La Asociación Española de Bioempresas ASEBIO califica de retroceso la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre las técnicas de edición genética

Juan Riera Roca /
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ha dictado recientemente una sentencia acerca de los organismos obtenidos por mutagénesis mediante técnicas de edición genética (como CRISPR, entre otras), que la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) considera un retroceso.

El Tribunal de Justicia Europeo considera que estos organismos deben de ser considerados como Organismos Modificados Genéticamente (OGM) o a los efectos de la Directiva sobre OGM y estarían sujetos a las obligaciones establecida en ella, según se desprende del reciente texto legal.

Para ASEBIO «esta sentencia supone un retroceso para las perspectivas de las técnicas de edición genética (que modifican el ADN de un organismo sin insertar ningún gen externo de otra especie), ya que tendrán que someterse a una regulación tremendamente restrictiva que limitará su desarrollo.»

ASEBIO, en línea con la opinión de la patronal europea de biotecnología Europabio, considera esta sentencia pone en riesgo el impacto positivo que la aplicación de los avances conseguidos con estas técnicas supondría para la ciencia, el desarrollo y la innovación en Europa.

Basa esta afirmación en que podrían dificultar la materialización de los beneficios que suponen las técnicas de edición del genoma y una pérdida de competitividad considerable de Europa frente a otros continentes que ya las están utilizando, según han manifestado en un comunicado desde la entidad.

«Actualmente —añaden— su uso tiene múltiples aplicaciones como el enriquecimiento de nutrientes y el aumento de la resistencia a plagas de cultivos, lo que ayudaría a mitigar los efectos del cambio climático, y se está investigando su uso en el desarrollo y producción de nuevos tratamientos y terapias para múltiples enfermedades.»

En esta sentencia, el Tribunal de Justicia precisa que los Estados miembros son libres de regular si tales organismos deben de estar sujetos a las obligaciones establecidas en la Directiva de los OGM o a otras obligaciones, y por lo tanto de legislar en este ámbito, se añade en el análisis de la misma.

«Creemos —se incide desde ASEBIO— que la Unión Europea y sus estados miembros deben establecer un diálogo proactivo con la sociedad para concienciarla de los beneficios que producen estas técnicas para su vida diaria y su entorno.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar