Atención a la cronicidad y el modelo sanitario del siglo XXI

salud-ediciones-squareEstamos asistiendo, desde hace, al menos, cuatro o cinco décadas, a un cambio progresivo en el tipo de atención sanitaria que solicitan y reclaman los pacientes, un proceso íntimamente ligado al envejecimiento de la población, el incremento de la esperanza de vida y, en consecuencia, a la mayor prevalencia de enfermedades crónicas y pluripatologías.

Este es el marco que depara sentido y justificación a la Estrategia de la Cronicidad que el Govern de les Illes Balears, a través de la Conselleria de Salut y el Servei de Salut, ha presentado recientemente en el Hospital General de Palma, una elección, la de del centro hospitalario que acogió el acto, que no debe ser pasada por alto en cuanto a que supone toda una declaración de intenciones en torno al verdadero significado de este protocolo asistencial.

Según la Organización Mundial de la Salud, hacer frente a la cronicidad conlleva, en el caso de las administraciones sanitarias, adoptar tres medidas específicas: inventariar las enfermedades crónicas y sus determinantes sociales, económicos comportamentales y políticos; reducir el grado de exposición a factores de riesgo; y fortalecer la asistencia sanitaria. Este modelo ha demostrado sobradamente su eficacia en los territorios en que se ha implantado, y así debe ocurrir, también, en Balears si el espíritu de consenso, de unidad de acción, y de implicación de todos los profesionales y colectivos, se hace patente con idéntica intensidad a la que se dejó traslucir en el emblemático acto celebrado en el Hospital General, bajo la presidencia de la consellera de Salut, Patricia Gómez, y con la asistencia del director general del Ib Salut, Juli Fuster, y de los responsables de los equipos de los diversos niveles asistenciales que han de jugar un papel determinante en la puesta en marcha de la estrategia.

Sin duda alguna, como muy bien han detectado los actuales administradores de la política sanitaria en Balears, la atención a la cronicidad constituye el pilar sobre el que se han de asentar las bases para el nuevo modelo sanitario del siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar