Más, y mejor, formación especializada en la sanidad balear

Balears es el territorio del Estado donde más se incrementará el número de plazas de formación sanitaria especializada en 2020, con la creación de 219 puestos laborales en este ámbito y un aumento, por consiguiente, del 39,4% de la oferta en relación a 2019.

Las buenas expectativas resultan especialmente halagüeñas en el área de medicina familiar y comunitaria, precisamente uno de los sectores asistenciales en que en mayor medida se echan a faltar pasos decisivos en materia de refuerzo de especialistas.

Estas magníficas noticias cobraron carta de oficialidad la pasada semana con ocasión de la reunión de la Comisión de Recursos Humanos del Ministerio de Sanidad, en la que participó, en representación de la administración autonómica balear, el director general de Prestaciones y Farmacia, Nacho García. La oferta de plazas para formar a especialistas en la comunidad crece en respuesta a las necesidades anticipadas del sistema; de hecho, las islas son el territorio con un mayor grado de retención de profesionales al acabar su periodo formativo. Esta potenciación ha sido posible después de que este año se hayan acreditado 6 nuevas unidades docentes en Balears: reumatología en Son Llàtzer, rehabilitación en Son Espases, multiprofessional de atención familiar y comunitaria en el Área de Salud de Eivissa y Formentera, geriatría en el Hospital Sant Joan de Déu, y, finalmente, farmacia hospitalaria en Can Misses. Asimismo, en el actual ejercicio de 2019 el Hospital de Inca ha sido acreditado como dispositivo docente. En la actualidad, en el archipiélago existen un total de 12 unidades docentes que forman a 566 residentes, la mayoría de los cuales completan el proceso en el Hospital Son Espases y la Gerencia de Atención Primaria de Mallorca. De hecho, esta unidad docente. que ahora ya forma a más de 110 residentes y que con la reciente ampliación de plazas acreditadas llegará a 250, se convertirá en una de las UD de familia más importantes del Estado.

Cabe recordar que el pasado mes de mayo el Consell de Govern aprobó el Decreto por el que se regula la ordenación del sistema de formación sanitaria especializada en las islas. El objetivo fue claro y diáfano desde el primer momento: mejorar la organización y el funcionamiento de la docencia, y garantizar la calidad del sistema de formación de especialistas residentes. A tenor de todo ello, los usuarios del sistema de salud público de Balears contamos con razones más que suficientes para sentirnos satisfechos, porque, no en vano, las 219 plazas que se ofrecerán en 2020 suponen la oferta más elevada que se ha hecho nunca en la comunidad, muy por encima de los datos que se registraron en otros ejercicios. Así, por ejemplo, el nivel mínimo de la última década coincidió con el año 2015, cuando se ofrecieron 127 plazas. Desde entonces, esta bolsa ha ido incrementándose ininterrumpidamente: 131 en 2016, 138 en 2017, 152 en 2018, y 157 en 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar