IBACMA da un paso más y crea su Unidad de Mano catastrófica

Los doctores Xavier Terrades y Guillem Salvà, se ha convertido en la última década en el máximo referente de las islas en lo que a Cirugía de Mano y Microcirugía.

Los doctores Xavier Terrades y Guillem Salvà, se ha convertido en la última década en el máximo referente de las islas en lo que a Cirugía de Mano y Microcirugía.

El equipo de cirujanos formado por los doctores Xavier Terrades y Guillem Salvà, se ha convertido en la última década en el máximo referente de las islas en lo que a Cirugía de Mano y Microcirugía se refiere. En los próximos días, Juaneda presenta en sociedad su nueva Unidad de Mano catastrófica en la Policlínica Miramar. Un paso más hacia la hiperespecialización en mano y muñeca con un objetivo muy concreto: que sus pacientes recobren la máxima funcionalidad posible de sus manos y que mejore su calidad de vida.

IBACMA(Institut Balear Cirugia de la mà) presenta oficialmente su Unidad de la Mano Catastrófica en el salón de actos de la Policlínica Miramar. Será el próximo día 3 de Diciembre a las 17 horas. Toda una oportunidad para conocer lo último en cirugía de mano y microcirugía. Este nuevo proyecto, liderado por los doctores Terrades y Salvà, les coloca en la vanguardia de la cirugía de la mano.

En estos años han tratado todo tipo de patologías desde casos de artrosis y artritis a traumatismos o infecciones, aunque lo que sin duda llama más la atención, suele entrar por la puerta de urgencias: traumatismos por accidente que terminan con una amputación y requieren de un reimplante. Lo sabe bien el reputado cirujano, Guillem Salvà, con presencia en la sanidad pública y en la sanidad privada, que matiza que: “los casos de microcirugía y reimplante que realizamos cada año no sobrepasan la docena, pero suelen tener mucha repercusión mediática. Devolver la sensibilidad y la función a los dedos o la mano se convierte siempre en todo un reto. Después de un reimplante normalmente se consigue una recuperación de la sensibilidad de aproximadamente un 80%, y alrededor de un 50% de la movilidad normal, lo que propicia una movilidad suficiente para llevar a cabo la gran mayoría de las actividades de la vida cotidiana.

Aunque la estadística fuese menor, siempre es preferible un dedo o una mano con sensibilidad y que funcione, a una prótesis”. Tesis que comparte el también referente en cirugía de la mano, el Dr. Terrades, que combina su actividad médica entre la Sanidad pública y la privada, y que añade: “Realizar intervenciones tan complejas implica la hiperespecialización de los cirujanos y el apoyo de las nuevas tecnologías. Tratamos todo tipo de casos. Aveces llega un paciente que ha sufrido la amputación de una de sus extremidades superiores, y es muy importante estudiar si es posible el reimplante, ya que necesitamos que el miembro se encuentre en buen estado. Otras veces, a lo que nos enfrentamos es a un dedo totalmente aplastado. Cada caso implica un abordaje diferente. Los tratamientos son cada vez menos invasivos y en el quirófano trabajamos con microscopios, instrumental quirúrgico específico para la microcirugía y materiales de sutura especiales. Las suturas que utilizamos para reparar los nervios y las arterias tienen un grosor menor que un cabello”. Aunque, a nivel de consultas, lo más frecuente es tratar enfermedades que aparecen con la edad, afectan a casi toda la población y que empiezan a manifestarse entre los 45-50 años, como son la artrosis y la artritis reumatoide. El Dr. Terrades insta a “desterrar la falsa creencia de que no se puede hacer nada en relación con la artrosis que afecta a cualquier articulación en la muñeca o en la mano. Los pacientes con artrosis pueden tener una calidad de vida mejor gracias a las nuevas técnicas quirúrgicas que aplicamos en la actualidad: prótesis para la articulación de la base del pulgar, prótesis en las articulaciones interfalángicas, fijaciones de las articulaciones, reparaciones de ligamentos y cirugía artroscópica de la muñeca”. Pasa lo mismo con la artritis reumatoide. “Para algunos casos rebeldes a los tratamientos médicos indicados por el Reumatólogo, en el Instituto Balear de Cirugía de la Mano, disponemos de un amplio abanico de posibilidades terapéuticas, que abarcan desde tratamientos conservadores como la colocación de férulas personalizadas hasta procedimientos quirúrgicos como la cirugía protésica de muñeca y dedos” indica el Dr. Guillem Salvà.

Otra lesión frecuente es la fractura de la muñeca que se puede tratar de forma efectiva sin cirugía o, si la lesión es compleja, mediante tratamiento quirúrgico haciendo una reducción abierta de los huesos y colocando una placa con tornillos para fijar el hueso. De este modo se obtienen dos ventajas ya que se acorta el tiempo de inmovilización y el postoperatorio, y además se asegura una reconstrucción más anatómica de la articulación.

Este equipo de cirujanos trata de forma especializada todo tipo de patologías que afectan a la mano y a la muñeca. Ahora inaugura la Unidad de Mano catastrófica además de continuar con su consulta en Policlínica Miramar y de ampliar su cobertura médica incorporando consulta en Juaneda Inca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud