El Servei de Salut de Balears se prepara para evitar que el Efecto San Sebastián colapse las urgencias y los hospitales

Juan Riera Roca /
El Servei de Salut de les Illes Balears (IBSalut) se prepara contra el llamado “efecto San Sebastián”. Por estas fechas, más o menos coincidiendo con la fiesta del patrón de Palma, y si no se ha hecho una buena planificación sanitaria, se corre el riesgo del colapso del acceso a los hospitales.

La razones del “efecto San Sebastián”, tal como se le dio en llamar hace años por los profesionales sanitarios más veteranos, son dos e interrelacionadas: en primer lugar el frío ya ha llegado de pleno y con ello la gripe, que en estos momentos está comenzando a golpear en las Islas, con una incidencia de casos media respecto a España.

En segundo lugar muchas personas con patologías crónicas han pasado unas Navidades con algún exceso alimentario y de otros tipos, aguantando pequeñas molestias por no “estropear las fiestas”, molestias que tal vez eran síntomas previos al reagudizamiento de sus patologías de base.

La confluencia de estos dos efectos es una avalancha, aparentemente repentina, de personas enfermas de gripe y/o problemas asociados –desde neumonías a problemas cardíacos— la mayoría de ellos enfermos mayores y especialmente frágiles, que en otros tiempos (cuando solo existía Son Dureta) colapsaban el sistema sanitario.

Hoy las cosas están mucho mejor, con un Hospital Universitario de Son Espases que multiplica la capacidad de Son Dureta, además de la existencia de otros centros sanitarios potentes, como Son Llàtzer, los hospitales comarcales de Inca y Manacor y de Ibiza y Formentera y Menorca remozados y ampliados.

Aún así es precisa una planificación sanitaria especial. Por ello el IBSalut ha puesto en marcha el plan de contingencia ante el aumento de la presión asistencial a los servicios de urgencias de los hospitales públicos de las Illes Balears. Este plan prevé una serie de acciones, como la apertura de espacios asistenciales hospitalarios.

También, el incremento del número de camas de los servicios de urgencias, la contratación de profesionales, la derivación a centros concertados, la mejora en el control y el seguimiento de los pacientes crónicos o la concienciación de la población sobre el uso correcto de urgencias potenciando la atención primaria y el 061-Salut Respon.

El último control de la red centinela evidenció que las Illes Balears se encuentran en un nivel epidémico medio, con 63,9 casos de gripe por cada 100.000 habitantes. Este incremento suele coincidir con periodos festivos y también con la prolongación de la estancia media por el ingreso de pacientes crónicos.

Estos factores afectan a todos los hospitales y, por lo tanto, se hace necesario tener una visión global y anticipada, integrando hospitales, atención primaria y dispositivos de atención urgente a la hora de activar el plan de contingencia. También se encuentran vigentes convenios con otros centros públicos o concertados..

Las líneas de actuación activadas por el IBSalut son:

En los servicios de urgencias

– Ampliación del espacio asistencial destinado a las urgencias: el Hospital de Manacor ha ampliado en 8 camas de observación el Servicio de Urgencias; el Hospital Son Llàtzer dispuso 16 camas de cuidados en el pasado mes de noviembre. Con respecto al Hospital Universitario Son Espases, habilitó 8 camas a final de diciembre, y 8 más preparadas para abrir en cualquier momento.

– Refuerzo de los recursos humanos en los servicios de urgencias durante este periodo: el Hospital Universitario Son Espases ha contratado a 8 enfermeras y 8 auxiliares de enfermería y el Hospital Son Llàtzer ha contratado a 5 enfermeras, 5 auxiliares y 2 celadores. El Hospital de Manacor ha reforzado el Servicio de Urgencias con 1 médico, 2 enfermeras y 2 auxiliares de enfermería.

Acciones en el ámbito intrahospitalario

– Ampliación transitoria del número de camas asistenciales: el Hospital Son Llàtzer tiene disponibles, a partir del mes de enero, 24 que ya están abiertas (con la contratación del personal necesario) y otras 12 preparadas para abrir en cualquier momento.

– Seguimiento proactivo de pacientes de larga estancia: el Hospital Comarcal de Inca tiene la Unidad de Valoración Sociosanitaria (UVASS), un trabajador social y la enfermera gestora de casos.

– Activación de la consulta de medicina interna de alta resolución: la activación de esta consulta en el Hospital Comarcal de Inca está destinada a pacientes crónicos complejos que proceden de Atención Primaria o de urgencias.

– Gestión de altas desde la planta de hospitalización con una valoración a primera hora de la mañana de los pacientes ingresados para agilizar las altas.

– Procedimiento de ingreso inmediato de pacientes quirúrgicos con el ingreso el mismo día en el que está programada la intervención, de manera que disminuye el tiempo de preingreso.

– Seguimiento interno de pacientes crónicos complejos y crónicos avanzados para disminuir la tasa de reingresos. Activación de la hospitalización a domicilio en el área del Hospital Universitario Son Espases.

Convenios con otros centros

El Servicio de Salud dispone de camas en los dos hospitales sin ánimo de lucro que forman parte de la red hospitalaria pública: Cruz Roja (44 camas) y Sant Joan de Déu (200 camas). También dispone de 90 camas en la Policlínica Miramar. El Hospital Universitario Son Espases dispone de todas las camas del Hospital General (100) y de Verge de la Salut (25). El Hospital de Manacor tiene el apoyo del Hospital de Llevant, y el Hospital de Inca, el del Hospital de Muro. Por otra parte, el Hospital Son Llàtzer dispone de las camas del Hospital Joan March (106). Además, el Servicio de Salud dispone, como siempre, con el apoyo de la red hospitalaria privada.

Asimismo, se convocarán unos comités de seguimiento del plan de contingencia por parte del Servicio de Salud con contacto diario con los hospitales, atención primaria y el SAMU-061. Además, cada mañana se reúne en cada hospital el coordinador del área de críticos, el jefe del Servicio de Medicina Interna, el jefe del Servicio de Urgencias, el jefe del Servicio de Admisión, el coordinador quirúrgico, la dirección de enfermería, la dirección médica y la gerencia para evaluar la situación de las urgencias y comunicar su resultado al Servicio de Salud. También se pueden realizar las evaluaciones y los ajustes que sean necesarios en función de cómo evolucione la demanda en los servicios de urgencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar