“En Oftalmedic sabemos que la visita al oftalmólogo es crucial para el diagnóstico de la alergia ocular”

ELIZABETH FERNÁNDEZ PÉREZ ES LICENCIADA EN MEDICINA Y CIRUGÍA

ELIZABETH FERNÁNDEZ PÉREZ ES LICENCIADA EN MEDICINA Y CIRUGÍA

Elizabeth Fernández Pérez es licenciada en Medicina y Cirugía y Máster en Patologías de la Córnea y la Superficie Ocular por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente forma parte del equipo médico de Oftalmedic.

P.- ¿Qué es la alergia ocular?

R.- La alergia ocular es una respuesta exagerada del sistema inmunológico del ojo ante una partícula externa (alérgeno) que irrita la conjuntiva, una delicada membrana que cubre el ojo y la parte interior del párpado.

P.- ¿Qué es un alérgeno?

R.- El alérgeno es una partícula del ambiente, ajena al ojo, generalmente de estructura proteica, que en personas susceptibles, puede desencadenar una respuesta local. Los alérgenos más comunes son los ácaros del polvo doméstico, los pólenes, pelos de mascotas, esporas de hongos, hongos domiciliarios (de lugares húmedos como el baño y cocina) y los cosméticos. Para que se produzca una respuesta alérgica necesitamos que el ojo se sensibilice al contacto con el alérgeno, y esto puede ocurrir en días, semanas, meses o años. En nuestros días, donde las condiciones ambientales climáticas son extremadamente variables, con fuertes vientos, alta temperatura y humedad, y gran contaminación del ambiente, el ojo recibe a los alérgenos en mayor proporción, y el sistema inmune lo toma como una agresión que debe ser detenida. Mínimas respuestas diarias del sistema inmune, hacen que se vaya produciendo la mencionada sensibilización sin síntomas visibles hasta que un día la respuesta se hace mas grande, y los síntomas aparecen.

P.- ¿Son iguales todas las alergias oculares?

R.- Existen dos tipos principales de alergias oculares: La Conjuntivitis Alérgica Estacional en la que el paciente reacciona a alérgenos estaciónales como el polen de los árboles, del césped o del campo en general. La gravedad de la alergia dependerá de la estación del año y del tiempo que se pase al aire libre. Por otro lado existe la Conjuntivitis Alérgica Perenne que se produce como respuesta a alérgenos propios de lugares cerrados como por ejemplo, ácaros de polvo, moho, pelos de mascotas, humo, productos químicos y los síntomas tendrán lugar todo el año. Existen otros procesos alérgicos, mucho más complejos, como la Conjuntivitis Vernal que suele ser más frecuente en los niños, la Gigante Papilar asociada al uso de lentes de contacto o la Queratoconjuntivitis Atópica que es la forma clínica mas grave ya que puede ocasionar ceguera.

P.- ¿Cuáles son los síntomas?

R.- La Conjuntivitis Estacional se caracteriza por prurito y sensación de ardor o dolor punzante, lagrimeo o enrojecimiento del ojo. Los síntomas evolucionan con exacerbaciones y remisiones durante toda la estación alérgica. La forma Perenne se expresa mediante signos clásicos como son la congestión de los vasos sanguíneos, y el edema de conjuntiva y párpados. Las alergias oculares también pueden causar goteo nasal, estornudos, tos, picor en la nariz o la garganta y dolor de cabeza sinusal. En Oftalmedic recomendamos acudir a la consulta ante cualquiera de estos síntomas para poder determinar de qué tipo de alergia se trata y tratarla correctamente.

P.- ¿Es complicado el diagnóstico?

R.- Para el diagnóstico de la conjuntivitis alérgica no se requiere de pruebas especiales, ya que a menudo, el oftalmólogo puede identificar la presencia de la alergia basándose únicamente en los síntomas y en el examen físico realizado en consulta. No obstante en algunos casos es necesario recurrir a pruebas cutáneas y análisis de sangre.

P.- ¿Cuál es el tratamiento?

R.- El tratamiento de la alergia ocular dependerá de la gravedad de la reacción. El primer paso consiste en el control ambiental o preventivo, por lo que recomendamos:

• Evitar o minimizar la exposición al agente causal

• Evitar el polvo, el humo y el tabaco

• Mantener una humedad relativa adecuada mediante el uso de humidificadores

• Evitar la exposición a perros, gatos y otros animales a los cuales pueda ser alérgico

• Viajar con las ventanillas del coche cerradas

• Usar gafas de sol y evitar la exposición al viento

• Si usa ordenador, acordarse de parpadear, mantener la pantalla mas baja que los ojos y descansar 5 minutos cada 30 minutos

Por otra parte, existen muchas gotas y pomadas que brindan alivio, así como también antihistamínicos. Tanto las lagrimas artificiales como las compresas frías también pueden brindar alivio para los ojos rojos, acuosos o con prurito. En ocasiones es necesaria la utilización de vacunas e inmunoterapia específica, siempre bajo control y seguimiento de un alergólogo u oftalmólogo. El cumplimiento del tratamiento es muy importante para garantizar una calidad de vida óptima, pues hay muchas personas que piensan “lo dejo, total después se me pasa cuando termine la estación” pero es crucial evitar que pueda pasar a la fase crónica donde empiezan a jugar los fenómenos inflamatorios. Si uno deja libre el curso del proceso, puede terminar con lesiones serias en el ojo, sobre todo en la córnea con secuelas que pueden incluso conducir a la ceguera. En Oftalmedic insistimos en que por más que parezca banal o una simple irritación, lo importante es hacer una consulta con el oftalmólogo, porque con un buen tratamiento se corta el ciclo y evitamos complicaciones.

P.- ¿Aqué edad se puede padecer alergia ocular?

R.- Los casos de alergia ocular pueden presentarse a cualquier edad, aunque generalmente son más frecuentes en niños y jóvenes. Es muy importante tratarla correctamente para, como decíamos, evitar que se cronifique.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud