El temerario Armengolazo

Miguel Lázaro Ferreruela

Miguel Lázaro Ferreruela

No sabe en que jardín se ha metido. La presidenta, en respiración asistida y con cordón umbilical con Podemos, es única generando malentendidos sociales. Por cierto, ¿va a seguir apoyándola Podemos? ¿Cumple Podemos sus promesas preelectorales con respecto a rescatar los derechos de los trabajadores? Se impone volverse a leer su programa, sobre todo el punto 61.

La presidenta con premeditación, alevosía y marcada intencionalidad, (los hechos nos dan la razón), decidió con su sanedrín y con el grupo Mes suspender los acuerdos de la carrera profesional alcanzados cuatro meses antes. Hachazo a la negociación colectiva. Esto no lo hace una política de izquierdas.

Nos tenían ganas y han aprovechado la carrera para ajustar viejas cuentas. Resultado: 4.400 familias de los profesionales del IB Salut, han visto cercenados su derecho a la carrera profesional.

La presidenta desconoce que es la carrera profesional, por eso habla de plus, que tiene una significación negativa, ya que seria como un bonus que se hace cuando hay beneficios. Lo hace a propósito. Sus palabras confunden más que aclaran. Buscan manipular a los ciudadanos (no existe la ciudadanía Francina), desactivar las movilizaciones y generar un estado de opinión y de ambiente social inhóspito en contra de los funcionarios en general y de los médicos en particular.

Otro mojón más en esta aminadversión del sanedrín del Govern, contra los profesionales, es la intención abortada a última hora del jueves de que el Consell del Govern sacara un decretazo ley sobre la suspensión de los acuerdos de la carrera. ¡Un decretazo para un asunto como el de la carrera profesional, es decir matar moscas a cañonazos! Era una agresión con premeditación, alevosía, y sadismo. Todo para producir más indefensión jurídica. Para hacer más daño de forma innecesaria. La presión mediática y el no imitar a los decretazos de Bauza, hicieron que la racionalidad se impusiera a la emocionalidad negativa. (Es decir rabia y deseo de venganza).

A una presidenta del Govern hay que exigirle mucho más. No ha estado a la altura. Le falta un plus de prudencia y de responsabilidad. Y le sobran arrobas de demagogia y de maniqueísmo torticero.

Las estrategias que han seguido contra la carrera han pasado por las mentiras repetidas (si que había presupuesto para el 2015, tal como lo demostró la diputada del PP, Marga Prohens) y una vez desenmascarada salta a la yugular de los funcionarios y en un ejercicio mayúsculo de demagogia, los estigmatiza y demoniza “ como los malos” porque quieren “que se priorice su carrera” ( que no plus Francina, apréndetelo) frente a los “ pobres, a los que no comen y a los mas desfavorecidos”. Además de torpe, sobredosis de irresponsabilidad y de mala leche.

Ha actuado como una pirómana generando alarma social y desde su inconsciencia no se ha dado cuenta que sus ultima declaraciones generan un alto riesgo de tensión y de aumento de la conflictividad en la relación medico paciente y un gran desgaste en los profesionales. El colectivo funcionarial y de forma particular el colectivo médico esta indignado con esta sobreactuación, ya que demuestra un nulo respeto y reconocimiento social al colectivo.

La presidenta presenta el famoso “Síndrome de Robina Hood a la mallorquina”, solo que muy descontextualizado: Robin robaba a los ricos, no cobraba dietas y vivía en una cabaña en el bosque de Sherwood.

La impostura de la presidenta es fácil demostrable. Sus incongruencias dejan mucho rastro. Su discurso demagógico no es coherente con lo que hace: más asesores, más consellerias, más directores generales, sigue con las subvenciones a los partidos y a otras organizaciones y sobre todo mantienen sus sueldos y ella sus dietas.

A todos nos preocupan y queremos que haya rentas sociales y que se ayude a los más desfavorecidos y a los que están en situaciones de gran precariedad. Pero es obvio que somos los ciudadanos con nuestros impuestos los que los rescatamos.

Esta claro que la presidenta y Mes tienen prioridades, la primera, a los hechos me remito, ha sido disminuir el paro familiar y de amigos varios y por eso han colocado por idoneidad genético- afectiva a “la mallorquina” a todo el clan de parientes, afiliados, simpatizantes y subalternos de los aparatos del partido.

La corresponsabilidad es global, debe de ser asumida por todos y redistribuida de manera justa. No vale que los políticos no contribuyan a la caja común. Los políticos también tienen que pagar a escote.

Hagamos cuentas: con las dietas de la presidenta (22.300) euros, más de 50 familias se podrían acoger a la renta social básica, si todos los políticos se bajaran el sueldo un 5 % se beneficiarían mas familias, con los 800.000 euros de asesores mas de 1.600 familias, con los 5.500.000 de subvenciones pueden hacer ustedes los números.

Bien empiecen por ahí. ¿O es que ustedes mean colonia, sudan chanel 5 o cagan perlas? Por favor dejen de echar gasolina al fuego, sean más responsables y coherentes.

Dejen de predicar y no dar trigo. Cumplan con la ley. Los funcionarios no aceptaremos que nos conviertan en chivos expiatorios. Nos sobra autoestima y currículo, cosa que a ustedes les falta.

No admitimos que no den lecciones de ética. El compromiso y la profesionalidad la hemos demostrado durante los cuatro años últimos, con nuestra eficiencia, manteniendo la calidad asistencial y atendiendo a todos los inmigrantes sin papeles y excluidos de la tarjeta sanitaria. Simplemente decidía nuestra objeción de conciencia.

No olviden, en las encuestas de los ciudadanos, quienes ocupamos el primer lugar y quienes los últimos. Somos funcionarios. A mucha honra y si les fastidia, ya saben: la terapia del ajo.

Ah y recuerden que aun, aquí y ahora que estamos en derrota pero nunca en doma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar