El nuevo modelo de extinción de plagas de Cort permite reducir los avisos de ciudadanos en más de un 35%

Antònia Martín regidora del área de Sanidad del Ayuntamiento de Palma


Joan F. Sastre /

La regidora de Sanidad, Antònia Martín, defiende la protección de la salud pública y la participación ciudadana como principales ejes de la actuación de su departamento

El área de Sanidad del Ayuntamiento de Palma, al frente de la cual se halla la regidora Antònia Martín, ha duplicado el personal destinado al control y extinción de plagas en la capital balear. Las tres parejas de operarios que integraban el servicio anteriormente han pasado a siete. De esta manera, como explica la edil, “tenemos la posibilidad de destinar cinco de estas parejas a los distritos de Ciutat, mientras que las otras dos desarrollan su labor, respectivamente, en el Pla de Sant Jordi y en la atención de urgencias”.

Todo ello ha sido posible gracias al incremento de la dotación presupuestaria que Cort destina a esta actuación y, muy especialmente, a la aplicación de las nuevas condiciones establecidas en la adjudicación externa del servicio y que son, en palabras de Antònia Martín, “mucho más exigentes que antes, ya que nuestro principal objetivo es garantizar la protección de la salud de la población, y eso requiere llevar a cabo un trabajo efectivo y riguroso que es supervisado día a día por parte de los técnicos municipales”.

Cambio de mentalidad

De hecho, según Martín, “es necesario cambiar la mentalidad en relación a la tarea que acometemos en este departamento. La finalidad que perseguimos no tiene que ver tan solo con la higiene o con la limpieza. Básicamente, es una cuestión de protección de la salud pública, y ese es el faro que guía la actuación del área municipal de Sanidad en todo su conjunto”.

Para materializar esta prioridad, Antònia Martín y su equipo han optado por un ambicioso cambio de modelo que, en gran medida, viene marcado por la atención más directa no únicamente a los diversos núcleos territoriales de Palma, sino también a las urgencias que, sobre todo en determinados períodos del año, se producen en relación a las plagas: “Antes, – según explica Martín – cuando un ciudadano llamaba para denunciar la existencia de un foco de ratas, cucarachas, mosquitos y otros insectos era necesario desplazar a los operarios de los distritos para que se ocuparan inmediatamente de paliar esa situación. Ahora, en cambio, disponemos de un equipo específico para urgencias”.

En esta misma línea, las mejoras introducidas a partir de este año han afectado al número de tratamientos integrales de fumigación que los técnicos llevan a cabo. De esta manera, las dos intervenciones anuales que se realizaban anteriormente han aumentado a tres, asegurando, en palabras de la regidora de Sanidad, “una más correcta gestión del alcantarillado, los imbornales y el resto de los equipamientos públicos de la ciudad que resultan proclives al surgimiento de plagas”.

Por otro lado, la utilización de los productos fumigadores responde, según Martín, “a criterios ecológicos y de sostenibilidad medioambiental avalados por las normativas europeas de salud, que de cada vez son más estrictas en estos temas.

Concretamente, se trata de tratamientos específicos absolutamente inocuos para las personas y para cualquier ser vivo que no sea el insecto al que se pretende eliminar”. Todas estas actuaciones cuentan con la correspondiente certificación de la Conselleria de Salut, en cuyos comités de seguimiento participa activamente el área de Sanidad de Cort.

Otra de las prioridades que la concejalía encabezada por Antònia Martín ha subrayado especialmente es la participación ciudadana. Este criterio exige, como expone la regidora, “mantener permanentemente informados a los vecinos sobre la labor que desarrolla nuestra área, y de ahí que la web del Ayuntamiento de Palma recoja mensualmente todas las actividades que llevamos a cabo en el departamento, y particularmente en las labores de extinción de plagas. A ello hemos de añadir las sesiones informativas que organizamos a petición de cualquier tipo de asociación o entidad que lo requiera, y en el horario que les resulte más conveniente”.

Participación

De hecho, Martín considera que “solo mediante la información conseguiremos que los vecinos tengan la oportunidad de participar más activamente en la gestión del municipio, haciendo realidad el principio del empoderamiento ciudadano en el que tanto creemos quienes actualmente tenemos la responsabilidad de gobernar Palma”.

Todas estas mejoras se han traducido en una destacable reducción del número de avisos que se reciben en el área municipal de Sanidad alertando de la existencia de plagas. Comparando los primeros siete meses del presente año (de enero a julio) con el mismo período del ejercicio anterior, el descenso de llamadas recibidas por este concepto en el departamento se sitúa, globalmente, en el 35,68%, resultando especialmente notoria la reducción obtenida en el capítulo de mosquitos, con un 56,5%. En el caso de las ratas, el descenso ha sido del 27,9 y por lo que respecta a las cucarachas, del 35,7%.

Colonias de gatos y el mosquito tigre

Existen dos tipos de colonias de gatos en Palma: las que se mantienen bajo un estricto control por parte de quienes se ocupan de cuidar a estas entrañables mascotas y de proporcionarles el alimento adecuado, y que no suponen ningún problema para la protección de la salud pública, y aquéllas que proliferan de forma indiscriminada y sin ningún tipo de seguimiento.

“Estamos hablando – detalla Antònia Martín – de las personas que acostumbran a dejar todo tipo de productos en plena vía pública a disposición de los gatos que frecuentan una determinada zona. Esta práctica, que además se halla estrictamente prohibida por las ordenanzas municipales, genera un problema evidente de salud pública, porque al no existir el control adecuado es habitual que los desperdicios que se quedan en la calle atraigan la presencia de ratas. Sabemos que los vecinos que obran de esta forma no actúan con mala intención, pero es importante que encaucen su elogiable amor a estos animales por las vías correspondientes, es decir, poniéndose en contacto con los responsables de las numerosas colonias controladas que existen en Palma”.

Otro foco de posible contagio de enfermedades al que la regidoría de Sanidad de Cort presta especial atención es el mosquito tigre. En este sentido, el departamento ha editado diferentes folletos informativos que recogen de manera ilustrativa los hábitos de prevención y limpieza que los ciudadanos deben adoptar para reducir la presencia de este insecto.

Entre estas prácticas, como se recoge en los folletos, se hallan las de evitar que se acumule agua en recipientes y vaciarla de cualquier tipo de objeto donde se haya depositado anteriormente, desde las macetas hasta los ceniceros o las bebidas de plástico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar