La sociedad no puede olvidarse del Alzheimer

El pasado 21 de septiembre tuvo lugar la celebración del Día Mundial del Alzheimer, instituida por la Organización Mundial de la Salud en 1994 y cuya edición de este año se ha desarrollado bajo el lema ‘Alzheimer, conciencia social’.

La prioridad en 2018 ha sido la de sensibilizar a la sociedad española sobre la que está considerada una de las grandes epidemias del siglo XXI, y, por otra parte, impulsar una campaña de educación sanitaria dirigida a promover la prevención de esta patología, que afecta a más de 4,5 millones de personas en España, si a quienes sufren directamente la dolencia sumamos a los familiares y cuidadores En esta edición del Día Mundial, las organizaciones sociales agrupadas en torno al ámbito del Alzheimer han reivindicado la necesidad de garantizar un adecuado abordaje integral de la enfermedad que, además de combatir sus efectos sociosanitarios, se centre también en los derechos de las personas afectadas, es decir, el binomio paciente -cuidadores.

Con los datos en la mano, la enfermedad de Alzheimer se halla detrás de entre el 60 y el 80 por ciento de casos de demencia. Aunque el factor de riesgo preponderante es la edad, dado que la mayoría de los afectados tienen más de 65 años, la realidad es que ocasionalmente el Alzheimer puede manifestarse en gente más joven.

Independientemente de ello, resulta inevitable que el Alzheimer progrese, avance y empeore a medida que transcurren los años. De hecho, a pesar de que en la fase inicial los síntomas son leves, la enfermedad irá sumiendo poco a poco al paciente en el más absoluto ostracismo, hasta el punto de que perderá la capacidad de mantener una conversación o reconocer a las personas de su entorno.

El desenlace último de la dolencia es la muerte, si bien el margen de supervivencia es sumamente amplio y puede oscilar entre los cuatro y los veinte años. Precisamente por esta razón, es tan importante que la sociedad en su conjunto se involucre no solo en la atención a las personas con Alzheimer, sino también en el apoyo a sus familiares y cuidadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar