Órganos de laboratorio, conocer las enfermedades del futuro o el desarrollo de la vacuna para el Alzheimer, los avances que vienen

hospitales-ibsalutRedacción
Pese a los últimos coletazos de la crisis los expertos prevén que en los próximos años el sector salud va a protagonizar conquistas que marcarán un antes y un después en la calidad de vida de las personas. La creación de órganos en laboratorio, conocer las enfermedades del futuro o la vacuna para el Alzheimer son algunos de esos avances esperados para los próximos diez años.

“Avances y retos de la Salud en España: Horizonte 2020” se ha presentado recientemente en Madrid de la mano de Joaquín Estévez, Presidente de Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA); Jaume Pey, Director General de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp); y Eloisa Alonso, Presidenta y CEO de Hill+Knowlton Strategies España, consultoría que ha creado este informe.

Este análisis, realizado por expertos de salud, recoge por primera vez, la visión de un total de diez expertos clave involucrados en el día a día de la agenda sanitaria nacional e internacional, sobre cómo afrontar el final de década. El objetivo es detectar hitos y cambios cruciales que tendrán lugar en los próximos años en los 360º que conforman el ámbito de la salud.

El informe recoge, entre otros las impresiones de Humberto Arnés, Director General de Farmaindustria; Jesús Ávila de Grado, Director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (Ciberned); Juan Carrión, Presidente de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).

También recoge las de Julio Mayol, Director de Innovación del Instituto de Investigación Sanitaria San Carlos (IdSSC); José Luis Poveda, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH); Angelo Luigi Vescovi, director científico de IRCCS-Casa Sollievo della Sofferenza di San Pio; y Peteris Zilgalvis, Jefe de Salud y Bienestar de la Dirección General de Redes de Comunicación, Contenido y Tecnología de la Comisión Europea.

Durante el encuentro se ha constatado que, a pesar de que estos últimos años han sido duros en cuanto a recortes y reformas, también se han producido progresos y optimizaciones. “El extraordinario talento de los profesionales de la salud ha permitido que, en condiciones tan adversas, hayan podido mantener un nivel asistencial excelente sin dejar de lado la investigación y las mejoras en muchos ámbitos”, ha subrayado Eloisa Alonso.

Y añadió que entre estos avances se encuentran los sistemas robotizados que van a sustituir de forma progresiva algunas funciones de seres humanos, saber qué enfermedades vamos a padecer en los próximos 10 años, una vacuna para el Alzheimer, la inclusión de la salud móvil (mhealth) en el Marco de Interoperabilidad Europeo o la creación de centros de referencia para el tratamiento de enfermedades raras.

Algunos de ellos ya están prácticamente aquí, otros tardarán unos años más en llegar. Entre estos últimos, se encuentra la creación de órganos en laboratorio que, en palabras de Julio Mayol, serán una realidad “en los próximos 5 o 10 años. Los primeros en llegar serían los riñones, que serán personalizados, hechos a la medida del que se ha perdido. Otros órganos como el hígado tardarán algo más”.

Para que éste y otros avances sean una realidad, deberán enfrentarse a dos de los principales hándicaps actuales del sector: el envejecimiento de la población, que suele ir acompañado de unas mayores necesidades sanitarias, y la cronificación de algunas enfermedades que, a diferencia de problemas más actuales pero puntuales como el descenso de la inversión, han venido para quedarse.

El actual panorama social y económico ha revolucionado la totalidad del sector, desde los laboratorios farmacéuticos, que han visto reducir sus ingresos, hasta la manera de actuar de los pacientes y familiares, cada vez más implicados y más dispuestos a ayudar con sus propios ahorros a la investigación médica, según detalla el renombrado especialista.

“Los pacientes cada vez van a jugar un papel más activo, ya que son la parte más importante del sistema sanitario, que debe promover que las personas se cuiden para tener una mejor salud durante más tiempo. Sin embargo, el empoderamiento del paciente dependerá de que podamos proporcionarles una información veraz y suficiente para la toma de decisiones”, apostilla Julio Mayol.

Pero aunque ha mejorado la implicación social y han aumentado las ayudas económicas de particulares a la investigación, los expertos señalan que todavía estamos lejos de la situación de países como Estados Unidos, donde la inversión privada en investigación es mayoritaria. En este sentido, aunque la esperanza de vida en España es de las más longevas del mundo, esto no siempre va acompañado de una buena calidad de vida.

Por otro lado, la escasez de recursos y de personal ha obligado a replantear procesos y metodologías de trabajo, introducir mejoras en gestión, eliminar trámites innecesarios, incidir en la implementación de nuevas tecnologías y, sobre todo, a ajustar costes. En muchos casos, se ha mejorado el rendimiento mediante la implementación de estrategias innovadoras.

Las ventajas de formar equipos de trabajo multidisciplinarios y la profesionalización de la gestión sanitaria son otros dos de los retos más apremiantes y solicitados surgidos en las entrevistas con los profesionales del sector y que quedan recogidas en el informe ‘Avances y retos de la Salud en España’.

“La falta de profesionalización al frente de los hospitales perjudica el funcionamiento del sistema porque, la mayoría de veces, este puesto es ocupado por un cargo político que no tiene los conocimientos ni experiencia, ni puede hablar en lenguaje técnico con médicos y enfermeras”, asegura Joaquín Estévez en las sesiones de análisis del estudio.

En este nuevo entorno que se está configurando, José Luis Poveda defiende el papel del farmacéutico hospitalario, que “se ha convertido en un aliado estratégico para garantizar la solvencia y la sostenibilidad del SNS”. Otro de los aspectos en el que se ha empezado a prestar especial atención es el de la prevención, como estrategia para el ahorro económico y de recursos.

“Los productos de autocuidado tienen mucho que decir en este campo”, en palabras de Jaume Pey. El Director General de Anefp ha explicado que este término engloba los medicamentos sin receta, a base de plantas, homeopáticos, productos de dermocosmética, a lo que se conoce como grupo de productos sanitarios y a los complementos alimenticios.

Jaume Pey ha defendido durante su intervención que “un país con un sector de autocuidado fuerte seguro que va a tener un sistema sanitario fuerte ya que, al utilizar estos productos, vamos a tardar más en ser pacientes, contribuyendo a que se puedan dedicar más recursos al cuidado de las personas que realmente lo necesitan y que están enfermas”.

Tampoco hay que olvidarse, según los expertos, del entorno y familiares de los enfermos y personas mayores. A diferencia de otros países, en España es frecuente que sean las propias familias las que se hagan cargo de los mayores o dependientes. Para la sanidad pública española esto supone una gran descarga y de ahí la importancia de seguir buscando fórmulas para cuidar a los cuidadores.

En definitiva, señalan los expertos, se trata de conseguir un sistema de salud sostenible, con una factura médica controlada para garantizar el acceso futuro de los pacientes a las innovaciones terapéuticas, un acceso que debe ser equitativo. Las industrias farmacéutica y sanitaria serán determinantes.

La industria farmacéutica innovadora es el paradigma de un nuevo modelo económico en el que debe basarse España para recuperar un papel predominante en nuestro entorno: a través de la innovación representa un verdadero motor para el desarrollo de las economías modernas.

Como sector, combina de forma intensa y exitosa tres palancas esenciales: producción, internacionalización e innovación, unidas a un capital humano de primer nivel, “El futuro está en nuestras manos y en ser capaces de comunicar también de manera eficiente los nuevos avances”, concluye Eloisa Alonso, uno de los expertos que analiza la situación.

Hill+Knowlton Strategies es una consultora de comunicación líder a nivel internacional, que da servicio a clientes locales, multinacionales y globales. La firma tiene su sede en Nueva York, con más de 86 oficinas en todo el mundo, así como una extensa lista de asociados. La agencia forma parte del grupo WPP, el grupo de servicios de comunicación más grande del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar