Menorca siente y vive la salud pública de toda España

Joan Carles March
Profesor de la Escuela
Andaluza de Salud Pública

Menorca en septiembre es Salud Pública, es Escola de Salut Pública. Se juntan mas de 650 profesionales de toda España para plantear, debatir, sugerir los planteamientos a hacer de la Salud pública.

La oferta académica es el aspecto más valorado de la Escola de Salut Pública de Menorca, con un programa participativo, diverso y de máximo interés y actualidad, entre el 17 y el 26 de septiembre en su 29 edición que se hace en el maravilloso espacio del Lazareto de Mahón.

Ir a la escuela en barca, atravesando el canal del Puerto de Mahón, entre Cales Fonts y el Lazareto, genera un placer indescriptible que lo mejora, la presencia de los pinos y de los edificios en la isla en un entorno académico de lujo.

La Escuela tiene muchos actores fundamentales. Entre ellos, cabe destacar a: Clemen, gestionando desde el Institut Menorquín d’ Estudis, todo el montaje administrativo de la misma, Maties, como coordinador docente y persona clave en el mantenimiento de esta institución que patrocina el Govern Balear y el Consell Insular, Esteve como director académico de esta escuela que coordina aspectos tan importantes como la participación y colaboración fundamental de la UIMP e Ildefonso Hernandez, fundamental desde su fundación en que la escuela tenga la presencia necesaria en todos los enclaves y ámbitos de la salud pública.

Aspectos como la transformación digital del Sistema Nacional de Salud ha sido uno de los retos debatidos en la Escuela, al ser un tema de los más complejos a los que se enfrenta la sanidad y que tendrá un gran impacto para todos los implicados. Consultas telefónicas, video llamadas o enviar fotos por teléfono móvil a los/as profesionales sanitarios para resolver dudas serán cada vez más habituales, y supone tanto una demanda de los pacientes como una necesidad del sistema para adaptarse al futuro.

Otro de los aspectos debatidos ha sido el del feminismo que ha conseguido dar visibilidad al problema de salud de la mujer, consecuencia de la desigualdad de género que existe en nuestra sociedad. Para poder avanzar en la igualdad se ve que es necesario contar con los hombres y para ello es necesario hacer visibles los costes en salud que esta desigualdad tiene también para ellos.

También se ha trabajado sobre dolor. Existe un problema enorme en el tratamiento del dolor de las mujeres. Algunos profesionales sanitarios tienen tendencia a vincular sus síntomas físicos con problemas psicológicos y les hipermedican con ansiolíticos y antidepresivos en lugar de darles analgésicos.

Más tarde, a veces al cabo de varios años sufriendo, descubren que tenían una enfermedad autoinmune que no se había diagnosticado a tiempo. En cambio, cuando un hombre acude con síntomas de dolor, le realizan más pruebas médicas y le dan analgésicos.

Asimismo, ha estado presente el tema del ejercicio físico con la conclusión de que un corazón deportivo mantiene el cerebro activo y que cada vez más la neurociencia va demostrando con nuevos estudios que tener un cuerpo sano lleva a una mente sana.

Otro aspecto tratado es el de la investigación. La valoración hecha es que se crea mucho conocimiento en el campo de la salud y se desarrollan programas eficaces pero luego no se implementan bien, no se utilizan o no se extiende su uso. De hecho, se habla de que existe un vacío importante entre la investigación y la práctica.

La presencia en la isla se ve con actos como el debate sobre el actual sistema global de acceso a los medicamentos que ni es sostenible para las administraciones, que se ven desbordadas ante la creciente factura de sus sistemas de salud por el elevado coste de los nuevos fármacos, ni es equitativo desde el punto de vista social. Por ello, desde la campaña “No es Sano” se ha hecho un llamamiento para lograr un cambio de tendencia y adoptar medidas que nos acerquen a un modelo de innovación de medicamentos.

La presencia de la Escuela en la isla de Menorca se completa con actos cómo la mesa redonda «La contaminación química y la salud» o la actuación de danza Doble Bach de la compañía Antonio Ruz en el Orfeón Maonés.

La Escuela de Salud Pública de Menorca mira con ilusión el hito de los 30 años que se celebrará en 2019 en un momento en que la actividad académica se encuentra en plena forma como espacio de formación, reflexión y debate de referencia a nivel nacional e internacional en temas de salud pública y salud comunitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar