Trans

Dr. Fco. Javier Alarcón de Alcaraz.
Médico-Forense.
Especialista en Medicina Legal.
@Alarconforense

Si el sueño fue la culminación de la risa del año nuevo a costa de la insular trans-formación de Mr. Bean en Vicenç Thomás, a ver por qué el descojono no puede seguir siendo el santo y la seña de este espacio. Mucho más si la risa no necesita deuda, ni financiación adicional, ni mentiras como con las que se nos llena la boca cuando hablamos de Ib3 y de su nueva variedad sanitaria.

Mientras nuestro rockabilly director general Manresa lutea su fracaso en cifras de audiencia, nosotros le deseamos larga vida en la huelga de informativos que –como nulo informador- ha silenciado hasta a sus cuentas más íntimas. La de la vieja empieza a adquirir sentido.

Planeamos la mañana plácida cafeteando, Navidamos nuestra existencia mientras televidamos nuestras miserias, y -en ese mismo instante, en ese mismo grownmoment- asistimos al espectáculo de que la recolocación económica del nuevo programa de Neus Albis en la cadena tiene un rincón sanitario que sigue la tendencia de nuestras letras. Del lá-lá-lá al já-já-já.

Nos reímos solos mientras nos acompaña la sección de Xisco Nadal -líder del radiofonismo LGTBI en IB3- hablando de la gripe como nueva promesa del orgullo, o lo que viene a ser lo mismo, pasar del programa de corazón al programa del corazón, del intestino a la víscera, del colorín al colorado en este cuento que se les está acabando.

Analizar este nuevo formato sanitario es advertir la purita reconversión de la reclamación gay-etc hacia la declamación hetero machomán que hizo de Joan Calafat en su momento un prodigio terrorífico de quinceañeras, purita hombría sanitaria con su micro y su canesú. Lo sanitario trans-formado en sementario.

Pasamos esta legislatura ibetresiana del rosa palo al negro mate de Manresa y sus enfermedades ideológicas, y mientras tanto nos llegan los briconsejos de desatascación arterial de Nadal por el conducto de la reivindicación trans. Los virus de la entrepierna ya no son lo que eran gracias a Dios, y ya tienen quién los cure a través de la prensa hetero-intestina, que no queda nada sin su contrario, que no hay homo sin hetero al que reivindicarle el tema.

La psicodinamia del negocio es que empieza uno defendiéndose a sí mismo y termina convirtiéndose en causa financiada a precio de lo mucho que nos cuesta. La normalidad no tiene precio, y no necesitamos que nos la cobren al precio estratosférico al que la pagamos en IB3.

Si “ni Cristo” -en palabras de gente de la cadena- podía levantar hasta hace unos días el programa de Albis (digo el recolocado en el fracaso de audiencia de la mañana después del colocado fracaso de la audiencia por la noche) a ver por qué cojones los nuevos consejos viágricourológicosde Xisco Nadal no van ser capaces de que se note el bulto en una audiencia agatillada.

Neguémonos a utilizar adjetivos faltones como “poco serio”, “poco profesional” o “desubicado” ni locuciones como “no da” o “está de más” cuando lo que se debe es sencillamente manejar los datos de audiencia.

Para todo lo demás Manresa, que se fue a IB3 como político del PSIB siendo Andreu y que regresa por la puerta de atrás siendo “Andrés y otros tres”. Tres amigos, claro está.

Tags:,
Comments
  1. Caillou | Responder
  2. Niño | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar