Los estudios demuestran que la meditación se muestra eficaz para combatir el dolor y la ansiedad

meditacion-profundaUna meditación plena puede ser beneficiosa para intentar combatir factores como la ansiedad, la depresión o el dolor, según han destacado investigadores estadounidenses en un reciente estudio.

Esta investigación ha consistido en revisar 47 estudios antiguos, que aglutinaban a más de 3.500 encuestados, en los que se constató una cierta evidencia que indica que la meditación puede ayudar a tratar este tipo de problemas. Además, la investigación ha determinado que no afecta ni al estado de ánimo ni al sueño.

En este sentido, el director del estudio llevado a cabo en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, el doctor Madhav Goyal, señala que meditar “no implica sentarse y no hacer nada, sino que es un entrenamiento activo de la mente para incrementar la atención”.

La llamada meditación plena está enfocada a permitir a la mente prestar atención a cualquier pensamiento que perciba, tales como los sonidos del ambiente, sin estar demasiado concentrado. Por su parte, la meditación mantra se centra en concentrarse en una palabra o un sonido en particular.

En este nuevo estudio, los investigadores buscaron en diversas bases de datos electrónicas donde vieron que se recomendaba a personas con problemas de ansiedad, dolor o depresión que practicasen meditación u otro tipo de actividad. Estas pruebas, aleatoriamente controladas, están consideradas el mejor estándar de la investigación médica.

Tras recopilar toda la información, el equipo liderado por Goyal detectó que entre un 5 y un 10 por ciento mejoraba en los síntomas de ansiedad entre la gente que realizaba una meditación plena, en comparación con aquellos que realizaban otra actividad. También comprobaron que entre un 10 y un 20 por ciento de las personas que practicaban la meditación, mejoraban sus síntomas de depresión con respecto a quienes realizaban actividades distintas.

En cuanto al dolor, la meditación también reducía estos síntomas, aunque los investigadores no han podido determinar qué tipo de dolor era el que más se beneficia de los efectos de la meditación.

Con estos resultados, Goyal ha admitido que “esto es similar a los efectos que otros estudios han concluido sobre el uso de antidepresivos en grupos de población similar”. Aún así, los beneficios de la meditación no superaban los que se asocian normalmente con otros tratamientos, como los farmacológicos o el ejercicio.

De todos modos, el aspecto que los investigadores resaltan en el estudio es que hallaron ciertos indicios de que la meditación podía ayudar a mejorar el estrés y la salud mental en general, aunque no existía una evidencia manifiesta de que esto fuera totalmente cierto, ni que la meditación influyese de un modo positivo en el estado de ánimo, la atención, los hábitos alimenticios, el sueño o el peso.

Para Goyal, “los médicos deben estar preparados para hablar con sus pacientes sobre el rol que los programas de meditación podrán tener cuando se detecta estrés psicológico, particularmente cuando los síntomas son leves”.

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud