La pandemia de COVID-19 transforma los retos de la Medicina Personalizada para 2020 y cambia las prioridades en el entorno de la I+D+i

JUAN RIERA ROCA / La actual situación de pandemia que está sufriendo el mundo por causa del coronavirus SARS-CoV-2 está transformando cualquier previsión para 2020 en la mayoría de los entornos. Más aún en el campo de la salud y, con ello, en el ámbito de la I+D+i, informan desde OncoDNA.

En el caso de la medicina personalizada en España, este año se esperaban solventar retos tecnológicos, sociales, legales, éticos y asistenciales con la posible aprobación de un plan estratégico por parte del Gobierno, que lleva más de dos años siendo analizado desde el Senado y expertos en la materia.

Desde el punto de vista de la investigación, se perfilaban avances en CRISPR/Cas9, una herramienta molecular para editar o corregir el genoma de una célula. También en una utilización más eficaz y combinada de las llamadas ciencias ‘ómicas’: genómica, metabolómica, epigenómica, etc.

Empresas como OncoDNA, compañía especializada en medicina de precisión para el tratamiento y diagnóstico del cáncer, siguen trabajando para potenciar nuevos avances en este último apartado, tras años dedicada a la realización de análisis genómicos de muestras de pacientes oncológicos.

Estos análisis desarrollados por los equipos científicos de OncoDNA se realizaban con muestras de tejido y de sangre (biopsia líquida), para ofrecer una mayor información del perfil genético de cada tumor a los especialistas y poder así determinar la terapia más adecuada para el paciente.

A lo largo de los últimos 12 meses ha ampliado el número de genes analizados en sus test, llegando sus paneles de biopsia sólida OncoDEEP y OncoSTRAT&GO hasta los 313 e, incluso, combinando el análisis de tejido con biopsia líquida en tumores sólidos en estadio IV.

Se ha logrado incorporar nuevos biomarcadores esenciales para conocer las peculiaridades que pueden darse en cada paciente. Sus investigadores siguen estando muy al tanto de las diferentes publicaciones que van apareciendo en los medios más prestigiosos del mundo en materia de oncología.

Ejemplo de ello fueron los cambios adoptados hace pocos meses en su test OncoSTRAT&GO. Esta nueva versión incluye el estudio de mutaciones de la línea germinal en los genes ATM, BRCA1 y BRCA2, así como en otros genes de las vías implicadas en la recombinación homóloga, que también puede ser tratados por los inhibidores de PARP.

Con la colaboración de ospitales y centros especializados en cáncer de todo el mundo, también se está trabajando en esa combinación de las ciencias ‘ómicas’, que podrían ofrecer una visión mucho más individualizada del perfil molecular de cada paciente, mejorando así sus perspectivas frente al cáncer.

El procesamiento de grandes cantidades de datos también va a seguir siendo clave en el ámbito de la medicina personalizada. Cada vez más, teniendo en cuenta que la progresiva evolución de las ‘ómicas’ van a necesitar de tecnologías que traduzcan sus resultados a un lenguaje comprensible para los sanitarios.

En el caso oncológico empiezan a aflorar aplicaciones informáticas capaces de procesar y traducir en muy poco tiempo la gran cantidad de información genética que nos ofrece cada análisis genómico. Como ocurre con OncoKDM, una plataforma inteligente de interpretación genómica online.

“Es capaz de aglutinar toda la información que se haya recogido sobre un paciente, como los resultados de cualquier tecnología genómica, datos de patología molecular o información clínica, analizarla e interpretarla de forma eficaz a nivel clínico y biológico en unos pocos minutos.”

“De esta manera, facilita la toma de decisiones del oncólogo a la hora de elegir la terapia idónea para el paciente o buscar ensayos clínicos disponibles en su país de origen”, explica Adriana Terrádez, directora de OncoDNA en España y Portugal.

Es de prever que soluciones como las de los test genómicos o los softwares y plataformas para el procesamiento e interpretación de datos genómicos sigan evolucionando en el futuro con el fin de mejorar la atención al paciente oncológico y tomar las decisiones más acertadas en cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar