Detectan el mecanismo por el cual los mosquitos se sienten atraídos hacia la piel humana

mosquitoALBERTO ARIZA.- Una reciente investigación realizada por científicos de la Universidad de California, con sede en Riverside (Estados Unidos), explica que los mismos receptores en el palpo maxilar de los mosquitos que detectan el dióxido de carbono de la exhalación humana son los que encuentran el olor de la piel. Esta circunstancia explicaría por qué los mosquitos son atraídos por el olor de la piel humana, incluso en ausencia de dióxido de carbono (CO2), como ocurre, por ejemplo, con el olor que desprenden los calcetines y la ropa usada o la ropa de cama.

El olor del dióxido de carbono que exhalan los seres humanos atrae a los mosquitos hembra, que pueden transmitir enfermedades mortales como la malaria, el dengue, el virus del Nilo Occidental y la filarisis. Los insectos son capaces de rastrear ese olor incluso a distancia, pero, una vez que se acercan a las personas, a menudo se alejan de esa zona de exhalación y se dirigen hacia áreas expuestas, como tobillos y pies.

“Fue una verdadera sorpresa cuando encontramos que las neuronas del receptor de CO2 de los mosquitos, designado CPA, es un detector muy sensible de varios olores de la piel, siendo, incluso, mucho más sensible a algunas de estas moléculas de olor, en comparación con el CO2”, aseguró Anandasankar Ray, profesor asociado en el Departamento de Entomología de Riverside e investigador principal del proyecto.

Siguiendo su argumentación, “durante muchos años nos habíamos centrado sobre todo en el complejo de antenas de los mosquitos para buscar los receptores del olor humano de la piel, e ignoramos los órganos palpo maxilares más simples”. El nuevo hallazgo de que la neurona olfativa sensible al CO2 también es un detector de la piel humana resulta fundamental, porque identifica este doble receptor como un objetivo clave para interrumpir este comportamiento y controlar la transmisión de enfermedades.

Para probar si la activación de CPApor el olor humano es importante para la atracción de los mosquitos, los científicos idearon una novedosa estrategia basada en la química que cierra la actividad de CPA en el ‘Aedes aegypti’, el mosquito transmisor del dengue. Entonces, probaron el comportamiento del mosquito ante el olor del pie humano y detectaron que la atracción del mosquito hacia esa olor se reduce considerablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud