar a aumentar de manera desbocada, como lo están haciendo en Aragón o en Cataluña, pero insistió en que no es lo previsible –y la consellera hizo también hincapié en ello –precisamente porque el rastreo de las personas cercanas a los casos que se van conociendo ha de evitarlo.

Por el momento, las autoridades sanitarias y los expertos epidemiólogos están convencidos que las acciones de rastreo están detectando muchos casos, es cierto, pero que estos casos estaban también ahí durante lo peor de la pandemia y pasaban desapercibidos –y potencialmente contagiando a más personas –porque solo se conocían los que se sentían mal e iban al médico.

En estos momentos, esos casos asintomáticos de los que en otro momento no se hubiera tenido noticia, se aíslan durante los 15 días que tardan en dejar de ser potencialmente contagiosos si no llegan a sufrir la enfermedad, o hasta que han superado la infección y ya no pueden contagiar. Es así cómo se espera romper la cadena de contagios y doblegar a la pandemia.

Con todo, y eso también lo admiten los responsables sanitarios, la situación no es la ideal. Estos días se han detectado casos en actividades infantiles de verano (tres casos individuales en tres puntos, como campamentos o albergues) y dos en residencias de mayores (uno en Inca y otro en Bonanova) donde se hacen cribas entre los usuarios y los trabajadores.

Otros casos se han ido detectando y que pueden ser significativos por lo entornos que ponen en riesgo, son los dos educadores y cuatro internos del reformatorio de Es Pinaret, así como en hoteles, como el caso de los 10 turistas aislados por un caso positivo registrado en un establecimiento en la isla de Mallorca. Algún hotel de las islas ha tenido ya que cerrar.

El objetivo fundamental de la acción política y sanitaria es “cortar la cadena de contagios”, como dijo la consellera. Se trata de que los brotes que se vayan detectando no se descontrolen (como sí ha sucedido en Cataluña o Aragón) ya que si el nivel de contagios pasara de ser puntual, por grupos, a comunitario, la pandemia volvería a desbocarse.

En cualquier caso, desde la Conselleria de Salud no se baja la guardia en lo que se refiere a la disponibilidad de recursos hospitalarios. El Hospital de Son Espases, como informaba el diario Última Hora, reforzará la plantilla en urgencias y abrirá camas “para descongestionar el área”, según ha informado el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) a ese diario de las Islas.

Según ha informado el SAE en un comunicado (y así lo refleja Última Hora), “la Dirección de Son Espases ha trasladado a este sindicato que van a reforzar la plantilla de urgencias y van a abrir camas suficientes para descongestionar un poco el área”. El SAE había advertido de cierta “saturación” en este departamento desde el pasado miércoles 28 de julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar