Stop a la quejorrea y a la autoexigencia tóxica

Miguel Lázaro
Psiquiatra HUSE
Coordinador del Centro de Atención Integral de la Depresión

Aviso a navegantes: no hay nada más estresante que intentar tener una vida sin estrés. Así que asociación de pardales quejorreicos lacrimógenos y patéticos del mundo ya tenéis otra frustración vital más de la que lamentarse. Así que tribus de perfeccionistas a ultranza y autoexigentes tóxicos de variado pelaje, renunciar a vuestra cruzada imposible y que atrapa vuestra vida. El mundo no es una esfera y nunca dejareis de secretar. El reto es más simple y no exige ser catedrático de criptografía informática y sistemas complejos, controlar vuestros esfínteres tanto inferiores como superiores para no contaminar de residuos intangibles al prójimo. Menos culpa y más responsabilidad. Todos os lo agradeceremos. Y por cierto déjese de preocupar tanto por su admirado ombligo y preocúpese un poco más por los que le rodean, so minúscula partícula infinitesimal de un pequeño planeta situado en un inmenso universo. ¿A que no sabe el nombre de personas que se relacionan día sí día no con usted? ¿A que, para usted todos son anónimos prescindibles a los que no presta ni un gramo de su atención? Menos emoticonos y más abrazos, miradas, risas compartidas y más torradas.

¿Y tras la sentencia que?

De nuevo emerge, tal como el Guadiana, la cuestión de la acreditación lingüística en la sanidad de nuestra comunidad, suscitando incertidumbre y conflicto político y sindical. Decretazo stop. He ahí la sentencia de hace unos días. Simebal siempre ha sido coherente con su posicionamiento con respecto al requisito de la acreditación lingüística y que por cierto, fue compartido por los ocho gerentes del IB SALUT. En el contexto de que somos una comunidad deficitaria de médicos y que nuestro gran objetivo es la fidelización pero sobre todo la captación de médicos, la imposición política de la acreditación lingüística, tal como viene recogida en la ley del 2016, nos interferiría en la gestión sanitaria, ya que crearía problemas para la contratación. Merito ponderado no requisito e incentivación del aprendizaje lingüístico, tal como hacen varias comunidades. El decretazo vulneraba dos derechos adquiridos ya que vinculaba la acreditación con el acceso a carrera profesional y la movilidad. Parece ser que el decretazo fue un atajo jurídico y que es necesario hacer una ley o desarrollar la disposición transitoria de la ley del 2016. Nosotros, tras un mes de deliberación, decidimos no impugnarlo porque considerábamos que si nos daban la razón se anularía el decreto y por lo tanto se aplicaría la legislación más restrictiva. Bien lo que anticipábamos ha ocurrido. A pesar de las discrepancias con el IB Salut, yo ya manifesté que el director general había sacado petróleo de las piedras ya que rápidamente minimizó el daño que podía acarrear en la gestión sanitaria la presión política sobre la imposición de la acreditación lingüística en la sanidad, valor social que prevalece sobre cualquier acuerdo político de gobierno. Bien, alguien le asesoró mal,- algún día sabremos quien fue- , en la cuestión de vincular el decretazo con la carrera profesional y la movilidad.

¿Cómo queda la situación ahora para los médicos?

En un contexto de oposiciones, con más de 700 médicos después de 10 años sin convocarse, la incertidumbre es en qué situación van a quedar los opositores que se han presentado y los que se van a presentar, y qué va a pasar con el verano para contratar médicos, porque si se aplica la ley, cualquier persona tendrá que acreditar un B2 de catalán, y necesitamos 350 médicos, solo en Atención Primaria. Por otra parte la asesoría jurídica de Simebal ha trasmitido a los médicos que hasta que el fallo no sea firme no se afecta a las oposiciones y que, aun cuando sea firme , en las categorías deficitaria se puede mantener la excepción de la acreditación lingüística en base a la ley 4/2016. Enhorabuena a nuestro director Joan Calafat, por la distinción otorgada, por la RAMIB, por su compromiso y buen quehacer en el ámbito de la información sanitaria.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar