El PSIB-PSOE pide el reconocimiento del derecho a una segunda opinión médica e insta al Govern a regular la publicidad en el ámbito sanitario

Juan Riera Roca /
El Grupo Parlamentario Socialista ha pedido al Govern de la CAIB reconozca el derecho de los pacientes a obtener una segunda opinión médica sobre su proceso patológico, es decir, a que un segundo médico lo diagnostique si no queda satisfecho del primer diagnóstico por un problema de salud grave.

A través de una proposición no de ley, el diputado socialista, vicepresidente del Parlament Vicenç Thomàs y ex conseller de Salut ha explicado que con esta propuesta «recogemos un vacío normativo que tiene la CAIB y que ya está reconocido en otros lugares como Madrid, Valencia, Andalucía o Cantabria».

En este sentido, Thomàs ha argumentado que este derecho se contempla en el artículo 11.4 de la Ley de Salud de 2003, pero nunca ha sido desarrollado mediante un decreto, por lo que la intención de los socialistas es que el derecho a la segunda opinión médica «pueda tener un desarrollo normativo».

Según el socialista, este derecho fomenta «la autonomía del paciente en relación a los servicios sanitarios y el reconocimiento del papel protagonista del ciudadano en su salud». Además, también servirá «para fortalecer la relación entre el profesional sanitario y el paciente antes de emprender determinadas medidas».

Ya que, cuando se pide este derecho, en el fondo, « está pidiendo qué motivos deben poder permitir la segunda opinión médica», dijo el dioutado autonómico socialista y experto en gestión sanitaria explicando con ello todas las razones que llevan al Grupo Parlamentario Socialista a esta solicitud.

Por otra parte, el Grupo Parlamentario Socialista también ha pedido, a través de otra proposición no de ley, que se regule la publicidad en el ámbito de la salud. «No sólo están en juego intereses económicos sino también el derecho a la salud de las personas», apuntó Thomàs.

La iniciativa se presenta porque «la publicidad en el ámbito sanitario a veces no está sujeta a las exigencias publicitarias de veracidad, fiabilidad, etc». Por ello, se convierte en una necesidad «incluir mecanismos que controlen y regulen la publicidad de carácter sanitario», avanzó el socialista.

«De hecho, si miramos la legislación autonómica y estatal, encontramos que en nuestro propio Estatuto de Autonomía existen artículos que permiten y obligan a la Comunidad Autónoma a actuar y regular», explican los socialistas.

Por ello, el PSIB-PSOE ha pedido al Govern de la CAIB que «desarrolle las competencias legales que tiene para implementar una adecuada regulación de publicidad de productos sanitarios para evitar publicidad engañosa y desleal». También se pretende desde las filas socialistas poner en marcha medidas de control.

La iniciativa socialista propone por ello instar al Ejecutivo autonómico a «iniciar inspecciones publicitarias para asegurar que se cumplen las garantías de salud pública». Todo ello, según Thomàs, debe hacerse «con los colegios profesionales sanitarios y las asociaciones de consumidores».

Ambas Proposiciones No de Ley han sido aprobadas por la Comisión de Salud del Parlamento de las Islas Baleares por asentimiento.

Comments
  1. carlos | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar