Inca recibe a los niños bielorrusos y ucranianos afectados por el desastre de Chernobyl acogidos por familias inqueras para alejarse de las radiaciones y reducir su impacto en la salud

JUAN RIERA ROCA / El alcalde de Inca, Virgilio Moreno, ha recibido esta mañana a los niños y niñas bielorrusos y ucranianos que pasan el verano en el municipio con familias inqueras, en el marco del programa de acogida promovido por la Asociación «Por Ellos».

Esta entidad sin ánimo de lucro organiza estancias de niños afectados por el desastre de Chernobyl en Mallorca, durante el verano y las vacaciones de Navidad. La finalidad de estas estancias es romper el círculo de acumulación de radiaciones.

Un mínimo de 6 semanas fuera de la zona contaminada retrasa e incluso minimiza el afecto de enfermedades provocadas por la exposición continuada a radiaciones de carácter nuclear, según informes de la Organización Mundial de la Salud.

Este verano han viajado a Mallorca un total de 40 niños, 5 de ellos acogidos por familias de Inca. Los niños que vienen a la isla tienen entre 5 y 10 años. Son las personas más frágiles aafectadas por aquella catástrofe cuyas consecuencias se arrastrarán décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar