“En Oftalmedic recomendamos a los familiares directos de pacientes con queratocono exámenes visuales periódicos”

Cristina Bofill es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona

Cristina Bofill es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona

Cristina Bofill es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona y especialista en Oftalmología por la misma universidad. Desde el año 1989 forma parte del equipo medico de Oftalmedic, donde realiza labores como oftalmólogo general y forma parte de la sección de cirugía refractiva de dicho centro.

P.- ¿Qué es el queratocono?

R.- El queratocono es una afección ocular producida por un adelgazamiento progresivo de la zona central o paracentral de la córnea que modifica su forma esférica por una cónica. Queratocono literalmente significa córnea en forma de cono. Esto origina un astigmatismo que distorsiona las imágenes y disminuye la visión. El queratocono es actualmente la primera causa de trasplante corneal en pacientes jóvenes.

P.- ¿Por qué se produce?

R.- Es mayoritariamente hereditario, aunque puede aparecer de forma esporádica. Algunos estudios lo relacionan con la alergia ocular y otros lo asocian a los pacientes llamados “frotadores crónicos”.

P.- ¿Cómo se manifiesta?

R.- El principal síntoma es una disminución de agudeza visual seguida de la aparición o del aumento repentino del astigmatismo. Hay que tener en cuenta que el astigmatismo, a diferencia de la miopía y la hipermetropía, no suele evolucionar de forma natural con la edad.

P.- ¿Cómo se puede prevenir?

R.- No existe prevención frente al queratocono, aunque sí existen tratamientos para frenarlo. La detección precoz es básica en cuanto al pronostico, ya que las formas avanzadas pueden requerir un trasplante de cornea. Detectándolo precozmente, cuando es prácticamente asintomático, las posibilidades terapéuticas aumentan considerablemente. Las formas leves no producen alteración visual y sólo se diagnostican con estudios topográficos, por ello en Oftalmedic recomendamos a los familiares directos de pacientes con queratocono que se sometan a exámenes visuales periódicos, ya que podrían padecer la enfermedad. Es especialmente importante promover revisiones oculares entre los niños, adolescentes y jóvenes ya que son la población de mayor riesgo.

P.- ¿Cuál es su tratamiento?

R.- El tratamiento varia según el grado en que se encuentra la enfermedad. Hasta hace años los casos mas leves de queratocono eran tratados únicamente con gafas, ya que estas proporcionan una buena visión en estadios iniciales de la enfermedad. Cuando la enfermedad estaba más avanzada el paciente precisaba el uso de lentes de contacto rígidas para corregir el astigmatismo irregular. Actualmente tenemos la posibilidad de frenar la evolución del queratocono. Los casos leves requerirán un crosslinking corneal que evita en un 95% la progresión del cono estabilizando la cornea. Casos más avanzados requerirán el uso de anillos intraestromales para corregir el elevado astigmatismo que produce la enfermedad. Casos más graves tendrán como única solución la queratoplastia o trasplante de córnea. Una vez más insistimos la detección precoz para evitar llegar a este último estadio.

P.- ¿En qué consiste un trasplante de córnea?

R.- Consiste en reemplazar el tejido corneal opaco por tejido sano obtenido de un donante fallecido. Está indicado para diferentes patologías corneales y actualmente es el trasplante de tejido más practicado en todo el mundo. Es una cirugía de buen pronóstico. El mayor riesgo es el rechazo o fracaso final del injerto, que puede ser consecuencia de múltiples factores, que van desde el sistema inmunológico del paciente hasta una técnica quirúrgica inadecuada o un mal cuidado postoperatorio por parte del paciente.

P.- ¿Cómo ha avanzado la técnica del trasplante de córnea?

R.- Hace años cuando se sufría una lesión en cualquier capa de la córnea, había que trasplantar toda la córnea. Actualmente, las nuevas tecnologías permiten que, en aquellos pacientes que tienen afectada únicamente una capa, se pueda trasplantar solo la estructura dañada, es lo que llamamos trasplante lamelar.

P.- ¿En qué casos se requiere un trasplante completo de córnea?

R.- En aquellos pacientes con lesiones que afectan a varias capas de la córnea se requiere un trasplante completo de la misma, que sigue dando muy buenos resultados. Se debe realizar un examen oftalmológico completo además de las pruebas preoperatorios. La intervención dura entre 30 y 40 minutos y se realiza con anestesia local más sedación. Hay que evitar esfuerzos durante las 3 primeras semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud