Las alergias, no sólo en primavera

La Dra. Sabina Ortega, alergóloga Hospital Juaneda Miramar

La Dra. Sabina Ortega, alergóloga Hospital Juaneda Miramar

A pesar de que existe la idea de relacionar la primavera con la alergia, no hay que olvidar que muchos alérgicos empiezan a padecer los primeros síntomas en los meses de otoño e invierno

Las suaves temperaturas de este invierno han provocado la eclosión temprana de los primeros pólenes de la temporada lo que se convierte en un quebradero de cabeza para los alérgicos de Baleares, que suponen más de un 20% de la población.

El buen clima ha provocado un aumento de las consultas de los especialistas en las últimas semanas. La doctora Sabina Ortega, alergóloga de Hospital Juaneda Miramar, explica: “el buen tiempo junto con la polinización de algunas plantas y árboles y la presencia de ácaros están afectando a las personas con problemas alérgicos. A pesar de que existe la idea de relacionar la primavera con la alergia, no hay que olvidar que muchos alérgicos empiezan a padecer los primeros síntomas en los meses de otoño e invierno”.

Uno de cada cuatro habitantes de Baleares es alérgico. La mayoría de las alergias están relacionadas con los ácaros, que registran una mayor incidencia durante los meses de invierno, y con el polen. Y en menor medida con los hongos, animales, alimentos u otros alérgenos. La Dra. Ortega, alergóloga de Hospital Juaneda Miramar, aclara que la mayoría de los pólenes presentan picos en la primavera: “el polen del Olivo, Parietaria, plátano de sombra, Gramíneas, tienen incidencia en la primavera, aunque algunas plantas polinizan fuera de esa estación, como es el caso del ciprés y el pino, con picos de polinización en los meses de febrero y marzo. Estas especies, el ciprés y el pino, suelen tener un uso ornamental y están cada vez más presentes en jardines, colegios y zonas rurales. En cambio, tanto los ácaros como los hongos tienen un comportamiento perenne, es decir, que se encuentran durante todo el año”.

La Dra. Ortega explica la importancia de no confundir una alergia con un catarro común ya que se precisan tratamientos diferentes: “lo importante es distinguir si la persona presenta un resfriado o una alergia.

Normalmente comparten una sintomatología similar con picor de ojos y nariz, lagrimeo, estornudos, congestión nasal, rinorrea acuosa… La duración de estos síntomas es lo que nos ayudará a diferenciarlos.

Si una persona pasa más de una semana con los síntomas típicos de resfriado tiene que consultar a un especialista porque podría tratarse de un cuadro alérgico. Es importante tener en cuenta que la alergia se puede dar en cualquier estación del año. Relacionar la alergia con la primavera es una falsa creencia”.

Diagnóstico

En los últimos años el número de enfermedades alérgicas se ha duplicado. La Sociedad Española de Alergología e Inmunología (SEAIC) calcula que entre el 15 y el 20% de la población española padece algún tipo de alergia, alcanzando el 40% entre los jóvenes.

Detectarla y tratarla a tiempo, mejorará la calidad de vida de los alérgicos Para los especialistas sigue habiendo pacientes sin diagnosticar.

Si bien es cierto, tal y como explica la Dra. Sabina Ortega, alergóloga de Hospital Juaneda Miramar, la alergia se puede manifestar de diferentes maneras: “cada paciente puede presentar diversos síntomas: estornudos, secreción nasal, picor en la nariz y ojos, lagrimeo, tos, erupciones en la piel e incluso dolores abdominales y diarrea. Los alergólogos recomendamos acudir a un especialista, primero para conocer la historia clínica; el motivo de la consulta, los síntomas presentados; y después realizar un tipo de prueba u otra para confirmar o descartar la presencia de alergia”.

La prueba a realizar ante una sospecha de alergia ambiental (ácaros, pólenes, hongos) es el Prick Test, que consiste en colocar en el brazo una serie de gotas, cada una de ellas es un alérgeno distinto, cuyo objetivo es producir una reacción local con forma de habón a los 15-20 minutos de su aplicación, considerándose en ese caso como positiva la prueba.

En caso de una sospecha de dermatitis de contacto se realizan las pruebas epicutaneas.

Consisten en colocar en la espalda del paciente las sustancias a testar, que las tendrá que llevar puestas 48 horas, momento en que se realiza la primera lectura y una segunda a las 72 horas. Existe una batería estándar y otras específicas como la de peluquería, metales o cosméticos.

Alergia alimentaria

Las alergias alimentarias, en algunos casos, son más difíciles de diagnosticar puesto que los síntomas son variados, desde una erupción en la piel hasta síntomas respiratorios o abdominales: “se puede dar el caso que un paciente ingiera un alimento y, de forma más o menos inmediata, note un picor localizado en la boca y/o los labios, Síndrome de alergia oral. Otra reacción que puede aparecer es el hinchazón en ojos, labios y lengua (Angiodema) y, por último, urticaria de contacto por el alimento” afirma la doctora Ortega.

Existen también otros tipos de alergia menos frecuentes como la alergia a los cosméticos, al tinte de pelo, los metales, a las picaduras de insectos y/o a los alimentos. Ante cualquier síntoma y/o duda se recomienda asistir a un profesional.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar