Miramar trata por primera vez dos tumores en el mismo procedimiento sin cirugía

Dr. Miguel Casares radió logo de Clínica Juaneda y Miramar.

Dr. Miguel Casares radió logo de Clínica Juaneda y Miramar.

El Doctor Miguel Casares, junto al equipo de rayos de Juaneda Miramar, ha realizado con éxito, por primera vez en la sanidad balear, la primera ablación renal en un paciente que tenía dos tumores en el riñón

El cáncer es una de las enfermedades más conocidas a nivel mundial. En España uno de cada tres varones y una de cada cuatro mujeres serán diagnosticados de cáncer a lo largo de su vida. A pesar del aumento del número de pacientes, la mortalidad está disminuyendo.

Principalmente se debe a los avances en el tratamiento, la prevención y el diagnóstico precoz. En la actualidad se desarrollan y se utilizan técnicas cada vez menos invasivas que están revolucionando el tratamiento de los pacientes con cáncer. Una de estas técnicas es la ablación por radiofrecuencia o por microondas.

El Dr. Miguel Casares, radiólogo de Clínica Juaneda y Miramar, se ha convertido en el primer médico en realizar una ablación por radiofrecuencia en las islas Baleares para curar dos tumores situados en el mismo riñón. El paciente fue valorado, y debido a sus circunstancias, se optó por intervenirle mediante esta técnica mínimamente invasiva.

Tal y como explica el Dr. Casares: “Se trataba de un paciente de alto riesgo quirúrgico que presentaba tres tumores: uno en el páncreas, del que ya había sido operado, y otros dos en uno de sus riñones. En este caso, no está indicado practicarle otra cirugía abierta puesto que podría conllevar complicaciones. Con la ablación pudimos curarle los dos tumores del riñón. Gracias al uso de esta técnica, el paciente está curado de sus tumores renales, cuándo antes solo podía recibir tratamiento paliativo para alargar su vida o bien perder ese riñón”.

El tratamiento de tumores renales en pacientes de alto riesgo quirúrgico con procedimientos ablativos mínimamente invasivos es posible, además las complicaciones son escasas.

La técnica

La ablación por radiofrecuencia (ARF) es un tratamiento mínimamente invasivo contra el cáncer. Es una técnica segura y efectiva, que usa la guía por imagen para colocar un electrodo-aguja a través de la piel en el centro del tumor, sin lesionar los órganos de alrededor. Se pasan corrientes eléctricas de alta frecuencia a través del electrodo, creando calor que destruye las células cancerígenas hasta eliminar la zona tumoral afectada. Es un tratamiento curativo que permite una mejor recuperación del paciente y reduce las complicaciones asociadas con la cirugía.

En este sentido, el Dr. Casares explica: “Se puede hacer una ablación renal sin necesidad de ingreso y hacer vida normal al día siguiente de la intervención. En nuestro hospital preferimos que el paciente ingrese 24 horas para poder hacer un mejor control y seguimiento”.

La alternativa a la ablación es la cirugía. En palabras del Dr. Casares: “En la cirugía se extrae una parte del riñón o todo el órgano, es un tratamiento invasivo, mientras que con la ablación renal conservamos más tejido real sano y la funcionalidad del riñón.

Otra de las ventajas de la ablación es que la recuperación del paciente es mucho mejor, la vuelta a la vida normal es más pronto, es menos dolorosa y existe una menor sensación de enfermedad posterior”.

Pacientes

La ablación por radiofrecuencia se recomienda principalmente a pacientes con tumores de hasta cuatro centímetros sin metástasis (sin tumores en otras localizaciones derivados del cáncer de riñón). Además es una técnica apta para cualquier edad, se puede realizar en pacientes mayores que podrían tener dificultad con la cirugía o la recuperación postquirúrgica.

En este sentido el Dr. Casares afirma: “La ablación por radiofrecuencia se puede realizar a pacientes que no son susceptibles de cirugía por diversas circunstancias: tener un solo riñón o tumores en ambos riñones, otras enfermedades que impiden la cirugía o se han sometido recientemente a una operación mayor”.

La clave de la técnica de la ablación es que se pueden curar tumores en pacientes sin quitarles el órgano, en este caso el riñón. Se cura una enfermedad como es el cáncer sin necesidad de abrir, de operar.

Además con la técnica de la ablación se pueden tratar otros tumores como tumores hepáticos, metástasis pulmonares y tumores de partes blandas, entre otros. Es un tratamiento curativo. Tal y como dice el Dr. Miguel Casares “un paciente entra con un tumor y sale sin él, sale curado, y sólo le hemos pinchado con una aguja”.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar