¿Cómo afecta el calor a nuestro corazón?

E Dr. André Budrowitz, cardiólogo en Hospital de Llevant

Las principales causas de mortalidad durante las olas de calor se relacionan con las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y respiratorias

El calor excesivo es el principal enemigo de nuestra salud en esta época del año. Un calor que afecta especialmente a quiénes sufren patologías cardiovasculares. El motivo principal del aumento de patologías en verano es la deshidratación.

Con las altas temperaturas, la posibilidad de deshidratación aumenta, acentuando el riesgo cardiovascular en aquellas personas que son más propensas a problemas circulatorios o arteriales. De hecho, los conocidos golpes de calor no son más que eso. “El golpe de calor es un estado de deshidratación e insolación que se produce a consecuencia de temperaturas muy elevadas, cuando las personas pierden una gran cantidad de agua y electrolitos, lo que conlleva el disparo de la presión arterial”; explica el Dr. André Budrowitz, cardiólogo en Hospital de Llevant.

“Esta fuerte ansiedad y deshidratación hacen que las personas liberen sustancias como las catecolaminas, las que producen la vasoconstricción de todas las arterias, elevando la presión arterial y reduciendo el flujo sanguíneo, lo que aumenta la frecuencia de contracción del corazón”, añade.

Los síntomas de la deshidratación

Los síntomas de la deshi – dratación suelen comenzar con una sensación de cansancio, leves mareos, cifras bajas de presión arterial o taquicardia, seguido de contracturas musculares o calambres. Incluso pueden llegar a aparecer convulsiones o pérdida total del conocimiento.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, la primera recomendación de los especialistas es hidratarse con bebidas isotónicas incluso aunque no se tenga sensación de sed, circunstancia frecuente sobre todo en los mayores y en los niños.

Deporte y calor: un riesgo para nuestro corazón

Hacer ejercicio en un clima caluroso añade presión extra a nuestro cuerpo. La temperatura del aire aumenta también nuestra temperatura corporal. “Cuando esto pasa, nuestro cuerpo envía más sangre a circular a través de la piel, dejando menos a los músculos y aumentando como consecuencia el ritmo cardíaco”, explica el especialista.

En condiciones normales, los vasos sanguíneos y el nivel de transpiración enfrían el cuerpo de forma natural, pero pueden no hacerlo correctamente cuando estamos expuestos a altas temperaturas.

“Es cuando fallan estos sistemas de enfriamiento natural cuando se desarrolla una enfermedad asociada al calor”, precisa Dr. Budrowitz.

Entre las más peligrosas debemos destacar el golpe de calor, una situación de emergencia potencialmente mortal que ocurre cuando la temperatura corporal es mayor de 40ºC.

El calor excesivo puede generar signos y síntomas que incluyen confusión, irritabilidad, problemas del ritmo cardíaco, mareos, náuseas, problemas visuales y fatiga. En alguno de estos casos es fundamental la atención médica inmediata para prevenir cualquier daño que se pueda ocasionar. “No se puede tomar a la ligera la idea de salir a la calle en horas en las que la exposición solar es muy elevada porque puede implicar un peligro real”, matiza el cardiólogo.

Y es que, pese a que las patologías cardiovasculares están principalmente asociadas al frío, las principales causas de mortalidad que se producen durante las olas de calor tienen como consecuencia las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y respiratorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar