La Conselleria de Salut de la CAIB se adhiere al Pacto Social para la No Discriminación y la Igualdad de Trato asociada al VIH

JUAN RIERA ROCA / La Conselleria de Salud del Govern balear se ha adherido al Pacto Social para la No Discriminación y la Igualdad de Trato asociada al VIH. Durante el año 2017 se diagnosticaron 163 nuevos casos de VIH en Balears: 136 en Mallorca, 8 en Menorca y 19 en Eivissa y Formentera.

Mañana 1 de diciembre se celebra el Día Mundial contra el Sida, que se visibiliza con un lazo rojo que simboliza el compromiso y la responsabilidad de informarse y actuar contra el VIH. La prevención, el diagnóstico precoz, la educación afectiva y sexual, y la lucha contra el estigma son las prioridades de la Conselleria de Salud ante el VIH, que en Balears registró 163 casos nuevos en el 2017.

Este año se quiere poner especial énfasis en eliminar el estigma, por lo que la Conselleria de Salud se adhiere al Pacto Social para la no Discriminación y la Igualdad de Trato asociada al VIH ―impulsado desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social―, cuya finalidad, es eliminar la discriminación asociada al VIH y al sida, garantizar la igualdad de trato y de oportunidades, el respeto de los derechos fundamentales y la diversidad de las personas afectadas.

Desde el Ministerio se ha creado un grupo de trabajo para hacer seguimiento de los objetivos marcados en este Pacto Social. Estos objetivos contemplan acciones relacionadas con la vigilancia de situaciones de discriminación; con la ampliación de garantías de protección legal; la promoción de políticas para evitar la discriminación en los ámbitos laboral, educativo y sanitario; garantizar el acceso a las técnicas de reproducción asistida y a la adopción, y promover el empoderamiento de las personas afectadas, entre otras.

El estigma y la discriminación hacia las personas afectadas por el VIH provoca un sufrimiento personal por la vulneración de los derechos de los afectados como por el hecho de que puede disuadir a otras personas de hacerse la prueba de detección del VIH y así dificultar el diagnóstico precoz.

Las tasas de infección por VIH en Balears (por encima de los 12 casos por 100.000) se mantienen superiores en las nacionales, que desde el año 2010 muestran un perfil descendente situándose en el año 2017 un poco por encima de los 7 casos por 100.000 mientras que en nuestra comunidad se sitúa alrededor de los 14,5.

En Balears, desde el 2003 y hasta julio de 2018 se han diagnosticado 2.484 casos acumulados de VIH, de los que 2.083 corresponden a Mallorca, 101 a Menorca, 294 a Eivissa y 6 a Formentera.

En el año 2017 se diagnosticaron 163 casos (136 en Mallorca, 19 en Eivissa y Formentera, y 8 en Menorca). Y entre los meses de enero a julio de 2018 (última actualización) han sido 35 nuevos diagnósticos en las Illes Balears (26 en Mallorca, 6 en Eivissa y Formentera, y 3 en Menorca). Estos datos representan a un 81 % de hombres (2.022 casos) y un 19% de mujeres (462 casos).

Cabe señalar que la incidencia en hombres es moderadamente ascendente desde el año 2003 (107 casos) al año 2017 (153 casos). Por el contrario, la evolución en las mujeres es descendiente, con 31 casos en el 2003 frente a los 10 casos diagnosticados en 2017. Con respecto a la distribución de casos por categorías de transmisión, disminuyen los casos de transmisión en usuarios de drogas por vía parenteral (45 casos en 2003 frente a los 7 casos del 2018).

Aproximadamente un 80 % de los casos se asocian a transmisión sexual, aumentando entre personas homosexuales y bisexuales (35 casos en el 2003 frente a los 107 del 2017) y disminuyendo entre personas heterosexuales. A pesar de que el dato es prácticamente el mismo en 2003 (43 casos) que en 2017 (42), hay que tener en cuenta que entre los años 2006 y 2013 se han superado los 70 y 80 casos anuales en esta categoría.

Por otra parte, la media de edad en el momento del diagnóstico de los casos acumulados en las islas es de 37 años (37,5 años para hombres y 35,1 para mujeres) y un 65 % de las personas diagnosticadas son menores de 40 años. Aunque la prueba es gratuita y confidencial, el 52 % de los diagnósticos no pediátricos lo fueron con retraso, es decir, cuando la infección estaba en fase avanzada.

Un diagnóstico precoz permite acceder con rapidez al tratamiento, lo que mejora la calidad de vida de las personas infectadas, disminuye las enfermedades relacionadas con el VIH, la mortalidad y la transmisión de la infección a otras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar