El COIBA considera lamentable que el Congreso de los Diputados no haya sido capaz de alcanzar una solución a la prescripción enfermera

Rosa María Hernández es la presidenta del COIBA

Juan Riera Roca /
Rosa María Hernández, presidenta del Col•legi Oficial d’Infermeria (COIBA) ha manifestado su decepción a su regreso de las primera negociaciones con las fuerzas políticas en el Congreso de los Diputados para intentar solucionar el conflicto generado por el decreto del Gobierno central que limita la prescripción enfermera, impidiendo una práctica para las que están capacitadas y que ahora colapsa la asistencia:

“Estamos decepcionadas –ha declarado Rosa María Hernández –porque se ha perdido esta oportunidad para solucionar el embrollo de la prescripción enfermera, una normativa compleja y disparatada que desprecia a las profesionales, dificulta la vida de los pacientes y obstaculiza el funcionamiento del sistema”. La negociación con PSOE, Ciudadanos y Podemos se ha llevado a cabo a un año del conflictivo decreto.

El Col•legi Oficial d’Infermeria de les Illes Balears considera lamentable que la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales del Congreso de los Diputados no haya sido capaz de desencallar el problema de la “prescripción enfermera”, a pesar de que una mayoría de sus integrantes (PSOE, Podemos y Ciudadanos) se habían comprometido en ello con el COIBA y con otros colegios profesionales de España.

Hernández ha recordado que la postura de este colegio, también compartida por otros muchos colegios y profesionales, ha sido siempre la misma. En primer lugar, promover la derogación del Real Decreto 954/2015 de Prescripción Enfermera. Pese a su denominación, este decreto prohíbe a las enfermeras prescribir todos los fármacos que hasta el momento, y dada su formación técnica, venían prescribiendo a los usuarios.

En segundo lugar se aboga por incluir a las enfermeras en la Ley del Medicamento, como profesionales prescriptores y siempre en el ámbito de sus competencias, en las mismas condiciones que médicos, podólogos y odontólogos. Se da la circunstancia que profesionales –perfectamente cualificados pero de un ámbito mucho más acotado, como son los podólogos –pueden prescribir, pero las enfermeras no.

La tercera reivindicación a la que desde las representaciones colegiales de la profesión enfermera no se renuncia, es transponer a la legislación española la directiva europea 2013/55/UE, que recoge la capacidad diagnóstica y prescriptora de las enfermeras. En su ausencia todo el peso prescriptor cae en los hospitales y centros de salud sobre los médicos, lo que colapsa un sistema que hasta ahora funcionaba de forma óptima.

“La solución definitiva a la prescripción enfermera pasa por la derogación del Real Decreto, la transposición de la directiva europea 2013/55/UE y la modificación de la Ley del Medicamento. Nada más ni nada menos”, opina Hernández. Además, este fue el compromiso adquirido tanto por el PSOE como por Ciudadanos y Podemos en las reuniones mantenidas en diciembre con varios presidentes de colegios profesionales.

Sin embargo, la Proposición no de Ley (PNL) presentada finalmente la semana pasada por el PSOE en la Comisión de Sanidad recogía únicamente el primero de estos puntos (la derogación del Real Decreto 954/2015 de Prescripción Enfermera), lo cual es considerado por los representantes profesionales de la enfermería como insuficiente para acabar de solucionar definitivamente el tema de la prescripción.

Ante esta situación, tanto Ciudadanos como Podemos y ERC defendieron la necesidad de añadir las otras dos medidas: la transposición de la directiva europea y la modificación de la ley del medicamento. Sin embargo, el PSOE no accedió a modificar su propuesta, considerada desde ese momento como “descafeinada e insuficiente”, pese a la postura del resto de partidos de la oposición que hubieran supuesto una mayoría.

“En el tira y afloja de las negociaciones, sin que sepamos muy bien porqué ni por qué no, el PSOE no ha querido aceptar las enmiendas de estos dos grupos, pero sí una transaccional con el grupo mixto, que retiraba incluso la exigencia de derogar el Real Decreto” ha explicado Hernández, haciendo un decepcionado análisis del fracaso del proceso a su paso por el Congreso de los Diputados, al menos en esta primera fase.

En definitiva. Siguió explicando la representante colegial del colectivo profesional de enfermeras de las Islas Baleare: el PSOE incluso ha rebajado sus exigencias primeras, proponiendo al Congreso instar al Gobierno a “derogar o sustituir” el RD. Sí solicitaba la transposición de la directiva europea (que debía estar transpuesta desde el 2015), y se olvida de la Ley del Medicamento.

“En pocas palabras: esta nueva propuesta era un texto descafeinado e incoherente que no mejoraba en nada la situación de las enfermeras ni de los pacientes”, ha reflexionado Hernández. “Ciertamente, es una oportunidad perdida y una decepción para las enfermeras”, ha concluido la presidenta del COIBA, que se había llegado a mostrar optimista por el apoyo antes manifestado por los tres grandes partidos de la opsición.

Desde el COIBA se hace especial énfasis en el hecho de que “las enfermeras continúan así en una situación complicada, ya que son los únicos profesionales sanitarios que no pueden ‘recetar’ los medicamentos o material que recomiendan al paciente, obligándole a ir al médico para que éste le ponga en la receta lo que recomienda la enfermera, un embrollo sujeto a errores”.

Estos potenciales problemas derivan del hecho objetivo de que el médico no conoce bien este material porque no es el responsable de su utilización, obligando a una triple visita al paciente, el doble gasto farmacéutico al sistema de salud y la importante pérdida de tiempo de todos los implicados. Y ello, en ocasiones, para productos farmacéuticos que ni tan siquiera requieren receta si se adquieren libremenete.

Hernández reitera que “la única solución sensata a esta situación es dejar de segregar a las enfermeras, de tratarlas de forma distinta a los otros profesionales prescriptores, como son médicos, odontólogos o podólogos, que prescriben sin ningún tipo de problemas dentro del ámbito de sus competencias”. El COIBA continuará trabajando en esta línea, con el objetivo de que la prescripción enfermera se haga realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar