“El gasto sociosanitario supone el 70%, por lo que hay que darle sostenibilidad”

Rafael Romero, recientemente nombrado director gerente de Gestión Sanitaria de Mallorca (GESMA, la empresa pública del Govern, gestionada por el Ibsalut, proveedora de servicios sociosanitarios) prepara el VIII Congreso Nacional sobre esta materia que se celebrará en Ibiza. Romero, con amplia experiencia en este ámbito de la gestión sanitaria, analiza en esta entrevista los riesgos de sobredimensionar, por una inadecuada gestión, el gasto sociosanitario, un gasto que debe optimizarse para contribuir a la sostenibilidad del sistema. Pero ello sin bajar ni en un solo momento la guardia para mantener y mejorar la calidad de la atención, lo que pasa por la coordinación transversal, la especialización y el trato humano y digno al paciente, que es por quién se hace todo.


P.- En breve tendrá lugar en Palma el VIII Congreso Nacional de Atención Sociosanitaria, que este año se reúne en Ibiza. ¿Cuáles serán las claves, los desafíos de este encuentro?

R.- Este congreso, del que ya celebramos efectivamente su octava edición, constantemente en desarrollo, tendrá por lema “un grito a la vida” y tratará la atención a la cronicidad en la comunidad, entre otros aspectos de importancia. Hay que tener en cuenta la gran importancia social y sanitaria que tiene el hecho de que un altísimo porcentaje de personas entre 60 y 70 años lleguen a esa edad con problemas cronificados de salud complicados con pluripatologías, una cronificación que se va produciendo a medida que se envejece. Por eso el congreso se esforzará en ahondar en las necesidades asistenciales a ese colectivo, que cada vez es mayor dado el aumento de la esperanza de vida. Es importante por ello que se preste atención al abordaje multidisciplinar, a la gestión y al ámbito sociosanitario, como se hará en este congreso.

P.- ¿Cuál es la importancia real del fenómeno de la cronocidad?

R.- Hay datos que señalan que en 40 años las personas mayores de 64 serán el doble y alcanzarán el 32%. En 2050 habrá 1,7 personas activas por cada mayor. Esto es consecuencia de la inercia que llevamos por las tasas de natalidad bajas, que en España son de las más bajas. Otro dato importante es que un 70% del gasto sanitario se va a los enfermos crónicos. Esto muestra la necesidad de hacer lo necesario para la sostenibilidad del sistema. Existe prácticamente una evidencia derivada del consenso de los expertos de la necesidad que tendrá de crecer en el futuro la asistencia sociosanitaria dado que cada vez habrá más personas mayores y con ello más personas con patologías cronificadas.

P.- Y todo eso cuesta dinero.

R.- Así es. Y hay que tener en cuenta que una buena gestión es más barata que una cara. Y eso no es solo una perogrullada. Si hacemos una buena estructuración de la atención sociosanitaria y de su gestión, ésta será más barata que una mala actuación. Eso hará que su impacto en el gasto sociosanitario sea menor y con ello se contribuirá a la sostenibilidad del sistema. Si somos más eficientes –siempre dándole al paciente la atención de mayor calidad posible –estaremos actuando sobre un gasto que de otra manera será mayor. El ámbito sociosanitario ha de asumir la cronicidad y eso supondrá un menor gasto y un mejor funcionamiento que si se atiende como tradicionalmente se venía haciendo desde los hospitales de agudos.

P.- Calidad y ahorro.

R.- Es que estas medidas no solo hay que tomarlas por el ahorro, que en estos momentos de crisis está tan de moda. Sino también por la calidad. Si algo pide el paciente es que le den lo que necesita, cuando lo necesita y donde lo necesita. Y es por ahí por dónde va el ámbito sociosanitario. Para ello es necesario desarrollar la mejor colaboración transversal. En esto es fundamental el papel de la Atención Primaria, que normalmente es el primer contacto del paciente con el sistema sanitario y viceversa. Hay que desarrollar políticas de coordinación interna efectivas entre el proveedor de servicios sanitarios –en nuestro caso GESMA –y la Atención Primaria. Y eso genera además mayor calidad por la especialización.

P.- ¿A qué se refiere?

R.- En estos momentos todo tiende a especializarse, las unidades de cuidados intensivos, las Urgencias… cuando el paciente es una persona mayor y con una patología o varias cronificadas, lo que probablemente quiera es estar atendido por un profesional especializado en este ámbito. Esto es lo que ofrecen los hospitales sociosanitarios, dado que afortunadamente en los últimos tiempos se ha avanzado mucho en la formación especializada de los profesionales sanitarios en este ámbito.

P.- ¿Qué novedades se tratarán en el VIII Congreso Nacional de Atención Sociosanitaria?

R.- Vamos a tratar novedades en multitud de aspectos. Uno de estos aspectos va a ser el estudio y la adaptación a la atención sociosanitaria de las nuevas tecnologías, de las tecnologías de la información. Las TIC nos pueden ofrecer un apoyo muy importante en la coordinación transversal de los servicios de atención primaria, hospitalaria y centros sociosanitarios. En otro aspecto que nos vamos a fijar es en recordar que el centro de todo ha de seguir siendo el usuario, la persona, por lo que es muy importante fijarse y elevar los niveles de dignidad, ética y humanización, teniendo en cuenta que el usuario de los centros sociosanitarios es una persona mayor. También se va a hacer especial incidencia en la prevención de la dependencia ligada a la pluripatología cronificada. Hacer una prevención en este ámbito evitará este tipo de afecciones o suavizará su impacto en el futuro.

P.- La interesante perspectiva del autocuidado.

R.- Es importante potenciar el autocuidado y la responsabilización del paciente. Hay que tener en cuenta que en los últimos años, con la incorporación de la mujer al trabajo y la sociedad el ámbito familiar, sobre el que descansa en muchas ocasiones el cuidado a este tipo de pacientes, ha cambiado. De modo que desde las administraciones sanitarias tenemos que asumir estos cambios y dar otro tipo de respuesta. El autocuidado, todo lo que podamos hacer en este sentido va a redundar en la mejor calidad de vida de las personas. Tanto antes de que se produzca la enfermedad y tal vez para evitarla, concienciando sobre la importancia de los hábitos alimentarios, deportivos, de los peligros de los excesos del trabajo. Todo ello permitirá evitar la enfermedad o reducir su impacto. Desde las instituciones públicas tenemos que impulsar estas enseñanzas a la población.

P.- ¿Cómo será el congreso?

R.- De ámbito nacional, con participación de profesionales y especialistas de toda España. Vendrán los consejeros de salud de Castilla La Mancha y de Valencia y como no, nuestro conceller Antoni Mesquida, que estará especialmente atento al congreso. En cuanto a los profesionales sanitarios, vendrán de todas las áreas. Hace unos años organizamos el tercer congreso y vimos que el sector estaba en expansión. Puyes hoy, organizando este octavo congreso, vemos que esa expansión sigue estando al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud